26/3/17

EL TEKILA Y LA PREVERDAD


I. En Estados Unidos se sospecha que Rusia ha podido alterar de alguna manera el resultado de sus elecciones presidenciales. En España todo parece indicar que Forocoches intervino en la final de “Got talent”. Diferentes países, diferentes escándalos. En alguna realidad paralela Rusia altera el resultado de la final de “Got talent” y Forocoches interviene en la elección del presidente de los Estados Unidos. Eso sí, en dicho universo alternativo vuelve a obtenerse el mismo resultado -ganan Trump y el Tekila- pero al revés: Trump gana la final de “Got talent” mientras Hillary Clinton abandona indignada el plató, y el Tekila reúne los votos electorales necesarios para ocupar la Casa Blanca mientras baila rockabilly alrededor de Risto Mejide.

II. ¿Por qué lo llaman “postverdad”? El nombre adecuado es “preverdad”. Tomar como criterio de verdad a uno mismo antes que al mundo no es una elaboración a posteriori de la verdad moderna sino su interrupción a priori antes de estar terminada. No es su consecuente, sino su antecedente. La preverdad siempre ha existido como tentación, pero sólo tras un siglo de publicidad televisiva se convierte en un orgullo: “¿por qué el mundo no va a ser lo que a mí me dé la gana?” es el resumen de todos los eslóganes. El Tekila fue el mejor concursante de la historia de “Got talent” y Trump está siendo el mejor presidente de la historia de los EE.UU. ¿Por qué lo llaman “postmodernidad”? El nombre adecuado es “premodernidad”.

III. La Resistencia como movimiento político en la sombra es uno de los arquetipos más sólidos en las ficciones modernas. Está en “Star wars”, en “The walking dead”, en “Mr. Robot”, en “Los juegos del hambre”. Nos guste o no, no existe hoy en España un movimiento autogestionado, socialsindicalista, de masas y resbaladizo que pueda encarnar el espíritu de la Resistencia mejor que Forocoches. Es nuestro anonymous, nuestro V de Vendetta. Primero tomamos “Got talent”, después tomamos los telediarios. Cada país tiene el presidente, la Resistencia, y el ganador de “Got talent” que se merece.

25/3/17

¿SABE TERELU EL TAMAÑO DE LOS SOBAOS PASIEGOS DE SELAYA?

Claro, cómo no va a haber fracasado “Qué tiempo tan feliz” si no invitaban frecuentemente a Miguel Ángel Revilla. Por favor, María Teresa, eso es ignorar el primer mandamiento de la televisión en España: “Invitarás a Revilla sobre todas las cosas”. ¿En qué estabais pensando, Mediaset? Luego ya te podrás preocupar de que el programa sea ameno, tenga ritmo, interés o no dé vergüenza ajena. Pero primero, Revilla. Hasta en la sopa. Con cualquier excusa. Venga o no venga a cuento. Mira a José Mota, que no tiene un pelo de tonto. Estrena un nuevo programa ¿y a quién trae? A Revilla. ¿Tuvo algún interés la entrevista? Tanto como hurgarse un agujero de la nariz. ¿Y qué? O Revilla o nada. Mira a Bertín Osborne, también la semana pasada. ¿La casa de quién fue su casa? ¡La de Revilla! ¿Sacaron algún provecho los espectadores que siguieron la charla? El mismo que hubieran sacado hurgándose el otro agujero de la nariz. ¿Alguien se ha quejado? Revilla o muerte, venceremos. ¿Y Risto? ¿A quién sentó en el sofá ése hace pocos días? ¡¡A Revillaaa!! ¿Valió para algo? Para lo mismo que vale meterse dos dedos en los dos agujeros de la nariz y respirar dificultosamente por la boca. ¿Pasa algo? Revilla, luego existo. Lo saben en “La sexta noche”. Lo saben en “Espejo público”. Lo saben hasta Trancas y Barrancas. ¿No lo sabías tú, Terelu, hija?

Y ahora la ex-presentadora de "Qué tiempo tan feliz" está triste… ¿Qué esperabais, apoyándoos en Torito, Bigote Arrocet y los Supersingles? En nuestro país, hacer un programa de televisión y no invitar a Revilla es como bromear sobre Mahoma o sobre Carrero Blanco: muy arriesgado. Bien lo saben en “Got talent”, tras varios años intentando fichar de jurado a Revilla. “GH VIP” ofreció a Revilla una edición especial que se llamaría “GH ReVIPlla”. Las negociaciones de Revilla con “Tu cara me suena” se rompieron en el último momento y su lugar lo ocuparon Los Chunguitos. Así que espero, María Teresa, que al menos hayas aprendido la lección: “Las Campos” necesita urgentemente un cameo de Revilla. No me digas que no sabes cómo encajarlo. ¿Sabe Terelu el tamaño de los sobaos pasiegos de Selaya?

24/3/17

LA VIRGEN CON BURKA


Reivindico el derecho de Intereconomía a pitorrearse del islam, a parodiar sus costumbres, a reírse de sus tradiciones. Por supuesto, no solo ningún fundamentalista religioso debe enfadarse, tampoco ningún musulmán debe denunciarlos por ofensa a las creencias religiosas, ni pedir que clausuren la cadena, despidan a la subdirectora ni cierren el programa en el que dijo barbaridades disfrazada con un niqab y amagó un estriptis final. Beatriz Rojo solo ejerció la libertad de expresión que nos hemos dado en nuestra sociedad aconfesional en la que una creencia religiosa no tiene por qué merecer una protección superior a ninguna otra, incluidas las creencias racionales que, tras años de investigación y estudio, comparten los filólogos o los biotecnólogos.

Rojo presentó así su especial informativo: “Nos preguntaremos si en Occidente estamos condenados a ver a mujeres europeas sometidas al dictado del fundamentalismo islamista. […] Es un hecho probado que la integración de los musulmanes en nuestras sociedades es una utopía. No acatan nuestras leyes, no respetan nuestras normas de convivencia, tampoco nuestra cultura o nuestras tradiciones. […] ¿Por qué los gobiernos europeos miran para otro lado ante la amenaza creciente de la invasión islamista?”.

Cuando la fe se supedita cada vez más al gusto del cliente, hacen bien en Intereconomía al celebrar el carnaval en Cuaresma. ¿Una drag queen se disfrazó de Virgen y Cristo en el carnaval de Las Palmas? Pues alegría: Rojo se disfrazó con un niqab (y no un burka) para presentar el programa “Islamización en Europa, ¿llevaremos burka?”. Todo vale, tíos. ¿Es un desprecio a la mujer que no le preocupe que el fundamentalismo someta a las mujeres sino solo a las europeas? ¿Incita al odio decir que no algunos sino todos los musulmanes no se integran, no acatan las leyes ni respetan nuestra cultura o tradiciones? ¿Y que hable de “invasión”? No señores: el carnaval es el carnaval y mi amigo Moja Sainy estará muerto de risa aplaudiendo a esta drag queen tan loca, loca, loca.

23/3/17

PORNO EN TVE


Los reyes son casi como los actores porno. Antes eran iguales sin más, porque su trabajo estaba íntimamente unido a la sexualidad y la reproducción (lo que estrechó lazos entre Alfonso XIII, gran impulsor de la industria del porno española, y sus actores). El reciente desarrollo de métodos anticonceptivos y tecnologías de reproducción separó sexo y reproducción, y, de rebote, a reyes y actores porno. Por eso hoy podemos decir que de los actores porno interesa el sexo (algo público) y no la reproducción (algo privado), mientras que de los reyes interesa la reproducción (de interés público) y no el sexo (un asunto privado). Pero esta separación solo se da si los reyes permiten que un funcionario compruebe que usan anticonceptivos en sus encuentros sexuales. O si, menos engorroso, se someten a una vasectomía o ligadura de trompas vigilada por la Guardia Real. Así es la naturaleza de su antiguo y extraño trabajo. O lo toman, o lo dejan.

La incontinencia sexual de Felipe IV, que dejó decenas de hijos pero un solo heredero deforme, la consanguinidad que acabó con la Casa de Austria, la macrosomía genital de Fernando VII que al dificultar su vida sexual causó una crisis sucesoria y las Guerras Carlistas, el servicio de Isabel II a la corona rompiendo la endogamia borbónica con un capitán de ingenieros para traer al mundo a Alfonso XII o la importancia política de bastardos reales como Juan de Austria son algunos ejemplos de la importancia que la bragueta real siempre tuvo. De intimidad, nada. A ver por qué ahora iba a ser diferente.

Por eso es vergonzoso que TVE sea la única cadena que no habla de las grabaciones secretas hechas a Juan Carlos (el rey), incumpliendo su deber de informar y servir al soberano (el pueblo, según la Constitución). Eduardo Inda dice en “laSexta Noche” y en toda su gira televisiva que hay conversaciones íntimas que jamás se publicarán y que la vida privada del rey no es relevante, sino que hubiera pinchazos. ¿Íntimo? ¿Privado? Seamos monárquicos de verdad. Igual que es un deber la protección y manutención pública de los reyes, es un deber vigilarlos, no en secreto sino rutinariamente, porque nos va la monarquía en ello y debemos proteger la línea sucesoria de tan real linaje.

22/3/17

IÑAKI MUERDE A JORGE JAVIER


Noche del sábado. Prime time. Una cadena plantea un debate político acerca de la conveniencia de legislar la gestación subrogada con representantes de diversas posiciones ideológicas. Otra cadena está hablando mientras tanto de los encuentros sexuales entre un personaje muy conocido por sus aventuras amorosas y una de sus muchas amantes. En la primera cadena discuten políticos, periodistas y representantes de asociaciones de marcado cariz ideológico. En la segunda cadena todo parece girar alrededor de una estrella del periodismo basura que igual se dedica a cuestiones de política, de deportes o de amoríos. En la primera cadena se habla de feminismo, izquierda, justicia social. En la segunda cadena se habla de yates, pisos para encuentros furtivos e imágenes captadas sin el consentimiento de los protagonistas.

No voy a decir todavía cuál es cuál. Pero uno de los dos programas sobre los que estoy hablando es “La sexta noche”, la larguísima tertulia política de laSexta. Y el otro es “Sálvame Deluxe”, perdón, quise decir “Sábado Deluxe”, la última mutación del programa basura estrella de Telecinco. Uno lo presenta Iñaki López y Andrea Ropero. El otro lo presenta Jorge Javier Vázquez. Uno afirma ser un programa serio de debate mientras que el otro no tiene empacho en reconocer que no pasa de ser un espacio de entretenimiento frívolo y banal para gente sin especiales luces que no quiere pasarse la noche del sábado comiéndose la cabeza.

Y ahora, claro, llega la pregunta del millón: ¿qué cadena estaba emitiendo el debate sobre la gestación subrogada y cuál dedicaba su tiempo a hablar del folleteo de un aristócrata? Les daré una pista recordándoles ese sobadísimo dicho periodístico según el cual no es noticia que un perro muerda a un hombre, pero sí es noticia que un hombre muerda a un perro: es decir, que si hubiera sido Telecinco la cadena que estuvo hablando del corazón y laSexta la cadena que estuvo hablando de política, yo no hubiera escrito esta columna. ¿Saben ya cuál de las dos cadenas fue Telecinco y cuál de las dos cadenas fue laSexta en el horror de la noche del sábado?

21/3/17

EL XEFXIT


A ver, que yo no estoy asegurando que haya una relación directa, pero me llama la atención que ningún analista de política internacional haya relacionado el Brexit con “El xef”. Todos nos quedamos sorprendidos cuando el pasado junio se celebró el referéndum en el Reino Unido y ganaron los defensores de la ruptura con la Unión Europea. Nadie esperaba el resultado y en los medios de comunicación se discutieron explicaciones relacionadas con la idiosincrasia británica, sus problemas económicos o la geopolítica de los movimientos migratorios. Pero este fin de semana, con el estreno de la segunda temporada de “El xef” en Cuatro, nos enteramos de que aquellos meses D…a…b…i…z (perdonen, es que me cuesta mucho escribir “David” con "b" y "z", y me atasco varios segundos entre tecla y tecla) Muñoz se los pasó por el barrio de Mayfair abriendo su nuevo restaurante en Londres. ¿Coincidencia? Es posible. ¿Mera casualidad? Yo no digo que no. ¿Reacción de pánico justificado de la población inglesa al ver lo que se les venía encima desde la Europa continental? Pues tampoco creo que esta posibilidad sea descartable.

Quizá alguno de ustedes piense que exagero. Sherlock Holmes, otro londinense ilustre cuya serie también terminó para siempre coincidiendo con la llegada de.. (ufff… venga, ánimo) D…a…b…i…z Muñoz a la ciudad, deduciría que el que piense así no ha visto el estreno de “El xef”. Un cocinero que define su cocina como canalla, bestia y radical, que considera su propio ego como el producto más importante que ofrece su restaurante, que advierte a sus comensales que de que van a asistir a un crimen gastronómico, llega a un país, y a continuación el país se marcha del continente. Es cierto que “a continuación” no significa “a causa de”, pero lo sugiere. Pronto saldremos de dudas: el marido de Cristina Pedroche (no es una referencia sexista, sólo intento no tener que volver a escribir su nombre) ha declarado su intención de abrir otro de sus locales en Nueva York. Como EE.UU. comience a construir muros o a endurecer sus políticas inmigratorias, yo empezaría a pensar que lo que ocurrió en junio pasado entre el Brexit y el x...e...f fue algo más que una mera coincidencia.