14/11/18

"LOVE ME DO" SIN CODAZOS


El pasado sábado, el telediario de la tarde de la televisión pública informó de las inundaciones que las lluvias habían provocado en Petra, “una de las siete maravillas del mundo”. En el telediario de la noche, el presentador volvió a informar de las inundaciones en Petra, pero esta vez la capital del antiguo reino nabateo ya no era “una de las siete maravillas del mundo”, sino “Patrimonio de la Humanidad”. Correcto. No sé si en TVE hay un asesor histórico, un corrector de estética, un tábano del puntillismo o, quizás, un redactor que sabía que las maravillosas ruinas de Petra no son una de las siete maravillas del mundo antiguo, sino que sólo están en la lista de ese engendro que han llamado “maravillas del mundo moderno”, una ridiculez que recoge siete maravillas elegidas en un concurso público y mezcla, sin orden ni concierto, a Petra con el Coliseo de Roma, la Gran Muralla China y, ejem, la estatua de Cristo Redentor en Río de Janeiro. No se debe decir que Petra es una de las “maravillas del mundo” porque esas maravillas o, más bien, “obras que hay que ver” son la Gran Pirámide Guiza, los Jardines Colgantes de Babilonia, la estatua de Zeus en Olimpia, el Templo de Artemisa en Éfeso, el Coloso de Rodas, el Faro de Alejandría y el Mausoleo de Halicarnaso. Lista cerrada.

Podemos decir que el batería Pete Best forma parte de la lista de maravillas de los Beatles, siempre y cuando dejemos claro que la maravillosa lista de los Beatles desde la publicación de “Love Me Do” en 1962 tiene cuatro miembros (John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr). Lista cerrada. No tengo nada en contra de Petra ni de Pete Best, pero Petra no está en la lista de las siete maravillas del mundo antiguo (las auténticas maravillas) y Pete Best no está en la lista de los Beatles a partir de “Love Me Do” (los auténticos Beatles). El telediario de la noche de nuestra televisión pública hizo bien al puntualizar que Petra no está en la lista de las maravillas del mundo (aunque sí en la lista de esas “maravillas del mundo moderno”), sino que el conjunto monumental de Petra está inscrito en la lista del Patrimonio de la Humanidad. Creo que estas cosas son importantes. Si dejamos que Petra comparta lista con el templo de Artemisa, terminaremos creyendo que Pete Best compartió la silla de la batería de los Beatles con Ringo Starr, de forma que Pete y Ringo se daban codazos a lo Sergio Ramos cuando los Beatles grabaron “Love Me Do”. Y no.

13/11/18

¡MILAGRO!


Los nacionalistas se llaman a sí mismos patriotas, y llaman nacionalistas a los patriotas de enfrente. Las fronteras son así, obran milagros linguísticos como este y otros, que, bueno, son menos divertidos. Y da igual si la frontera es exterior o interior. De hecho, una frontera es tan milagrosa que su primer milagro es que no necesita existir para obrar prodigios. Ríete tú del Argumento Ontológico de san Anselmo de Canterbury. Basta con que una barrera divisoria se desee con mucha fuerza con los ojos muy apretados –igual que en esos telefilmes navideños de sobremesa– para que cause portentos y, si te descuidas, haga chas y aparezca a tu lado. Ay, Anselmo, Anselmo, Anselmo, monje de mis penares, tal vez no la esencia, pero sí las esencias traen las fronteras a la existencia. Ahora viene la sorpresa: hablo de televisión. Y ahora, el desparrame: ¡hablo de Telecinco!

El otro día bromeaba David Broncano en “La Resistencia” (#0, de Movistar+) con asaltar en directo el plató de “Informativos Telecinco” igual que asaltó antes “El Hormiguero” con Dani Martín. Como Pedro Piqueras es muy aficionado a hablar de catástrofes y desastres, fantaseaba con decirle: “¡Tira de esta, Pedro! ¿Quieres ver una catástrofe?”.  Que no lo haga, porque Piqueras ya montó su propia catástrofe. En una noticia sobre la conmemoración de los 80 años de la terrible Noche de los Cristales Rotos en Alemania, “Informativos Telecinco” ilustró las palabras de Angela Merkel contra los nacionalismos con imágenes de manifestaciones independentistas catalanas junto a otras ultras en Polonia y Hungría. Las críticas a Telecinco, más las discusiones, porfías y acusaciones reversibles entre nacionalistas y patriotas de ida y vuelta, han permitido a Piqueras tener su propia catástrofe. De lo que no nos alegremos, pero casi.

Gracias a Piqueras, la tontorrona polémica nuestra de cada día en Telecinco no pasa por Javi Tudela defendiendo a su madre Makoke de la acusación de Miriam a la ex de Kiko Matamoros de acostarse con Carlos Lozano mientras salía con Mónica Hoyos. Bienvenido sea el milagro, compatriotas.

12/11/18

TONGO EN "OT"


¿Manipula Telecinco los votos de los espectadores en “GH VIP”? ¿Manipula TVE los votos del jurado en “OT”? ¿Hace la tele trampa? Sí, pero no lo bastante.

Telecinco no es la cadena más vista por hacer programas buenos, sino por hacer bien sus programas. Los ‘reality shows’ de los que vive no son programas buenos, pero están bien hechos y son buenos programas.

Quien quiera pararle los pies a Telecinco puede intentarlo con programas buenos o malos, de calidad o no, pero está condenado al fracaso si no hace buenos programas. A la televisión bien hecha solo se la puede combatir con televisión bien hecha. Y TVE, la cadena con más recursos, más historia y más responsabilidad social, debería saberlo.

En “Fama”, aquella serie estadounidense de los ochenta que hoy llamaríamos “Triunfo”, enseñaban que la fama cuesta. Hoy hace falta recordar que también la tele cuesta. Y mucho. Por eso no puede dejar nada al azar, confiando en que espontáneamente todo saldrá bien porque sí. Si la audiencia televisiva se mide al minuto, despiezando los datos de espectadores con el detalle de un orfebre y la precisión de un cirujano, los contenidos han de planearse al milímetro. La improvisación debe estar perfectamente ensayada, y la naturalidad debe ser una coreografía tan eficaz como el mecanismo de un reloj. Una empresa que maneja presupuestos tan altos necesita gastar su dinero con cabeza para que todo vaya bien. Y si se trata de un buque insignia como “OT”, más. Vende magia, pero para que funcione ha de ser magia con precisión.

El pecado de Telecinco no es que sus ‘realities’ y ‘sálvames’ estén guionizados, sino que nos vendan eso como “la vida en directo”. Cuando acusaron a “GH VIP” de tongo la semana pasada, Telecinco ya ni se inmutó. Lo preocupante es el empeño de TVE en negar el tongo en “OT” tras una foto indiscreta que descubría las instrucciones que seguía una miembro del jurado antes de votar. TVE debería tener la madurez de Telecinco, hacer tongo y mentir. Porque si realmente “OT” está improvisado es como para pedir la dimisión, esta vez sí, de su jefaza Rosa María Mateo. Para que se entere de que la tele cuesta.

11/11/18

ARDE FRANCO


Arde Madrid. Arde Franco. La serie de Paco León y Anna R. Costa que estrenó Movistar+ el pasado jueves incorpora de forma subrepticia la solución a todo el follón que se ha montado respecto de la exhumación de los restos del dictadorísimo Francisco Franco. Es otra más de las virtudes con las que esta ficción deleita al espectador, que se suma a su magnífica realización, su guion tenso y bien resuelto o el calado tragicómico de sus personajes. En la España de comienzos de los 60 Anamari y Manolo, personal doméstico de la residencia madrileña de Ava Gardner, encabezan un retrato en blanco y negro de la pequeña España que salió de la cabeza y los fusiles de un personaje pequeño.

Porque detrás del despertar al sexo de Anamari, detrás de las juergas flamencas de Ava Gardner, la Sección Femenina y los clanes gitanos, aparece Francisco Franco como un personaje de atrezzo, como una figura mínima, más ridícula aun que el mismísimo Juan Domingo Perón y su mujer Isabelita, más irreal que Carmen Sevilla. Franco como un demiurgo risible, un sello amplificado, el líder de un movimiento universal y eterno que enrojece como un adolescente pajillero ante los pechos descarados de una actriz de Hollywood bellísima y ordinaria.

En la edición de lujo en donde se publique la serie se podría regalar una reproducción del cuadro desde el que el dictador mira a Manolo y Anamari consumar su matrimonio ficticio, pero, ya que arde Madrid, podría arder también Franco convertido ahora en el extra de un DVD. ¿No era una nube de humo todo este empeño de Pedro Sánchez por sacar los restos del dictador del Valle de los Caídos? Pues que sea el humo de un crematorio. Incineremos los restos y ofrezcámoslos como regalo de acompañamiento con la caja de la edición de lujo del Blu-Ray. Franco como cameo en una serie de Paco León. Franco como merchandising de “Arde Madrid”. Qué final tan justo.

10/11/18

ANUNCIOS DE HEROÍNA



Lo dijo Vicente Arroyo, vicepresidente de la Asociación para la Prevención y la Ayuda al Ludópata, con motivo del reciente Día Internacional sin Juego: las apuestas deportivas entre los jóvenes se están convirtiendo en la nueva heroína, la nueva adicción responsable de que una parte de esta generación vea su vida echada a perder entre deudas, pequeños robos y obsesiones simplemente absurdas. No es el primero que ha propuesto un paralelismo entre los juegos de azar y ciertas drogas, hasta el punto de que los especialistas ya han reservado un apartado del estudio de las conductas adictivas para lo que llaman “adicciones sin sustancias”.

Nadie duda de la seriedad del problema. Pero en este caso el asunto está notablemente agravado por la inexplicable presencia de anuncios televisivos de estas empresas de apuestas especialmente colocados alrededor de los eventos deportivos o de otras empresas de póker online situados en otros segmentos de la programación de perfil claramente juvenil. ¿Se imaginan en la década de los ochenta anuncios de televisión en donde, sobre un fondo de música trepidante, viéramos al Carlos Sobera de entonces diciéndonos “trapichea trapichea trapichea”, “lía lía lía” o “chútate chútate chútate”? ¿Se imaginan que antes de la emisión de un concierto de música rock -sí, amigos, aunque ya no lo recuerden, en los ochenta se emitían por televisión conciertos de rock- hubiéramos visto anuncios de marihuana, cocaína o heroína?

“Entra entra entra”, “mira mira mira”, “apuesta apuesta apuesta”, “sufre sufre sufre”, “ríe ríe ríe”, “salta salta salta”, “vive vive vive”, “juega juega juega”. Que cada palo aguante su vela. Los jóvenes han de hacerse responsables de sus conductas de juego; las cadenas de televisión han de dar cuenta de su incitación a dichas conductas. Y el Estado, al igual que impone ciertos mensajes que han de aparecer en la publicidad de tabaco, debería obligar a que al final de estos anuncios se incluyera de forma destacada el mensaje “pierde pierde pierde”.

9/11/18

TRAPOS, BANDERAS Y AUTOCENSURA



Éramos pocos y parió Valtònyc. El rapero entra en escena criticando a Dani Mateo, pero no lo hace por celos al ver que este, simulando sonarse con una bandera, ha conseguido más repercusión social que él con todo su arte rompedor, sus letras cañeras y su condena por enaltecimiento del terrorismo y calumnias e injurias graves contra la Corona. Tampoco lo hace enfadado al ver que, encima, él ha tenido que huir de España y refugiarse en Bélgica mientras Mateo sigue aquí con su vida. Valtònyc critica a Mateo porque él defiende la libertad de expresión y le gusta ejercerla, porque se cree más valiente que nadie, y porque no termina de entender qué está pasando.

Por eso Valtònyc llama “acojonado” a Mateo por pedir perdón. Y por eso añade desafiante: “enviadme trapos de esos y me limpio los mocos, el sudor de los sobacos y la mierda del culo”. Porque no se entera. En primer lugar, el oficio de trapero está en la base del desarrollo de la imprenta en Europa y de la progresiva conquista de la libertad de expresión, gracias a esa constante tarea de recuperación de viejos trapos para hacer papel con el que abastecer las imprentas que liberaron el saber de su encierro en monasterios y catedrales. Así que un respeto a los trapos. Y, en segundo lugar, todo lo ocurrido estos días, incluida su bravata, solo tiene sentido si se entiende que una bandera no es un trapo. Mateo no simuló sonarse con un trapo. No hay humor en eso. Ni hay indignación, ni insultos, ni retirada de contratos, ni amenazas de muerte contra quien se suena con un trapo. Así que tampoco hay valentía en pedir trapos para limpiarse el culo, Valtònyc: solo hay higiene. Otra cosa es usar una bandera, porque entra en juego la distinción entre referente y símbolo, y qué valor que damos a los símbolos.

Valtònyc, no estás condenado por modular sonidos con el aparato fonador, sino por tus palabras. Y no eres un acojonado por huir para evitar que unas cuantas células se reubiquen en el continuo espacio-tiempo, sino para evitar que te encarcelen. Menos autocensura, Valtònyc, es la peor censura de todas.

8/11/18

¡LEÑA A LOS ANTIDEMÓCRATAS!


De vergüenza el maltrato de RTVE a la princesa Leonor Borbón. Si usted no se indignó en su día, no sé a qué espera. Playz, el canal de contenidos digitales de RTVE, hizo una broma intolerable con la chiquilla. Ahora que la bandera mucilaginosa va secando, puede despacharse a gusto otro par de días con esta otra ofensa y quedarse esperando la siguiente más chulo que un ocho.

La cosa va así: Playz editó un vídeo añadiendo a la infantil lectura de la Constitución en el Instituto Cervantes, un mic drop de Barak Obama. O sea, primero sale ella leyendo y luego él dejando caer el micrófono al suelo con chulería. No sé si porque doña Leonor no tira cosas al suelo como Obama, no es estadounidense como Obama, o nunca fue elegida en unas elecciones democráticas como Obama, el caso es que la peña se enfadó pilísima con el montaje. Para sumarse a esta hermosa multitud vociferante solo hay un problema: un mic drop es una forma de señalar que una intervención fue contundente y eficaz, así que la torpeza de RTVE solo es un pelotilleo sobón al que cuesta exigir un pelotilleo sobón aún mayor. ¿Cómo indignarse entonces? Bien fácil.

En aquella lectura, una sirvienta se escondía tras la bandera (qué hermoso símbolo). Cuando el rey terminó su intervención, la mujer dobló la cerviz, bajó la cabeza, y llegó hasta el suelo para colocar la escalerilla de dos peldaños a los que debía subirse la niña para alcanzar el atril. Está muy bien que la mujer se humillara (llegara al humus, al suelo) para servir a la señora de 13 años a la que tanto debe. Es estupendo porque si ella es princesa, nosotros somos, por lógica, súbditos; y si ella es alteza, nosotros bajeza; pero ¿era necesario retransmitir eso por la tele? ¿No ve RTVE que esta bella imagen de sometimiento puede utilizarla un contubernio judeo-masónico-marxista-internacional contra nuestras instituciones? ¿No ve que los antidemócratas ignoran que la igualdad de la que habla el Artículo 1 de la Constitución consiste en que ese valor superior de nuestro ordenamiento jurídico nos permite competir en igualdad para ser quienes nos arrastremos para que su alteza gane altura? ¡Leña a RTVE! ¡Leña a los antidemócratas!

7/11/18

ÁLVARO CON CABEZA


Álvaro de Luna fue condestable de Castilla en el siglo XV, maestre de la Orden de Santiago y valido del rey Juan II, y tras una vida tan intensa como fascinante fue decapitado en la plaza Mayor de Valladolid (antes estuvo prisionero en el castillo de Portillo, una localidad vallisoletana que deben visitar por su castillo, sus piñones, sus ajos, sus vistas y sus calles). Pero hay otros Álvaros. Hace unos días nos ha dejado el actor Álvaro de Luna, condestable de Kirk Douglas y de Tony Curtis, a quienes dobló en “Espartaco”; maestre de la Orden de los Especialistas en “El coloso de Rodas” y valido de Sancho Gracia en la serie “Curro Jiménez”, y tras una vida tan intensa como fascinante dedicada al cine y a la televisión murió con las botas de actor puestas sin perder ni un momento la cabeza.

No es del todo justo asociar a Álvaro de Luna con El Algarrobo, ese personaje que todos recordamos cuando pensamos en “Curro Jiménez”, incluso más que el propio Curro y muchísimo más que El Estudiante. Pero así son las cosas. ¿Por qué? Por el mismo motivo por el que los que crecimos con los tebeos del Capitán Trueno o del Jabato recordamos con más cariño al entrañable Goliath y al barbudo Taurus que a Trueno, Jabato, Crispín o Fideo de  Mileto. A la cultura popular le gustan los tríos (también le gustaban a Hegel, pero eso es otra historia). Y los tríos heroicos necesitan un contrapunto forzudo, alegre, comilón y fiestero que ponga en su sitio a tanto defensor de la justicia. Que sí, que a todos nos caen bien Curro Jiménez, el Capitán Trueno y El Jabato (y un poquito menos bien El Estudiante, Crispín y Fideo), pero si hay que ir a tomar unas cañas que nos den al Algarrobo, a Goliath y a Taurus. Álvaro de Luna nos alegró la vida muchas veces en el inolvidable Estudio 1, y dio lustre a unas cuantas películas que, la verdad, podrían ser perfectamente olvidables. Pero Álvaro siempre será El Algarrobo, el bandolero calvorota, forzudo y sensible que cortaba el pan con esa navaja tan reconocible como el parche en el ojo de Goliath o el traje de troglodita de serie B que siempre lleva Taurus.

Nuestro Álvaro de Luna no fue condestable de Castilla, sino El Algarrobo. Por eso se fue con la cabeza en su sitio y nos dejó con el corazón roto.

6/11/18

LA PRUEBA DEL ISIS


De entre todos los argumentos que he leído durante estos días en contra de Dani Mateo, ninguno más chiripitifláutico que aquél que condena al cómico porque jamás se habría atrevido a hacer lo mismo con la bandera del ISIS. No voy a menospreciar la inteligencia del lector explicando por qué dicho argumento no tiene ni pies ni cabeza, y cómo, a poco que uno rasque en él, resulta ser más un motivo para defender a Dani Mateo que para criticarlo. Pero les propongo que nos divirtamos un rato aplicando la misma lógica a otros contenidos televisivos. Empezamos:

- Susanna Griso presenta “Espejo público” vestida con una falda ajustada, tacones, maquillada y con la cara descubierta. Qué valiente, ¿no? ¿Por qué no va a la televisión del ISIS y se presenta así, a ver qué le hacen? Claro, para salir por Antena 3 sí, ¿no? Pero para ir al ISIS…
- Hemos visto en "Masterchef" muchas veces cocinar platos que llevaban cerdo o carne de otros mamíferos que no habían sido sacrificados mediante el rito halal. Se creerán muy atrevidos Jordi, Pepe y Samantha... Pues que vayan al ISIS a cocinarlos, a ver si salen de rositas como les dejamos salir aquí...
- Varios concursantes y profesores de “Operación Triunfo” han mostrado abiertamente su homosexualidad. Claro, se atreven a eso porque están en España. Si son tan valientes, ¿por qué no van al ISIS diciendo que son gays o lesbianas y dándose besos?
- Trece emite todos los domingos la Santa Misa por su cadena. ¡La Santa Misa! ¡Como si fuera lo más normal! Si lo ven tan normal, ¿por qué no van a alguna televisión del ISIS e intentan emitir la Santa Misa? Para España sí, pero para el ISIS no tienen lo que tienen que tener, ¿verdad?

La prueba del ISIS. El criterio definitivo. Prohibamos en televisión todo lo que no podría verse en una televisión controlada por el ISIS, o, al menos, acusemos de cobardía a los que lo hagan. Y aplaudo la valentía de los que han criticado así a Dani Mateo: seguro que lo hubieran hecho igual si Dani Mateo perteneciera al ISIS y ellos se jugaran la vida al criticarle.

5/11/18

"TELECINCO", EL PROGRAMA


Telecinco tiene la propiedad conmutativa. El orden de sus presentadores no altera el producto. El producto de Telecinco son los programas, claro. Por eso Paolo Vasile se puede permitir, por puro capricho, así como el que cambia de sitio los muebles del salón, intercambiar a Toñi Moreno y Emma García sin que nada en Telecinco se altere. Si vales para presentar “Viva la vida”, vales para presentar “Mujeres y hombres y viceversa” y viceversa. Eso no lo pueden decir todas las cadenas. La 2 no puede poner a Maika Makovski (“La hora musa”) a presentar “Saber y ganar” y a Jordi Hurtado (“Saber y ganar”) a presentar “La hora musa”. #0 no puede poner a Michael Robinson (“Informe Robinson”) a presentar “La resistencia” y a David Broncano (“La resistencia”) a presentar “Informe Robinson”. Pero Telecinco puede hacer cualquier permuta de sus cinco presentadores básicos tomados de dos en dos sin que nada chirríe. Incluso puede coger al Jorge Javier Vázquez de “Gran Hermano VIP” e intercambiarlo con el Jorge Javier Vázquez de “Supervivientes” o con el Jorge Javier Vázquez de “Sábado Deluxe” sin que nadie pueda notar ninguna diferencia.

Porque, en rigor, la cadena Telecinco sólo emite un programa, llamado “Telecinco”, que dura las veinticuatro horas del día a lo largo de los siete días de la semana. A diferencia de todas las demás cadenas, que intentan mostrar un abanico variado con el que convocar un amplio perfil de público, la cadena de Mediaset exhibe una uniformidad de sol a sol digna de un mejor propósito. Por ello, cambiar a Toñi Moreno por Emma García no tiene mayor repercusión sobre el resultado final que la que pudiera tener sobre “El hormiguero” que Pablo Motos pusiera a Jandro a presentar la sección de ciencia mientras Marron pasaba a ocuparse de la magia en el programa. “Mujeres y hombres y viceversa”, “Gran Hermano”, “Supervivientes” o “Viva la vida” son sólo diferentes secciones del gran y unitario programa basura que es “Telecinco”.

4/11/18

ALGUNOS POLÍTICOS CUMPLEN LO QUE PROMETEN


Si Juan Carlos Monedero ha participado a lo largo de esta semana en “Pasapalabra”, no tendrá nada de raro que participe en un futuro en “Masterchef”. Si participa en “Masterchef”, a nadie extrañaría que terminemos viéndole en “Tu cara me suena”. Si se encuentra entre los concursantes de algún “Tu cara me suena”, formará parte de las quinielas de participantes en “Gran Hermano VIP”. Si forma parte de alguna edición de GH, ¿por qué no va a estar incluido en futuras ediciones de “Supervivientes”? ¿No hay acaso una pasarela directa entre “Supervivientes” y “Sálvame”? Si se comentan en “Sálvame” sus peripecias en las islas de “Supervivientes”, será muy probable que tarde o temprano acabé siendo entrevistado en el “Deluxe”.

Como siempre pasa en televisión, el principal problema de la aparición de Monedero en “Pasapalabra” a lo largo de esta semana no está en el hecho en sí, sino en las puertas que se abren. Si el profesor universitario fundador de Podemos no ha visto nada incompatible entre su ideología y la colaboración con un concurso de Telecinco, si no le ha chirriado nada aparecer entre “Sálvame” y el informativo de Pedro Piqueras formando parte de un juego en el que se distribuyen miles y miles de euros de forma caprichosa, ¿qué podría detenerle ante las demás posibilidades?

“Basta ya de la izquierda elitista pseudointelectual”, podría decir mientras se abalanza sobre el supermercado de El Corte Inglés en “Masterchef” buscando ingredientes para una esferificación de setas sobre pasta filo. “La nueva izquierda tiene que ir a los foros en donde se encuentran las nuevas mayorías”, declarará disfrazado de John Denver en “Tu cara me suena”, antes de interpretar “Take me home, country roads”. Cuando “La Tuerka” cerró sus emisiones a comienzos de año, Monedero –“Juan Carlos” ponía su pegatina en “Pasapalabra”- prometió buscar nuevas fórmulas para volver a la televisión. Algunos políticos cumplen lo que prometen.

3/11/18

LA PALABRA "AGUA" NO MOJA


I. Corrí al cuarto de baño. Me había perdido “El intermedio”, pero al llegar a casa vi la que se había liado en las redes sociales alrededor del gag en el que Dani Mateo terminaba sonándose los mocos con una bandera española. Al parecer, había cometido una afrenta gravísima contra España, que no es más que la suma de todos los españoles. “Soldados que mueren en defensa de la libertad fuera de nuestras fronteras”. “La clave de nuestra convivencia en sociedad”. “Contra Puigdemont y/o Mahoma no hay huevos”. Sentí mucho asco de pronto y corrí al cuarto de baño. Me quité la ropa a toda velocidad y me acerqué al espejo esperando encontrarme lleno de mocos de Dani Mateo. Me miré el pecho, la espalda, entre las piernas, en las axilas…

II. El ser humano es esencialmente simbólico, es verdad, pero no por ello se nos quita el hambre lamiendo el menú de un restaurante, ni entramos en calor dibujando unas llamas y acercando las manos. No te permiten montar en el autobús entregando una foto de un euro. La palabra “agua” no moja. Si ya de por sí distinguir entre el símbolo y su referente es una señal de una mínima elaboración intelectual que supera la inmediatez del reflejo pavloviano, cuánto más lo será en el ámbito del humor, en donde, por definición, se violan todos los automatismos con los que funcionamos en la vida cotidiana para ponerlos de relieve. Como fue este caso.

III. … pero no tenía ningún moco pegado a mi cuerpo. Me examiné a conciencia. Ni uno. Dani Mateo se había sonado los mocos en mi bandera, pero yo no había quedado empapado de mocos. Me senté de nuevo al ordenador, ahora ya sin entender de qué estaban hablando los indignaditos de twitter. Aun así, intervine en un hilo, y propuse que se castigara a Dani Mateo con una pena proporcional a la falta cometida: concretamente, que todos escribiéramos en un papel las palabras “Dani Mateo” y luego las tacháramos apretando mucho con el boli. Que se joda. Empezaron a ponerme a parir a mí también. Ahora sí distinguían el símbolo y el referente.

2/11/18

DEFENSA DE LOS ESTEREOTIPOS (a.k.a. TODOS SOMOS APU)

¡Basta de estereotipar a la gente que tenemos estereotipos! ¡La gente que tenemos estereotipos sobre otra gente no somos tan ignorantes, rígidos y simplistas como se nos representa siempre! Podemos ser también empáticos, flexibles, muchas veces pertenecemos a los colectivos que estereotipamos, desarrollamos estereotipos que con frecuencia son complejos y detallados. Considerar a las personas que aplicamos estereotipos a otras personas como ignorantes, rígidas y simplistas es aplicarnos a nosotros un estereotipo ignorante, rígido y simplista.

Todo esto viene a cuento del lío que ha montado un cómico norteamericano de origen hindú llamado Hari Kondabolu con sus denuncias contra los guionistas de “Los Simpson” por su creación del personaje Apu Nahasapeemapetilon, el dueño del badulaque que frecuentan Homer y Bart. Kondabolu les acusa de escribir acerca de lo que no conocen, aplicando estereotipos con la inconsciencia con la que la gente suele hablar de los colectivos a los que no pertenece y haciendo mucho daño a millones de hindunorteamericanos. Como resultado, la continuidad de Apu en “Los Simpson” se ha visto cuestionada, con un cruce de tuits a lo largo de esta semana en donde se planteaba la posibilidad de su desaparición y una gran repercusión mediática de la polémica.

¿Y él qué sabe acerca de los guionistas de “Los Simpson”? ¿Acaso él es un guionista de “Los Simpson” para poder opinar acerca de los guionistas de “Los Simpson”? ¿No debería dejar que fueran los guionistas de “Los Simpson” los que describieran a los guionistas de “Los Simpson”, para no caer en estereotipos fáciles acerca de los estereotipos fáciles que utilizan los guionistas de “Los Simpson”? ¿No está Kondabolu utilizando estereotipos en su crítica al uso de estereotipos? Es más, ¿alguien me puede explicar cómo se puede vivir -no ya cómo se puede hacer comedia, o cómo se puede pensar en general, me refiero a cómo se puede llevar una vida cotidiana normal- sin el uso de estereotipos?

1/11/18

"LO SIGUIENTE A CÁRDENAS"


La principal virtud de “Lo siguiente” es haber venido después de lo anterior. Hacer un show en el access time -la hora de cenar, vamos- de La 1 después de cien años del programa de Cárdenas es como entrenar al Real Madrid después de Lopetegui, salir a contar chistes después de Arévalo o ser presidente de los EE.UU. después de Trump. Más aun, es como entrenar al Real Madrid después de Arévalo, salir a contar chistes después de Trump o ser presidente de los EE.UU. después de Lopetegui. De entrada, a Raquel Sánchez Silva se le entiende cuando habla, se le nota desenvuelta ante las cámaras, consigue cierta química en sus entrevistas. Su programa puede verse sin temor a que en cualquier momento salga alguien defendiendo a los antivacunas o a los tierraplanistas. Va a ser difícil ver en la mesa del programa a protagonistas de la crónica de sucesos. Lo que para los espectadores de otras televisiones públicas del mundo es un mínimo incuestionable, para los espectadores de Televisión Española es motivo de gozo y regocijo.

Por eso estoy convencido de que el título original del nuevo espacio era “Lo siguiente a Cárdenas”, para recordarnos desde el nombre de dónde venimos, para que los espectadores lo tengan presente antes de criticar el programa. Las secciones de los colaboradores parecen de baratillo, sí, pero ¿se acuerdan de los colaboradores de “Hora punta”? Eso de poner imágenes antiguas de los invitados es más antiguo que las propias imágenes antiguas, de acuerdo, pero ¿cómo de antiguas eran las camisas de Cárdenas? La estructura del programa recuerda a otro que se emite simultáneamente dos botones del mando a distancia más allá, vale, pero es que la estructura de “Hora punta” replicaba el mapa del atolón de Kirimati tras un ensayo nuclear. Algo tenemos que agradecer al anterior presentador: haber conseguido que “Lo anterior” haga que “Lo siguiente” sea como entrenar al Real Madrid después de Trump, salir a contar chistes después de Lopetegui o ser presidente de los EE.UU. después de Arévalo.