30 abril 2014

TORRENTE EN STAMFORD BRIDGE


Hoy es un gran día para los futboleros en general y para los seguidores del Atlético de Madrid en particular. Semifinal de la Liga de Campeones. Juegan el Chelsea y el Atlético de Madrid en Stamford Bridge. Mourinho y Simeone son dos entrenadores que dirigen a sus equipos casi como si fueran una secta: sólo así se puede entender la transformación de Willian y Eto´o en dos máquinas de obedecer órdenes que repugnan a sus naturalezas futbolísticas, y sólo así se puede entender que ningún jugador atlético se aparte un milímetro del “partido a partido”. Hay entrenadores que deciden su estrategia a partir de los jugadores disponibles, y hay entrenadores que imponen su estrategia sin que les importen los nombres de sus jugadores. Mourinho y Simeone pertenecen a la segunda categoría. Si Mourinho dirigiera al Barça (uf), Messi y compañía jugarían como el Chelsea. Si el Cholo Simeone dirigiera al Madrid, Ronaldo y compañía jugarían como el Atlético de Madrid. ¿Y qué ocurre cuando se enfrentan dos sectas en una semifinal de la Liga de Campeones? Que el partido termina 0-0.

El partido Chelsea-Atlético de Madrid será emocionante, pero no será un buen partido porque es muy difícil ver un buen partido de fútbol cuando juega el Chelsea. La película “La jungla: un buen día para morir”, quinta entrega de las aventuras de John McClane, es una película emocionante, pero no es una buena película. Ver jugar al Chelsea es como ver una película de la saga de “La jungla de cristal”: nadie se sale del guion, todo sucede como tiene que suceder, están prohibidas las innovaciones y, al final, el Chelsea gana en Anfield y amarga al Liverpool, y John McClane gana en Moscú y amarga los planes de los malos. El Chelsea casi nunca juega bien, pero gana muchos partidos porque sus jugadores siempre están en el lugar y el momento correctos. John McClane casi nunca vive bien, pero gana muchos espectadores porque siempre está en el lugar y momento equivocados. ¿Qué tiene que hacer el Atlético de Madrid para ganar o empatar con goles en Stamford Bridge? Algo diferente. No se puede ganar a John McClane intentando ser como John McClane, pero sí se puede meter un gol a John McClane disfrazándose de Torrente. Si yo fuera Simeone, diría a Diego Costa y compañía que se movieran por el terreno de juego como se mueve Torrente apatrullando la ciudad. Con música de El Fary, por supuesto. John McClane 0-Torrente 1.

29 abril 2014

LA RULETA DE LOS TARDÍGRADOS

Entre las apasionantes novedades que el nuevo “Cosmos” de Neil deGrasse Tyson presenta respecto del original “Cosmos” de Carl Sagan destacan las frecuentes referencias a los tardígrados, unos microscópicos animales -entre 0,1 y 0,2 mm de longitud- que muestran unas increíbles capacidades de supervivencia en los entornos más extremos. Sobreviven en el interior del hielo de los polos y dentro de la lava de los volcanes. Soportan cuatro años sin agua ni alimento. Resisten medios extraordinariamente ácidos y extraordinariamente alcalinos. Llevan en el planeta casi quinientos millones de años, más que la inmensa mayoría de las especies existentes. Soportan seis mil veces más presión atmosférica que usted y ochocientas veces más radiación que yo. Han demostrado su capacidad de superviviencia en el espacio exterior sin ningún tipo de protección. Han sobrevivido a las cinco extinciones masivas de la historia de la vida. Cuando toda la vida del planeta esté a punto de desaparecer tan sólo quedarán las cucarachas; cuando incluso las cucarachas se extingan, seguirán caminando los tardígrados.

El tardígrado de la programación televisiva es “La ruleta de la suerte”. Es un programa microscópico e invencible. Con un matiz u otro, lleva veinticinco años entre nosotros. Ha visto aparecer y desaparecer miles de programas. Han nacido, muerto y resucitado cadenas enteras mientras Jorge Fernández sigue sonriendo liderando su franja horaria sin que nadie le preste la menor atención. Los realities pelean furibundos: “La ruleta de la suerte” sobrevive. Llega la edad de oro de las grandes series de televisión: “La ruleta de la suerte” sobrevive. El padre Apeles, Belén Esteban, Paco Marhuenda, “La ruleta de la suerte” sobrevive. En medio del espacio exterior, bajo un holocausto nuclear, en la monarquía o en la república. Cuando toda la televisión que conocemos haya desaparecido tan sólo quedará “Saber y ganar”; cuando incluso “Saber y ganar” se haya extinguido del espacio radioeléctrico “La ruleta de la suerte” seguirá girando.

28 abril 2014

VIVAN LOS COCHES Y LA LENCERÍA



¿A quién va dirigido el nuevo anuncio publicitario de ING Direct que utiliza unas imágenes de Bob Dylan haciendo el chorras a mediados de la década de los 60? No lo entiendo. Si Bob Dylan te resulta indiferente, sus bobas imágenes de hace cincuenta años no aumentarán las probabilidades de que abras una cuenta en el banco naranja. Si Bob Dylan te resulta un peñazo insoportable, el spot incluso reducirá ligeramente tus intenciones de que te guarden el dinero los holandeses ésos. Pero sobre todo, muy sobre todo, si eres un seguidor acérrimo del mejor escritor de canciones de todos los tiempos, si consideras que ha escrito y grabado diez o doce de los mejores discos del siglo XX y uno de los mejores discos del siglo XXI, si tienes tan gastados sus vinilos de los años 60 que dejarían pasar la luz a su través si no fuera por el mercurio subterráneo que contienen sus canciones, entonces no sólo disminuirán las posibilidades de que te conviertas en un cliente de ese banco, sino que te levantarás del sofá hirviendo de ira, y blandiendo ambos puños en el aire mientras caes genuflexo sobre la alfombra jurarás por Mr. Tambourine Man que jamás de jamases tendrás ningún tipo de relación con ING, no importa cuántas comisiones te reduzcan, qué ventajas tenga su cuenta naranja o las tarjetas gratuitas que te ofrezcan.

No es la primera vez que se usa a Bob Dylan en el mundo de la publicidad. Anunció Cadillac y aumentó mi simpatía por esa marca, ya de por sí alta. Anunció Victoria's Secret y noté crecer el entrañable cariño que siempre he sentido por sus productos. Pero ¿qué desatino es éste de vincular al Dylan hipster -“hipster” en el sentido de Allen Ginsberg, no en el sentido de un majadero con barba y un traje vintage andando en bicicleta- con un banco? Vivan los coches y la lencería, mueran las entidades financieras. Paradójicamente, violando todas las leyes de la publicidad, la inclusión de uno de mis ídolos en un anuncio comercial me ha provocado una aversión insuperable hacia esa marca, -por cierto, Bob, tú y yo vamos a tener una conversación muy seria un día de éstos-.

27 abril 2014

HUSO Y DESUSO


Nuestros horarios televisivos son tan locos y los programas de la noche acaban tan tarde que la vida de los españoles se descabala. También las familias se resienten, así que no es de extrañar que Ana Mato, ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, lleve unos meses prestándole una especial atención. Hace bien. Si el problema de los horarios televisivos se resolviera, la vida familiar mejoraría tanto que dejarían de producirse situaciones indeseables. Ya saben, como la existencia de señoras soñolientas que no se enteran de que su marido tiene un nuevo Jaguar en el garaje, de que sus hijos gastan un dineral en el confeti de sus fiestas de cumpleaños, o de que la familia hace viajes con todos los gastos pagados. Menos mal que estamos en España y que luego no pasa nada, que si no hay quien podía llevar un disgusto.

Volviendo a Ana Mato, el problema es que habla de este asunto para no afrontarlo realmente. Recomendó primero que se adelantara el horario de emisión de los programas de máxima audiencia. Pide ahora que se adelanten los informativos de la noche. Decir estas cosas no sirve para nada. Hablar podemos hacerlo todos, pero un Gobierno con mayoría absoluta puede hacer más. Si quiere, puede cambiar la hora y devolver el anterior uso horario a nuestro huso horario. Pero no. Ella habla y ya está. Es como si un señor fuera elegido por Dios para ejercer el poder absoluto en un Estado que es sede de una poderosa organización internacional, y se limitara a decir que le gustaría que esa organización fuera pobre. ¡Con lo fácil que es conseguir eso!

Así que ahí tenemos a la ministra repitiendo lo que ya dijo la Comisión para la Racionalización de los Horarios. Un blablablá que hasta ahora solo ha servido para que le dedicara un reportaje “Informe Semanal”. No lo habrán visto: el veterano programa sabatino siempre fue tras el “Telediario” de la noche, pero la actual dirección de TVE ha decidido trasladarlo a las tantas.

26 abril 2014

EL NEOLÍTICO EN TELECINCO


“Supervivientes” es un timo. Como el de las estampitas que no son billetes sino viejos recortes de periódico. Como el de la nave de Íker Jiménez, que no es más que un plató repleto de viejos trucos de trilero. Como tantas cosas.

Dicen que en “Supervivientes” unos cuantos personajes -dispuestos a renunciar a aspectos muy valiosos de la vida humana a cambio nada más que de simple dinero- van a sobrevivir en un remoto entorno natural. Quien lo haya visto sabe que es mentira. Es cierto que los personajes van a en sitio remoto y que lo que hacen lo hacen por dinero -cada uno según su precio-, pero aquello no es la naturaleza ni de coña. Aquello es una puñetera granja en la que solo pasa lo que quiere el granjero. Es más, puedes ser un espectador paciente que se pasa semanas tragándose ridículas rencillas infantiles entre adultos, y cuando por fin llega lo bueno, cuando surge la lucha por la supervivencia en todo su esplendor, aparecen unos señores de la organización y rescatan a los participantes rompiendo las reglas. Las reglas de verdad, las que establece la adaptación al medio, no esas normas estúpidas de las que se quejaba Bibiana Fernández ahí atrás.

Anteayer, Telecinco comunicó que, como había muchos mosquitos, habían llevado a los concursantes a un sitio más amable. Qué timo. Así cualquiera sobrevive en “Supervivientes”. Hacen pruebas ridículas que no comprometen a nada, pero cuando llega una prueba de verdad, de adaptación al medio y lucha por la supervivencia sin trampa ni cartón, aparece la mano del granjero para proteger a su ganadería y evitar que disminuya el rendimiento de la explotación ganadera. “Supervivientes” tiene de supervivencia tanto como “Gran hermano”: nada. En ambos casos no estamos más que ante sofisticadas formas de estabulación humana que deberían hacernos replantear la marcha de la civilización y la búsqueda del momento en el que los grandes avances que en su día supuso el Neolítico se nos fueron de las manos.

25 abril 2014

LA EMPLEADA INFILTRADA


Es tal el éxito de laSexta (grupo Atresmedia) que en vez de ser su igual Cuatro (grupo Mediaset) quien se encargue de pararle los pies, tiene que ser Telecinco quien se rebaje a luchar con él. ¡Todo un veterano caballero como Telecinco obligado a batirse en peligrosa lid no con el caballero Antena 3 del arremangado brazo, sino con laSexta, su humilde y bisoño escudero! ¡Ay, cómo se pierden las formas en este siglo XXI, cambalache, en el que la triste figura que arrasa el Día del Libro es la de Belén Esteban!

Así es. El estreno del  “Hable con ellas”, hace unas semanas en Telecinco, parecía un late night pensado para evitar que “En el aire” de Buenafuente se viniera arriba. Era malejo, con un planteamiento tontorrón (juntar en el mismo plató a cinco seres humanos que coincidían en el hecho de ser mujeres: algo tan irrelevante y traído por los pelos como si hubieran sido cinco palentinos, cinco celíacos o cinco registradores de la propiedad). Pero, albricias, esta semana supimos la verdad. “Habla con ellas” no es la respuesta a “En el aire” sino a “El jefe infiltrado”.

Tras el triunfo que obtuvo laSexta con la adaptación a la idiosincrasia patria de “Pesadilla en la cocina”, les está funcionando estupendamente esta imprevista adaptación de “El jefe infiltrado”. Es normal, porque “Pretty woman” es a “Cenicienta” lo que “El jefe infiltrado” es a “El príncipe y el mendigo” en versión capitalista. Hay que ver cómo nos gustan los cuentos.

Pero “Hable con ellas” replica, mejora y supera “El jefe infiltrado”. El martes vimos cómo Yolanda Ramos, en el ingenioso y arriesgado papel de empleada infiltrada, le sacaba los colores a su antiguo jefe, José Luis Moreno, acusándole de que aún le debía 25.000 pesetas de una actuación en “Noche de fiesta”. Moreno primero aceptó el envite (“Este es el momento oportuno”, “Dalo por cobrado”), pero luego abandonó el plató enfadado. Ay, mucho hablar de flexibilidad laboral, pero cuando el que tiene que doblar no es el empleado sino el jefe, parte.

24 abril 2014

O EL YO O EL MUNDO


Estoy harto de mí. Me tengo muy visto. Y cuando pongo la televisión lo que busco justamente es poder ver algo diferente de lo que veo cuando paso por delante de un espejo. “Supervivientes” acaba de sacar una nueva y fascinante aplicación para los smartphones mediante la que los espectadores pueden votar y tomar decisiones que afectan a los concursantes del reality, determinando, por ejemplo, si éstos recibirán un kit de confort o un kit de belleza. Esto se viene haciendo desde la noche de los tiempos a través de llamadas a números de teléfono, pero la gran novedad de esta app es que ahora aparecen algunas de las caras de los votantes formando un gigantesco collage en la gigantesca videopantalla que flanquea las espaldas de Jorge Javier. La página web de Telecinco lo resume con un impactante titular: “Estrenamos una televisión en la que tú sí sales”. ¿Ah, sí? ¿Yo sí salgo? Pues entonces ya no tengo ningún interés en esa televisión.

O te interesas por el yo o te interesas por el mundo. Y aunque es cierto que caben mil términos medios, también lo es que los polos extremos son grandes atractores en donde se amontona buena parte de la audiencia. A más yo, menos mundo. A más mundo, menos yo. Entre la gente que enciende la tele para verse a sí mismos están aquéllos a los que sólo les gustan la películas si hablan de ellos mismos, sólo lee libros que se refieran a ellos, hojean revistas solamente si en sus páginas aparecen personas con las que puedan identificarse. El yo como hobby. Mejor dicho, el yo como único hobby. Salir al mundo y buscar algo que sea igual que tú, o salir al mundo y buscar algo que sea diferente de ti. Gracias a la aplicación Supervivientes ON tú ves “Supervivientes”, pero  “Supervivientes” también te ve a ti.

Todavía recuerdo a finales de los 70 a mi abuela avergonzada en camisón delante del televisor ante la posibilidad de que el presentador del telediario la pudiera estar viendo. Hoy sus bisnietos se descargan aplicaciones para poder ser vistos por Jorge Javier Vázquez poniendo posturitas.

23 abril 2014

¡POR SAN JORGE!


El año que García Márquez regresó a Macondo, san Jorge y el dragón interrumpieron su combate a muerte para acompañar al coronel Aureliano Buendía y saber por qué, muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Nos vamos con ellos: seas un santo inexistente, un animal fabuloso o una persona real, es la mejor forma de celebrar el Día del Libro.

“De pronto, como si un remolino hubiera echado raíces en el centro del pueblo, llegó la compañía bananera perseguida por la hojarasca”. Como otros años, se trata de dejar un libro junto al mando a distancia. “El padre Ángel se incorporó con un esfuerzo solemne”. Cuando llegan los anuncios, se coge el libro. “El 22 de febrero se nos anunció que regresaríamos a Colombia”. En una pausa no da tiempo a leer un libro, pero sí a empezarlo. Eréndira estaba bañando a la abuela cuando empezó el viento de su desgracia”. Con los siguientes anuncios, se sigue leyendo. “Durante el fin de semana los gallinazos se metieron por los balcones de la casa presidencial, destrozaron a picotazos las mallas de alambre de las ventanas y removieron con sus alas el tiempo estancado en el interior”. Si el libro comienza como los de Gabo, uno no puede evitar volver atrás. “El coronel destapó el tarro del café y comprobó que no había más de una cucharadita”. Y releer el arranque cinco, diez veces. “El día que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5.30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo”. Después, continúa. “Era inevitable: el olor de las almendras amargas le recordaba siempre el destino de los amores contrariados”. Con la tele en silencio se lee mejor. “José Palacios, su servidor más antiguo, lo encontró flotando en las aguas depurativas de la bañera, desnudo y con los ojos abiertos, y creyó que se había ahogado”. Mucho mejor, por san Jorge. “El año de mis noventa años quise regalarme una noche de amor loco con una adolescente virgen”.

22 abril 2014

EL MISTERIO DE NEFERTITI

Como la hermosa palabra “misterio” ha sido conquistada por los amantes de la tontería esotérica y todos esos tipos que creen que los extraterrestres construyeron las pirámides de Egipto (¿todas, o sólo la Gran Pirámide de Keops?) y que los templarios dirigen el mundo, desconfío de cualquier documental cuyo título empiece por “Los misterios de…”. Eso quiere decir que el documental “Los misterios de Nefertiti” (Canal Historia) olía raro desde el título, pero no todo lo que huele raro sabe mal.

“Los misterios de Nefertiti” plantea la posibilidad de que el famoso busto de la reina Nefertiti, esposa del faraón Akenatón, expuesto en el Neues Museum de Berlín sea una falsificación. El historiador Henri Stierlin argumenta que el busto está demasiado bien conservado para tener casi 3.400 años, sobre todo si tenemos en cuenta que el busto de Akenatón que encontró Ludwig Borchardt en el mismo lugar está muy dañado. Vale, discutamos si el busto de Nefertiti es una estafa, como defiende el documental de Canal Historia, pero no perdamos el tiempo analizando el posible origen extraterrestre de Akenatón sólo porque introdujo una revolución religiosa en el antiguo Egipto y tenía el cráneo muy alargado. El verdadero misterio del busto de Nefertiti no es si fue un encargo de Borchardt, sino por qué demonios sigue exiliado en un museo de Berlín cuando debería ser devuelto inmediatamente a Egipto. Eso sí es un  misterio.

Hay más misterios. Es un misterio por qué el obelisco de Luxor que mandó erigir Ramsés II y que fue horriblemente arrancado de su emplazamiento original sigue en la plaza de la Concordia de París aguantando un tráfico imposible y una contaminación absurda. Es un misterio por qué los mármoles del Partenón siguen encarcelados en el Museo Británico, y no han emprendido ya su viaje de vuelta a casa, al Nuevo Museo de la Acrópolis, donde tienen un sitio reservado con estupendas vistas a la Acrópolis de Atenas. Ya basta de tanto misterio ridículo, tanto extraterrestre, tanto templario, tanta mega conspiración y tanta arqueología alternativa. Hay un misterio en torno a Nefertiti, el obelisco de Luxor, los mármoles del Partenón y otras maravillas de la humanidad, pero nunca sale en la tele.

21 abril 2014

ARMAGEDÓN

No siempre la evolución animal da como resultado la supervivencia de los más aptos. Habitualmente la competición por los recursos del medio y la dialéctica entre depredadores y depredados determina cuáles son las especies que van a seguir adelante y cuáles se quedarán por el camino engrosando el registro fósil. Pero a veces elementos externos que nada tienen que ver directamente con la selección natural irrumpen en medio del escenario: un meteorito impacta contra la Tierra, genera unas alteraciones climáticas y meteorológicas que lo alteran todo y extinguen el 30% de las especies del planeta. Con los dinosaurios enterrados pueden empezar a evolucionar otro montón de especies que previamente llevaban las de perder en la lucha por la supervivencia. Los pequeños mamíferos se convierten en grandes mamíferos.

No el 30%, sino el 37% de las cadenas televisivas de la TDT se van a extinguir definitivamente el 6 de mayo cuando caiga sobre ellas la orden de cierre que el Ministerio de Industria ha dictaminado tras la sentencia del Tribunal Supremo que reconoció irregularidades administrativas en su concesión. Todas las estimaciones de los astrónomos calculan que el meteorito caerá, entre otras, sobre Nitro y Xplora, y con la extinción de estos canales la musaraña que es en la actualidad Discovery Max podrá duplicar e incluso triplicar su audiencia, sobrepasando en éxito evolutivo, por ejemplo, a la 2 de TVE. También caerá sobre laSexta 3, beneficiando la supervivencia de todos los demás canales dedicados al cine. Intereconomía ya se encontraba técnicamente extinta, pero el cataclismo catódico del 6 de mayo terminará por enviar a todos sus seguidores a los brazos siempre tan acogedoramente darwinistas de la Conferencia Episcopal y su 13tv.

Quedan 15 días para el armagedón -no en el sentido bíblico, sino en el sentido de la peli de Bruce Willis, que mola más-. Si no hacemos algo por remediarlo tendrá lugar la gran extinción audiovisual del siglo XXI que cambiará para siempre la evolución de la televisión en nuestro país. Un tataranieto de Steven Spielberg podrá rodar algún día una película llamada "Parque Catódico" sobre la regeneración de la MTV a partir de un fotograma de Mario Vaquerizo conservado en ámbar.

20 abril 2014

LOS 3 PROGRAMAS MÁS ABURRIDOS DE LASEXTA

¿No les pasa a ustedes? Asuntos que me resultan absolutamente aburridos adquieren un interés irresistible si se presentan en forma de ranking. Jamas haría click en una página de internet que se titulase “Cosas raras que se han visto hacer a la gente en un cuarto de baño”, pero no puedo evitar entrar en una página que se llame “Las 15 cosas más raras que se han visto hacer a la gente en un cuarto de baño”. Si comienza por un número todo cambia. Nada tiene que ver “Formas de salir del paso cuando llamas a tu pareja por el nombre de otra” con “Las 6 formas de salir del paso cuando llamas a tu pareja por el nombre de otra”. No quiero que nadie me meta una chapa contándome qué hacer cuando te equivocas de nombre estando en la cama. Pero si hay seis formas de arreglarlo, -seis, no cinco ni siete-, entonces quiero saberlas. Con sus seis guiones y sus seis frases en negrita. Ordenadas de la peor a la mejor. ¿“Situaciones ridículas que sólo le ocurren a la gente bajita”? Paso. ¿“Las 9 situaciones más ridículas que sólo le ocurren a la gente bajita”? Click.

No sé... Cuento esto porque me cuesta trabajo entender que a alguien le importe un bledo -es una planta, lo acabo de mirar en el diccionario- los programas sobre viviendas y sus curiosidades con los que laSexta rellena su fondo de armario en las horas bajas.  “Piso compartido” -trata sobre pisos compartidos por gente diversa-, “¿Quién vive ahí?” -trata sobre casas curiosas-, “Hoteles con encanto” -trata sobre... ¡sí! hoteles con encanto-, me motivan menos que la adscripción política de Kiko Rivera. Pero quizá con un simple cambio de título estos programa decuplicarían su audiencia. ¿Quién podría resistirse a “Los 10 hoteles con más encanto de Extremadura”, “Las 24 casas más curiosas de España” o “Los 5 pisos compartidos más inverosímiles de Madrid”? Todo lo que existe existe en cierta m3dida. Y poner un numerito delante del nombre podría cambiar radicalmente el atractivo de los 3 programas más aburridos de laSexta.

18 abril 2014

LOS JÓVENES DE HOY


Atresmedia, a través de la Fundación Atresmedia, ha puesto a unos chicos de entre doce y diecisiete años a grabar un anuncio muy guay. Los chavales van vestidos y peinados como les manda la Fundación Atresmedia, hacen lo que les manda la Fundación Atresmedia y dicen lo que les manda la Fundación Atresmedia. Podemos verlo estos días interrumpiendo los anuncios con los que Atresmedia interrumpe la programación de sus cadenas (Antena 3, laSexta…). Entre publicidad y publicidad, propaganda. Por si tuvieron la suerte de no verlo, se lo cuento.

En medio de un moderno anfiteatro ocupado por un público adulto silencioso y atento, varios jóvenes de entre doce y diecisiete años gritan subidos a unas cajas y armados con megáfonos. Ni las cajas ni los megáfonos hacen falta porque se les ve y se les oye perfectamente gracias a que, como ya dije, están en un anfiteatro y el público está callado y atento, pero da igual: la Fundación Atresmedia se lo ordenó así a los jóvenes actores que hacen de jóvenes de hoy porque quería dejar claro que los jóvenes de hoy quieren tomar el timón de sus vidas, quieren hacerse ver tal como son y quieren hacer oír su propia voz. Los actores, ilusionados porque este anuncio puede abrirles la puerta de alguna serie para adolescentes de Antena 3, dicen varias frases cuidadosamente elegidas por la Fundación Atresmedia: “Siempre sois vosotros los que habláis de educación”, “Pero nunca nos preguntáis qué pensamos”, “Y también tenemos mucho que decir”.

Habrá chavales que libremente decidan participar tal como la Fundación Atresmedia quiere que hagan. “¿Y qué pensamos sobre la educación”, pensarán. Dependiendo de la educación que hayan recibido, pensarán una cosa u otra, eso ya lo sabíamos (por ejemplo: piensan que lo que piensan tiene interés porque así se lo han enseñado). Solo falta comprobar quiénes resultan ganadores en este concurso para saber qué piensa la Fundación Atresmedia que deben pensar los jóvenes de hoy.

17 abril 2014

MI CEREBRO Y YO


Mi cerebro no me engaña. Estoy convencido. En “Brain games” (noche de los martes en National Geographic) dicen que sí, pero no. Me engañará la publicidad, me engañarán los informativos y me engañará mi amigo pegándomela con una de mis mejores mujeres, no digo yo que no, pero mi cerebro ni de coña. Mi páncreas, mi hígado y mis glándulas suprarrenales tampoco me engañan, pero eso es irrelevante porque en esto estoy de acuerdo con todo el mundo. El problema está en lo del cerebro. Antes era Eduardo Punset el que no callaba en “Redes” con eso de que el cerebro nos engaña. Qué pesado se ponía el político economista metido a poscientífico de la Nueva Era. Pues ahora que se jubiló, son los de “Brain games” los que dan la tabarra. Y mira que el programa es interesante y divertido, repleto como está de ilusiones ópticas, de curiosidades sobre la percepción y de trucos de magia que te dejan boquiabierto. Pero es que no callan con la tontería esa de que el cerebro nos engaña. Qué desazón.

Pasa lo mismo con aquellos que dicen que todo lo que hacemos es consecuencia del complejo de Edipo. O los que aseguran que todo lo que somos es debido a la información genética. O los que juran que todo lo que nos pasa está escrito en los astros, las líneas de la mano o los bultos del cráneo. Si no los crees, ellos dicen que tu incapacidad para aceptar la verdad se debe -respectivamente- a que padeces complejo de Edipo, a que eres portador de un gen de la incredulidad, o a que los astros, las líneas de la mano o los bultos de tu cráneo así lo determinan.

Así que cada vez que veo “Brain games” porque me aburro (ellos dicen que el que se aburre es mi cerebro, qué insistencia) espero que, en vez de explicar que es un engaño del cerebro el que nos impide darnos cuenta de que el cerebro nos engaña, vayan un poco más allá de la habitual petición de principio y revelen, qué demonios, que vivimos en Matrix y todos somos el agente Smith.

16 abril 2014

HIC SUNT DRACONES

“Juego de tronos” (Canal+ Series) es un territorio peligroso e inexplorado, tanto para los que han leído las novelas de George R R. Martin como para los que no. En los mapas medievales aparecían serpientes marinas y otras criaturas tan imposibles como terroríficas para señalar las zonas desconocidas, y la inscripción “Hic sunt dracones” (“Aquí hay dragones”) resumía perfectamente lo que le esperaba a quien se atrevía a viajar más allá de los límites conocidos. En “Juego de tronos” hay dragones. Hay dragones de verdad, tan fieros que hasta inquietan a la mismísima Daenerys Targaryen. Y hay dragones en forma de grandiosas venganzas, intrigas florentinas, estruendosos susurros, cópulas magníficas, oscurísimos deseos y odios que dejan en ridículo el odio cartaginés a Roma. Aquí hay dragones. ¿Está usted seguro de que quiere continuar el viaje?


En la película “Eyes Wide Shut”, Alice (Nicole Kidman), una hermosa burguesita que enseña a sumar a su hija, no sólo tiene sueños eróticos sino que confiesa a su marido Bill (Tom Cruise) que lo habría arriesgado todo por una sola noche en brazos de un oficial con el que se encontró en unas vacaciones. Bill, aturdido, se zambulle una noche en una espiral de sordidez, sexo, misterio y muerte, se encuentra con los dragones que viven en la oscuridad y, finalmente, comprende que su sitio está con su mujer y que, como dice Alice, hay algo que deben hacer lo antes posible: follar. Los seguidores de “Juego de tronos” vemos el telediario y, después de vivir un nuevo capítulo en el mundo de los Siete Reinos, confesamos que lo arriesgaríamos todo por una tarde en Desembarco del Rey, una cena con Arya y el Perro, una noche en el Muro, una caricia de la única mano de Jaime Lannister y mucho sexo bajo la amenaza del invierno. Como Alice y Bill en “Eyes Wide Shut”, los dragones de “Juego de tronos” nos enfrentan al lado oscuro de nuestras vidas pero, con los títulos de crédito, llega la reconciliación crítica con un mundo en el que no hay dragones pero sí horarios, miedo a no llegar a fin de mes, corrupción política, mentiras macroeconómicas y un sombrío futuro. El invierno ya ha llegado al mundo real y hay algo que debemos hacer lo antes posible: follar y que les follen. Mañana será otro día en este mundo sin dragones y sin mapas.

15 abril 2014

DOMINGO DE TELARAÑAS

¿“Spiderman”? ¿Semana Arácnida? ¿Por fin se va a cumplir mi viejo sueño de la Semana Santa rotatoria? Occidente ha dado lugar a una cultura riquísima en mitologías que, como todas las leyendas fundacionales de las diversas sociedades, han cumplido una función importantísima en la vertebración de nuestra forma de ver el mundo y de relacionarnos con los demás. La mitología católica ha sido esencial en la construcción y la constitución ideológica de Europa, pero el desarrollo de una potentísima industria del entretenimiento a lo largo de todo el siglo XX también ha producido una riqueza de historias, arquetipos y mitos que pretenden poner en práctica los aspectos fundamentales de la condición humana, y se merecen igualmente una semana de celebraciones para solaz y arrebatado goce por parte de sus seguidores. Los seguidores de la historia de la pasión, muerte y resurrección de Jesús, deberán compartir la semana festiva de la primavera con otras narrativas. Semana Santa Rotatoria: Semana Artúrica, Semana Trekkie, Semana Marvel.

Y como un subtipo de la Semana Marvel tenemos la Semana Arácnida. Yo, al menos, así es como me tomo la decisión de nuestra televisión pública de emitir “The amazing Spiderman” la noche que inicia la antigua Semana Santa en el Domingo de Ramos, que este año se convirtió en el Domingo de Telarañas. Es cierto que la cinta dirigida en 2012 por Marc Webb es probablemente la peor recreación jamás realizada de nuestro amistoso vecino el trepamuros, completamente infiel en letra y en espíritu a las sagradas escrituras -y dibujos- de Stan Lee y Steve Ditko. Pero eso no excluye que podamos interpretar la emisión de esta película en esta fecha como el inicio de una nueva era en donde la Semana Santa se convierta abiertamente en la Comic-Con friki que en el fondo siempre ha sido. Hace unos años, la programación televisiva se hubiera centrado en otros superhéroes y otros supervillanos, pero los efectos especiales era mucho peores.

14 abril 2014

3 X LA SEXTA NOCHE


1. Justicia poética. Al final Ada Coláu desahució a Alfonso Rojo de “La Sexta Noche”. Cuando despertamos, el dinosaurio ya no estaba allí. Al menos el pasado sábado el tercer sillón de la derecha de la pantalla estaba ocupado por un contertulio que no sugirió la conveniencia de que se duchase ninguno de sus oponentes ni utilizó sus Índices de Masa Corporal como argumento para defender sus opiniones. Te muestras vergonzosamente grosero contra la activista más destacada contra los desahucios y te desahucian de tu tertulia política. De vez en cuando la vida...

2. Higiene postural. Creo sinceramente que Francisco Marhuenda y Pablo Iglesias deberían replantearse sus posturas. No, no hablo de sus posturas ideológicas, hablo de sus posturas a secas. Iglesias se pasa los debates enteros con la pierna derecha agudamente flexionada sobre la izquierda, el brazo izquierdo sobre el respaldo del sillón y el cuello en tensión proyectado hacia adelante. Cualquier fisioterapeuta te dirá que eso es una bomba para tus lumbares. Y Marhuenda pasa negando con la cabeza cerca del ochenta y cinco por ciento del tiempo que no está hablando. Gira más veces el cuello que el público asistente a la final de Roland Garros. No hay cervicales que lo resistan. Tener posturas ideológicas tan encontradas les va a hacer compartir un traumatólogo que les va a reeducar sus posturas corporales.

3. Lanorización. El peligro está ahí y no se puede seguir ocultando. “La Sexta Noche” ha iniciado un preocupante proceso de lanorización. “La noria” era aquel programa de Telecinco que consiguió crear una mesa de tertulia política basura a base de Isabeles Durán, Marías Antonias Iglesias y Enrics Sopena. El programa presentado por Iñaki López se está lanorizando ante el pasmo de una audiencia que espera de Atresmedia algo que marque ciertas diferencias respecto de Mediaset. ¿Tendrá algo que ver que desde hace pocas semanas el mismísimo Jordi González compite simultáneamente en Telecinco presentando uno de sus bodrios habituales?

13 abril 2014

AUDIENCIA ESTIMADA Y AUDIENCIA REAL


Las empresas que miden y analizan la audiencia nos dicen, minuto a minuto y con una precisión asombrosa, la audiencia estimada de cada programa de televisión, pero no la audiencia real. Por eso el sistema de medición debe actualizarse. No es de recibo que pasen los años y sigamos creyendo que esos pocos miles de audímetros que hay repartidos por ahí nos representan a todos.

Hay españoles que, desde hace mucho tiempo, sienten que no son tratados igual que los demás, y por ello son más vulnerables y sufren un desamparo que les impide defender sus propios gustos e intereses. Hay personas que ven la tele en el ordenador y no tienen audímetro. Hay personas que ven la tele en el móvil y no tienen audímetro. Pero, sobre todo, hay personas que ven la tele en la Zarzuela o en cualquiera de las muchas residencias oficiales de la familia real y no tienen audímetro. Pues habrá que ponérselo.

Unos vasallos pueden tener audímetros que representen a otros vasallos, pero, ¿quién representa a la familia real? Si queremos estimar su audiencia real, debemos ponerles audímetro. Como bien sabe el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, esto no es un privilegio ni un trato especial. Es, como el aforamiento legal, el reconocimiento de que son iguales a los demás, con sus derechos y sus coches oficiales, con sus asignaciones presupuestarias y sus vacaciones, y como iguales deben ser tratados. Que la familia real disponga de sus propios audímetros, igual que disponen sus súbditos, permitirá saber sus gustos reales para poder ofrecerle la televisión que demanda. Pon que a los príncipes les encanta “Audiencia abierta”, pero como el populacho apenas lo ve, el programa dura solo media horita a la semana por baja audiencia. La democracia, la igualdad y la solidaridad nos exigen que estos aforados tengan audímetros para saber la audiencia estimada de la audiencia real y no la audiencia estimada de la audiencia plebeya de “Audiencia abierta”. Y así, el programa sería diario.

12 abril 2014

TODOS SOMOS SEXAGENARIOS


El showman Jimmy Giménez-Arnau acaba de perder 50.000 euros. Es lo que pedía a la justicia el showman Pipi Estrada tras una bronca y posterior pelea en “Sálvame” hace cinco años. Fue uno de esos desagradables sucesos que ocurren de vez en cuando en el circo cuando los leones se descontrolan: del latigazo efectista pero inofensivo se pasó a la sangre, tan escandalosa ella. Lo bueno fue que los leones se atacaron entre ellos y dejaron en paz al domador Jorge Javier Vázquez, que sigue de jefe de pista más feliz que un regaliz.

El caso es que Jimmy no quedó conforme con la sentencia porque Estrada solo fue condenado a pagarle 300 euros: sale baratísimo pegarle a “un tío de 70 años”, se lamenta. Ay, Joaquín José Víctor Bernardo Giménez-Arnau Puente, con lo que tú fuiste y qué flojo estás. Para empezar, dice Wikipedia que ni tenías setenta cuando la trifulca ni los tienes ahora. Deberías haberte hecho la víctima indefensa y acosada diciendo que eras y sigues siendo un pobre sexagenario que habías insultado al machista, chulo y prepotente de Pipi solo un minuto mientras un taxi dejaba a un pasajero en el carril bus. Seguro que Pipi logró tan favorable sentencia porque supo jugar sus cartas y dijo en el juzgado que acababa de cumplir los 60 y era un pobre sexagenario que había zarandeado al machista, chulo y prepotente de Jimmy solo un minuto mientras un taxi dejaba a un pasajero en el carril bus.

Así las cosas, si Miguel Ángel Rodríguez quiere escurrir el bulto en el juicio que tiene estos días por insultar a la policía en Popular TV (hoy 13TV), ya sabe qué debe decir: que es un pobre quincuagenario, que fue un minuto, que había un taxi, etc. Seguro que Jorgeja lo tiene claro: aunque pasa de los cuarenta, no es ni cuarentón ni cuarentañero, es un pobre cuadragenario que hace la peor tele del mundo solo un minuto mientras un taxi deja a un pasajero en el carril bus.

11 abril 2014

CENAR A LA UNA DE LA MAÑANA

Lo dicen los psicólogos: conviene ir al supermercado a hacer la compra después de haber comido y no antes. Lo dicen los críticos de televisión: conviene ver “Masterchef” antes de haber cenado y no después. Si uno va a hacer la compra tras cinco horas de ayuno postdesayuno es muy probable que se deje seducir por la vistosidad de los envases y termine comprando el triple de los alimentos que necesita. La vacuidad del estómago -y de la vida en general- nos convierte en individuos altamente seducibles. Y si uno ve “Masterchef” después de haberse ofrecido una opípara cena es casi seguro que Samantha -¿esa “th” era verdaderamente necesaria? ¿no sería el mundo un lugar más habitable si la sustituyéramos por una simple “t”?- Vallejo-Nágera nos parecerá una repipi estirada muy cargante, y frases como “este plato tiene sentimiento y expresa buena parte de tu biografía” nos sonarán a cadáver exquisito surrealista. La plenitud del estómago -y de la vida en general- nos convierte en individuos desmotivados, hartos, saciados.

Yo mismo me he tomado como sujeto experimental para comprobar la tesis anterior. La primera edición de “Masterchef” me resultó banal, adormecedora, insípida. Pero recientemente caí en la cuenta de que siempre que me ponía a ver a los hijos de Ferrán Adriá acababa de cenar. ¿Qué pasaría si me exponía al programa estrella de la televisión pública tras un prolongado periodo de ayuno? Anteayer, cuando se estrenó la segunda temporada, pasé el día entero sin comer y sintonicé La 1 a las diez y media de la noche. Vaya cambio. Qué programazo. Qué simpáticos son todos los concursantes. Qué maja es Samantha -como mola esa “th” de su nombre, ¿no?, le da un puntito de exotismo y distinción- Vallejo-Nágera. ¿Habrá algo más apasionante que ver como Cristina emplata finalmente su besugo (¡ay!) a la mallorquina (¡ay, ay!)? Tienen razón los psicólogos y los críticos de televisión: “Masterchef” es un programa irresistible, pero tan sólo para aquéllos que se puedan permitir cenar a los miércoles a la una de la mañana.

10 abril 2014

REPLANTÉESE SU VIDA


Sabido es que una persona media emplea cerca de veinticinco años de su vida en dormir y pasa hablando unos ocho años de tiempo a lo largo de su existencia. Si juntásemos todos los segundos que hemos pasado y pasaremos dentro de ascensores durante nuestra vida alcanzaríamos los tres meses. Una persona media estará cuatro meses seguidos de su vida cepillándose los dientes, diez meses completos -a veinticuatro horas al día- esperando en semáforos, otros trescientos días más haciendo colas sin parar. Si vive en España, habrá pasado cerca de once años ininterrumpidos de su vida oyendo hablar sobre el problema catalán en radio y televisión. Vale, bien, pero ¿por qué ningún estudio se ha dedicado a contabilizar lo que verdaderamente importa, es decir, el tiempo que las personas de bien nos pasamos viendo nuestras series de televisión favoritas?

Hasta ahora. ¡Les presentamos la nueva http://tiii.me, la página web que calcula el tiempo que usted ha pasado a lo largo de su vida viendo series de televisión! No es un producto de teletienda, y funciona con una precisión suiza, más concretamente, con una precisión de fábrica de chocolates suizos. No sólo le permite calcular el tiempo que dura una serie de televisión completa -Breaking Bad: dos días y catorce horas; Los Simpsons: once días, trece horas y treinta minutos; El coche fantástico: dos días, diecinueve horas y treinta minutos-, sino que además le permite confeccionar su lista completa y personalizada de series para que conozca qué parte de su vida ha entregado a esos benefactores de la humanidad que se llaman “guionistas de Hollywood” -por ejemplo, ¿disfrutó usted de aquélla edad de oro de la comedia en la que coincidieron “Friends”, “Seinfeld” y “Frasier”? Pues sepa que se estuvo riendo sin parar catorce días y cuatro horas seguidas-.

Yo ya he hecho mi lista. Y el resultado me ha hecho replantearme la vida. A partir de ahora tengo que empezar a ver series de televisión mientras me cepillo los dientes, espero en semáforos y hago colas. Y, sobre todo, mientras oigo hablar sobre el problema catalán.

09 abril 2014

COSTILLAS EN EL BADA BING!

Me pregunto qué ocurriría si Alberto Chicote se dejara caer por “Freddy´s BBQ Joint”, el restaurante especializado en costillas que regenta Freddy Armstrong y del que es cliente habitual el congresista Francis Underwood de la serie “House of Cards” (Canal+ Series). “Freddy´s” no pasa por ningún apuro económico, no necesita cambios estructurales, ni hay peleas entre sus empleados porque Freddy se basta y se sobra. Es verdad que el local no parece especialmente limpio, pero las costillas están riquísimas y Freddy, a diferencia del maquiavélico Francis, es un tipo estupendo. Chicote tendría que conformarse con ver, oler, comer y callar.

Me pregunto qué ocurriría se Alberto Chicote se dejara caer por el “Bada Bing!”, el club de striptease del que es propietario Silvio Dante y en cuya trastienda los mafiosos de Nueva Jersey, liderados por Tony Soprano, hablan de sus asuntos. Chicote tendría que andarse con cuidado, porque Tony y sus chicos no son espacialmente amables con quien insiste en meter las narices en sus negocios. El “Bada Bing!” no es un buen lugar para rodar un capítulo de “Pesadilla en la cocina”, así que Chicote tendría que conformarse con ver bailar a las chicas en topless, tomarse una copa y, como mucho, saludar educadamente a Tony Soprano.

Me pregunto si es más inquietante lo que se cuece en “Freddy´s BBQ Joint” cuando el congresista Underwood come costillas solo o en compañía de otros, o lo que se masca en la trastienda del “Bada Bing!” cuando Tony y Silvio hacen planes y revisan las cuentas. No sé lo que opinará Chicote, pero yo me quedo con las costillas de Freddy y con la trastienda del “Bada Bing!”. Prefiero la Mafia de Nueva Jersey a la política de Washington. Tony Soprano (“no entiendo de ética, pero tengo normas”) puede dar alguna que otra lección a Francis Underwood. Tony tiene códigos, reglas y hasta escrúpulos éticos. El congresista Underwood  (“dar y tomar, bienvenidos a Washington”) no tiene nada, y jamás perdería el tiempo en la consulta de la doctora Melfi. ¿Puedo comer las costillas que prepara Freddy en la trastienda del “Bada Bing!”? Invito yo, Tony, pero mantén alejado a Francis Underwood.

08 abril 2014

¡VIVA ESPAÑA, COÑO!


No nos dejemos engañar. Que es España, coño. Nos distraen con tonterías y olvidamos lo esencial. En el Congreso de los diputados se debate la petición del Parlamento catalán de disponer de la competencia para convocar referendos y la tele no habla de otra cosa. Paparruchas. Fuegos de artificio que nos mantienen mirando hacia arriba con la boca abierta como pasmarotes. Y, mientras, olvidamos el suelo que pisamos, los cimientos sobre los que construimos lo que somos. Permitimos que el presente se construya sobre una gran mentira, consentimos que no nos digan lo turbias que realmente discurren las aguas negras por nuestras alcantarillas. Una vergüenza.

España y los españoles nos merecemos saber realmente quién es quién en esta gran farsa. Por eso hay que tirar de la manta. Caiga quien caiga. Los papeles ocultos de nuestro pasado más reciente deben ser hechos públicos para que sepamos a qué atenernos. No podemos permitir que personajes más mentirosos que Pilar Urbano digan lo que quieran y nos manipulen sin poder cotejar documentalmente si lo que dicen es cierto o no. No podemos consentir que la loca propuesta de Jordi Évole sobre el 23-F sea un modelo de programa informativo.

Así que no queda otra que hacer públicos todos los papeles de los personajes implicados en “Sálvame”: guiones, informes médicos, pactos personales, tratamientos de desintoxicación, direcciones de sus proveedores y precios, sueldos y prebendas, contratos y cláusulas con la empresa, problemas de visión del estilista de Jorge Javier Vázquez. Hay que poner en marcha el ventilador y que todo salte por los aires. A ver por qué ahora vuelve y antes marchó Rosa Benito. A ver por qué volvió tantas veces como marchó Belén Esteban. A ver por qué no marchan definitivamente todos ellos y nos dejan en paz. España se merece la verdad. Y si peligra la seguridad del Estado, que peligre. Bueno, y ya luego, si eso, que se desclasifiquen también los papeles del 23-F. ¡Por España! ¡Viva España! ¡Viva España, coño!

07 abril 2014

CAMARADA MARHUENDA

¡Camaradas! ¡Todos contra laSexta! ¡Unámonos contra el patrono que explota y aliena a la clase obrera! ¡Luchemos por un mundo nuevo en el que los proletarios no seamos reducidos a simples herramientas al servicio de una máquina televisiva que nos cosifica y explota! ¡El camarada Paco Marhuenda es la víctima de unas condiciones sociales y laborales objetivamente injustas que le obligan a decir las barbaridades que dice! ¡Si fuera un hombre libre diría alguna que otra barbaridad defendiendo su tramposa ideología neoliberal, pero no tantas! ¡Pero si es que no para, el pobre! ¡Esto es culpa de la explotación laboral a la que está sometido! ¡Él no es libre, es solo un hombre explotado por el hombre! ¡Está sometido a esclavitud por un sistema estructuralmente injusto que solo busca el lucro y la acumulación de capital en una alocada carrera hacia el abismo que ocasionará su propia destrucción!

¡Debemos tomar conciencia de lo injusta que es la situación! ¡Lo que vimos la noche del sábado en “laSexta Noche” es intolerable! ¡El patrono explotador obligó al camarada Marhuenda a debatir sobre la impresentable y arrogante conducta de Esperanza Aguirre, quien, como sabemos, no aceptó ser maltratada por los aparatos represores del Estado burgués en las mismas condiciones que tenemos que aceptar los demás! ¡LaSexta obligó a que el debate fuera largo, así que el camarada Marhuenda no pudo decir “Aguirre obró mal” y pasar a otra cosa! ¡El pobre tuvo que aguantar la humillación de verse obligado a decir una sarta de barbaridades inmensa para que la maquina televisiva no se detuviera y continuase el lucro explotador! ¡Y ni siquiera le pagan lo justo! ¡Tuvo que prolongar su horario laboral para que parte de las barbaridades que dijo generaran la plusvalía que no le pagan y se embolsa el patrono! ¡Y sabemos que si no admite este robo, será despedido sin derechos y sustituido por cualquiera de los millones de parados que forman el ejército de reserva laboral! ¡Agrupémonos todos en torno al camarada! ¡Pasemos a la acción! ¡A las barricadas!

06 abril 2014

¿PODEMOS?

Ha nacido el primer programa de televisión que es un partido político. Mejor dicho, ha nacido el primer partido político que es un programa de televisión. Tiempo atrás los partidos políticos era asociaciones de ciudadanos que compartían una ideología política común, y su nombre reflejaba dicha ideología -el Partido Comunista de España, el Partido Socialista francés, el Partido Conservador británico-. Ahora el nombre es un eslogan publicitario emocionalmente potente y carente de contenido político. La ideología se sustituye por la idiología. Pura televisión. Acaban de celebrar sus primarias, pero no mediante un voto directo realizado en persona, sino mediante una participación a través de Movistar, Vodafone u Orange. ¿“Un hombre, un voto”? No, “un contrato con una operadora privada de telefonía móvil, un voto”. Como se vota para “Tu cara me suena” o para “La Voz Kids”. Pura televisión.

Y no hace falta que los miembros de este partido estén ideológicamente próximos. Es increíble, pero lo proclaman constantemente sus promotores. Sólo es necesario compartir una actitud emocional, un cierto rollito. Como lo que une a los seguidores de “Juego de tronos”. Si clásicamente el representante público representaba a los votantes que compartían sus ideas, ahora el representante no tiene ideas propias y defiende lo que digan sus heterogéneas bases, sean hoy propuestas nacionalistas y mañana internacionalistas, individualistas o socialistas, materialistas o idealistas, esté él de acuerdo con ellas o no. Es un mercenario de la audiencia, perdón, de la acción política. Decide los contenidos de su actividad como María Teresa Campos o Pablo Motos, y la justifica en similares términos estrictamente demagógicos. Pura televisión.

La lógica televisiva llevaba mucho tiempo infiltrada en la política, pero sólo ahora la televisión comercial se materializa físicamente en un partido político. Me queda una duda: ¿está permitido votar en las elecciones desde casa con el mando a distancia? ¿Podemos?

05 abril 2014

APAGUEN SUS OFENSÓMETROS



A ver si se entiende de una puñetera vez: que un asesino en una serie de televisión sea homosexual no es un ataque contra los homosexuales, ni tienen los homosexuales ningún derecho a ofenderse; que una comedia ridiculice a un grupo de ancianos no es un ataque contra los ancianos; que en una película haya un personaje ruin y traidor que además sea francés, o del Betis, o peluquero, o vegetariano, no es un ataque contra los franceses, los del Betis, los peluqueros o los vegetarianos. Que en una serie a una mujer se la represente como vengativa no encierra el mensaje de que las mujeres son vengativas, y no justifica que las mujeres se ofendan. En una obra de ficción el malo puede ser un cura sin que eso implique que se está atacando a los creyentes; que una banda de psicópatas adictos al crack en una película sean negros no es un ataque contra los negros. Se puede representar en la ficción a unos militares de la II República como unos tipejos sórdidos y canallas sin por ello ofender a los republicanos. Un discapacitado puede ser un cabrón en un gag de humor sin que los discapacitados tengan derecho a ofenderse.

Dejen de ser tan egocéntricos. En un reciente capítulo de “Los Simpsons” emitido en los EE. UU., Homer arbitra un partido de fútbol de la selección española y un jugador español le intenta sobornar para que pite a su favor. Pues ya se nos han ofendido todos los patriotas ante lo que consideran un ataque contra España, al dar a entender que los españoles somos corruptos y tramposos. En “La epidemia del narcisismo”, Twenge y Campbell describen al occidental moderno como un carroñero ávido de cualquier indicio de ofensa para reclamar la correspondiente cuota de reconocimiento social y compensación que conlleva ser víctima de cualquier agresión. No sean tan miserables. Ni Homer ataca a los españoles, ni da a entender que seamos corruptos y tramposos, ni tenemos ningún derecho a sentirnos ofendidos. Apaguen sus ofensómetros. Lo único que es ofensivo es la facilidad con la que algunos se ofenden.

04 abril 2014

TUITLEDIARIO


Entre imágenes sorprendentes de sucesos sorprendentes con atropellos sorprendentes, accidentes sorprendentes, atracos sorprendentes y, en fin, tiroteos, caídas y persecuciones sorprendentes, en “Informativos Telecinco” logran encontrar tiempo para dar unas cuantas noticias “de verdad”. Pero, maldición, siempre siguen el mismo patrón narrativo molesto y cansino que me impide soportar más de cinco minutos sin empezar a sufrir más tics que Sheldon Cooper cuando no puede terminar una frase o miente. Veamos un ejemplo. De tic no, de noticia.

Primero, el presentador lee el titular de la noticia. Por ejemplo: “Los datos de audiencia confirman que los ‘Informativos Telecinco’ son los más vistos”. Después, la noticia se ilustra con un minirreportaje presentado por una voz en off y salpimentado con opiniones recabadas en la calle. Voz en off: “Los espectadores eligen ‘Informativos Telecinco’ para informarse”. Señor en un parque: “Me gusta elegir ‘Informativos Telecinco’ para informarme”. Voz en off: “Así lo dicen los últimos datos de audiencia del mes de marzo”. Señora con una amiga: “En marzo vi los ‘Informativos Telecinco’ varias veces”. Voz en off: “Estos resultados confirman una tendencia de los últimos meses”. Amiga de la señora: “Yo los veo desde hace tiempo”. Voz en off: “Nuestros informativos han ampliado la ventaja con la competencia”. Otra vez la primera señora: “Yo los veo cada vez más”. Voz en off: “Tanto es así…”. Abuelo: “Y yo…”. Voz en off: “ …que superamos al  ‘Telediario’ …”. Abuelo: “ …los veo más que el ‘Telediario’…”. Voz en off: “ …incluso sumando la audiencia de La 1 y el canal 24H”. Abuelo: “…mucho más”. Voz en off: “Tal vez esto se deba… ”. Niño: “Puede ser”. Voz en off: “ …a que la información muy troceada… ”. Señor picando carne: “Bien picadita”. Voz en off: “ …sea preferida… ”. Chica comiendo un helado: “Está rico”. Voz en off: “ …por quienes no soportan… ”. Niño comiendo lentejas: “Puaj”. Voz en off: “ …las frases largas”. Joven con perro: “¡Me aburren!”.

03 abril 2014

UN MONO CON ANALGÉSICOS


Ni copago, ni repago, ni multas. La financiación de la sanidad se arregla poniendo en Urgencias a un mono con una caja de analgésicos. Antes de pasar a una sala de espera abarrotada, cada usuario debe acercarse al mono, pedirle unas píldoras y tomárselas. Hecho esto se irá por donde han venido, pero aliviado y feliz por no haber importunado con tonterías al sistema y por haber resuelto el problemilla que le llevó hasta allí con unos gastos mínimos: lo que cuestan unas aspirinas para él y unos plátanos para el mono. Se trata de aplicar lo que dijo el añorado doctor Greg House al entrar en una sala de espera: “Soy especialista en diagnóstico y además en enfermedades infecciosas y nefrología, además soy el único médico del hospital que está aquí contra su voluntad. ¿Verdad, cariño? -añade mirando a la añorada doctora Lisa Cuddy-. No se apuren, la mayoría de sus casos los resolvería hasta un mono con un frasco de analgésicos”.

Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la Organización Médica Colegial, prefiere multar a quien use mal el sistema sanitario y acuda a urgencias por una tontería: “¿Una herida en una rodilla, una picadura de mosquito, un grano en la nariz o un niño con mocos son motivos de urgencia hospitalaria? De estas cuestiones es de lo que estamos hablando”.

Se equivoca, es mejor un mono con analgésicos. Además del ahorro que supondría, descongestionaría el sistema sanitario y evitaría que el usuario se llevara un disgusto cuando el médico le dijera que en vez de sufrir un reconfortante problema grave (y por tanto gratuito), debe darle una mala noticia: que tiene una tontería de nada y la consiguiente multa por colapsar la sanidad.

¿Y si la herida seccionó una arteria, la picadura contagió la malaria o el grano es una buba de la peste negra? Pues mala suerte. En efecto, un mono con aspirinas es como quedar en casa sin ir a urgencias: puede resolver la mayoría de los casos, pero no todos. Los demás morirán habiendo evitado una multa por molestar con tonterías. A no ser que se crucen por la calle con House, especialista en diagnóstico, y les note algo raro.

02 abril 2014

LAS MANOS Y LA BOCA


Albert Camus dijo que todo lo que sabía acerca de la moral y el comportamiento de los hombres se lo debía al fútbol. Me espanta pensar que algunos espectadores deban a programas como “Supervivientes” (Telecinco) todo lo que saben acerca de la moral y el comportamiento de los hombres. Si el cristianismo es platonismo para las masas, como sentenció Schopenhauer, el “supervivientismo” no puede ser ética para las masas, entre otras cosas porque Jorge Javier Vázquez no es Platón, las expulsiones de “Supervivientes” no encierran ninguna lección moral, los conflictos entre los concursantes de “Supervivientes”  no llegan ni a la suela de los zapatos de una reunión de una comunidad de vecinos cualquiera y los debates son tan artificiales como las pestañas de Tatiana Delgado según Oriana Marzoli. ¡Ah, los debates!

Si un debate sobre la jornada de Liga en “El chiringuito de jugones” (Nitro) puede convertirse en un análisis de los vómitos de Tomás Roncero, por ejemplo, un debate sobre la jornada de “Supervivientes” se transforma siempre en un ridículo paripé de groserías, sandeces y absoluta falta de educación. ¿Qué podemos aprender del enfrentamiento entre Tatiana y Oriana? ¿Qué lección podemos sacar de esos gritos, esos gestos amenazantes y esos insultos? La única enseñanza, la única lección que encierran los debates de “Supervivientes” es que Gregorio de Nisa tenía razón cuando, ya en el siglo IV, decía que los hombres nunca habrían disfrutado del privilegio del lenguaje si los labios hubieran tenido que asumir la pesada carga de la alimentación, pero las manos se han encargado de esta tarea para dejar libre la boca. Lo que sale de la boca de los tertulianos de “Supervivientes” es la prueba de la enorme capacidad manual del ser humano. La mano del hombre ha conseguido que los labios sean libres para recitar poesía, describir las leyes del universo, hablar de fútbol e incluso despellejar en público a un concursante de un programa televisivo. Sin las manos, la poesía, la ciencia, el fútbol y los gritos de Tatiana Delgado en el debate de “Supervivientes” habrían sido imposibles. La educación para la ciudadanía, pues, debe empezar por las manos para entender que vivir en la poesía, la ciencia o el fútbol es mucho más interesante que sobrevivir en un debate televisivo o en una isla de Honduras.

01 abril 2014

EL PAPA FRANCISCO, CON WYOMING

Al término de su habitual audiencia de los domingos, el papa Francisco realizó esta semana un llamamiento a los responsables de la cadena española 13tv para que vuelvan a permitir el uso de sus imágenes al programa “El intermedio”, presentado por el Gran Wyoming en laSexta. “Nos hallamos profundamente entristecidos por la noticia de que la emisora televisiva de la Conferencia Episcopal ha prohibido a laSexta la emisión de fragmentos de sus espacios”, declaró el pontífice haciendo uso de ese plural mayestático tan propio de los papas. “Es un quilombo macanudo, che”, continuó en un lenguaje ya más popular, “nosotros aquí en el Vaticano nos juntamos todos los días después de la cena para ver al Wyo y a la Sandra Sabatés, y nos echamos un montón de risas viendo la ironía con la que destripan a Carlos Cuesta y a Alfonso Merlos y a Isabel Durán. La televisión italiana es un horror berlusconiano, y la televisión argentina la tengo muy vista. ‘El Intermedio’ es el único ratito de televisión aceptable que me puedo permitir de vez en cuando, y ahora me lo van a fastidiar mis propios obispos españoles”.

Francisco continuó recordando el precepto evangélico de ofrecer la otra mejilla cuando un católico recibe una ofensa. “En la época de nuestro señor Jesucristo no había televisión, pero el mandato bíblico se aplica claramente a este caso. Cada vez que en ‘El Intermedio’ se ríen del tratamiento que se ha hecho en ‘El cascabel’ de las manifestaciones del 22M, 13tv debería enviarles el vídeo de la cobertura que se ha dado a ese mismo hecho en ‘La marimorena’ para que Wyoming se ría más todavía”. El Santo Padre se mostro confiado en que la Conferencia Episcopal rectificaría su decisión: “No me estoy currando todos los días con mucho esfuerzo un cambio de imagen de la iglesia católica para que ahora los fachas de 13tv me fastidien la jugada. Benedicto era de otro rollo, pero nosotros ahora apoyamos a Wyoming. A Wyoming, y a los homosexuales, y a quien haya que apoyar. ¿Quién soy yo para juzgar lo que hacen otras personas?”, concluyó el elegido por Dios para liderar su Iglesia.