13/11/19

MIEL Y CRIMEN


El próximo viernes se estrena “La peste, la mano de la Garduña” (Movistar +), seis capítulos que integran la segunda temporada de la impactante serie que nos deslumbró hace un par de años. Sevilla, siglo XVI. O sea, hace mucho tiempo y en una galaxia muy, muy lejana. Es decir, aquí mismo y prácticamente ayer. El documentalista Pedro Álvarez, asesor histórico de la serie, dice que los problemas humanos son los mismos a lo largo del tiempo, solo los recursos varían. Por eso el estremecedor mundo de la prostitución en el siglo XVI, tanto la legal como la ilegal, puede helar el corazón de los espectadores del siglo XXI, aunque puede que muchos se queden en la utilización de la miel, aplicada a la vagina, como anticonceptivo, o el polvo de arroz con el que las prostitutas disimulaban las pústulas producidas por la sífilis. Miel y polvo de arroz solo son la corteza que se debe arañar para descubrir un horror que estremecería hasta el coronel Kurtz de “Apocalypse Now”. Pero la brutal presencia de la prostitución y del crimen organizado en las tramas de “La peste” debería servir no solo para reflexionar acerca del  pasado, sino para hacernos algunas preguntas sobre el presente.

Si los problemas humanos siguen siendo los mismos, entonces la peste, el horror de la explotación del hombre por el hombre (y especialmente del varón sobre la mujer) y los largos brazos de la corrupción y el crimen siguen hoy tan presentes como en la Sevilla del siglo XVI, pero con otros recursos y puede que otros nombres. Las prostitutas ya no se aplican miel en la vagina y los mafiosos suelen llevar corbata y pisar moquetas, así que se podría decir que el mundo ha mejorado. Sabemos desde hace tiempo que no vivimos en el mejor de los mundos posibles, y empezamos a sospechar que el progreso humano tiene muchas sombras que tienen que ver con la vida de los parias de la tierra y con el abuso de un planeta que algún día nos eliminará sin que se altere su constante viaje alrededor del sol. Los anticonceptivos funcionan mejor que la miel y algunos miserables terminan en la cárcel. Pero no es suficiente. Series como “La peste, la mano de la Garduña” tienen que revolver las tripas éticas de los ciudadanos y obligarnos a salir a la calle con los ojos tan abiertos como los del eximpresor Mateo Núñez. Tengan cuidado con la Inquisición.

12/11/19

MI PARTIDO ES EL TUYO

Albert Rivera se encuentra sopesando varias ofertas televisivas que ya ha recibido, muy pocas horas después de su retirada de la política nacional. En efecto, aunque el ya expresidente de Ciudadanos declaró su voluntad de abandonar la vida pública, la vis dramática mostrada durante ese monólogo final ha llamado la atención de las cadenas generalistas acerca de las posibilidades que tendría Rivera de triunfar en este medio, ahora que su vida parlamentaria parece haber llegado al fin al fin. Quizá la rueda de prensa de la mañana de ayer, además de la despedida de un gusano, suponga el nacimiento de una mariposa desde dentro de un capullo.

Cuatro ha ofrecido a Rivera la conducción de una nueva temporada de “Hermano mayor”, ahora que Pedro García Aguado se ha pasado a la política. Los productores del espacio creen que el exciudadano podría asesorar a jóvenes que presentan problemas de conducta o se inician en el consumo de drogas, aprovechando su experiencia en política, ahora que la ha dejado. Algo parecido opinan en Antena 3, al valorar que su entusiasmo le dota del perfil perfecto para integrarse en el equipo de coaches de la nueva edición de “La Voz”. El contrato adelanta que, si la audiencia acompaña, Rivera podría presentar en solitario un talent show de política, para formar a nuevos valores de la función pública. El ganador de este concurso se presentaría como candidato a la presidencia del gobierno por Ciudadanos en las próximas elecciones.

Pero el proyecto que más ha complacido a Albert Rivera es “Mi partido es el tuyo”, una serie en la que el expolítico exnaranja iría visitando a conocidos políticos en sus despachos oficiales para mantener con ellos una charla distendida en la que pudieran mostrar su lado más humano. Los responsables de Telecinco consideran que “Mi partido es el tuyo” podría llegar a alcanzar el éxito de “Mi casa es la tuya” de Bertín Osborne y suponer el nacimiento de una nueva estrella televisiva de la magnitud de la del cantante de “Buenas noches, señora”.

11/11/19

EPI, BLAS, TONI Y PEDRO SÁNCHEZ

Exactamente en el día de ayer se cumplió el quincuagésimo aniversario de la primera emisión de “Barrio Sésamo” en la televisión norteamericana. “Sesame Street” supuso una auténtica revolución dentro del género de los programas infantiles y rápidamente su presencia se extendió por las pantallas de todo el mundo. Personajes eternos como Epi y Blas o la rana Gustavo se hicieron extraordinariamente populares, y acercaron a los preescolares conceptos básicos de lengua y matemáticas. Justamente porque “Barrio Sésamo” se dedicaba a explicar de forma muy didáctica nociones elementales numéricas o lógicas, sería deseable volver a contar con aquellos clips para que nos aclarasen cómo funciona la ley d’Hont, cómo se hacen los cálculos que permiten que un escaño del PNV requiera cuatro veces menos votos que un escaño del PSOE o cómo la aritmética electoral, sea la que sea, siempre da como resultado gobiernos acordes a los intereses de las clases poderosas.

Exactamente en el día de ayer se cumplió el vigésimo aniversario de la primera emisión de “Los Soprano” en la televisión norteamericana. “The Soprano” supuso una auténtica revolución dentro del género de las series de televisión y rápidamente su presencia se extendió por las pantallas de todo el mundo. Personajes eternos como Toni Soprano o Paulie Gualtieri se hicieron extraordinariamente populares, y acercaron a los espectadores una nueva visión de la mafia y las relaciones de poder. Justamente porque “Los Soprano” se dedicaba a retratar de forma muy esclarecedora los vericuetos de la corrupción y la extensión de la lógica mafiosa a todas las áreas de la sociedad, sería deseable volver a contar con aquellos capítulos para que nos aclarasen por qué la ley d’Hont funciona como lo hace, por qué un escaño del PNV requiera cuatro veces menos votos que un escaño del PSOE o por qué la aritmética electoral, sea la que sea, siempre da como resultado gobiernos acordes a los intereses de las clases poderosas.

10/11/19

¡CON RIVERA, NO!


Hace seis meses parecía que Susanna Griso debía despedir a Fran Rivera como colaborador de “Espejo público” (mañanas de Antena 3) por ser un machirulo que hacía apología del machismo en el programa. Ya no. Ahora parece que Griso debe despedirlo por no valer para hablar en público, por no conocer el significado de las palabras, por no saber qué dice cuando habla y porque no puede pretender que se le entienda diciendo una cosa para referirse a otra.

Hace medio año, cuando una mujer se suicidó tras haberse difundido un vídeo sexual suyo, dijo Rivera: “No es de hombres hacer un vídeo así. Pero los hombres, y soy hombre y lo digo, no somos capaces de tener un vídeo así y no enseñarlo”. Lo primero ya es una tontería porque los hombres, como las mujeres, pueden grabarse en vídeo como les dé la gana si hay consentimiento. Pero lo segundo es una auténtica machirulez porque atribuye a la naturaleza del varón una conducta que no es natural, ni mucho menos inevitable (lo que la haría excusable y, por tanto, la justifica). Pero es que este miércoles, cuando Anabel Alonso visitó “Espejo público”, Rivera volvió por sus fueros y reprochó a Alonso el tuit que le había enviado entonces (“A ver Fran, querrás decir los hombres como tú”, escribió ella). A Rivera le parecía un insulto personal y un desprecio a su persona que lo metiera “en un grupo de hombres maltratadores, que faltan el respeto a las mujeres y que son machistas”.

Ya que Griso no lo despidió entonces por burro, debería hacerlo ahora por zopenco. Alonso, harta de Rivera, le explicó que fue él quien se incluyó en ese grupo. Él lo negaba: “Cuando yo digo ‘los hombres como yo’ solo lo digo de una forma genérica y por no acusar a nadie”. O sea, que se incluyó en el grupo para quedar fuera, y quiso no acusar a nadie acusándonos a todos, por ejemplo a usted —si es varón— y a mí, de ser unas sabandijas incapaces de tener un vídeo sexual y no enseñarlo. Por Dios, Griso; con Rivera, no.

9/11/19

TERESA PANZA, PRESIDENTA


Un debate político en el que todos los participantes de los principales partidos son varones es una vergüenza, pero un debate en el que todos los participantes de los principales partidos son mujeres es una vergüenza mayor.

El lunes la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión reunió a cinco candidatos. Resultó revelador y a la vez descorazonador comprobara que todos eran varones. Ver el viernes en laSexta a los mismos partidos representados por cinco mujeres podría parecer una forma de hacer justicia, de igualar la balanza, de empatar. Pero ese espejismo desaparece si se entra en detalles. Y el demonio está en los detalles.

Los varones eran los titulares, los protagonistas, jugaron en primera división, concitaron toda la atención mediática. Su debate fue multidifundido en varias cadenas. Las mujeres eran las suplentes, las secundarias, jugaron en segunda división, recibieron menos atención mediática. Su debate fue emitido por la segunda cadena de Atresmedia. No, no estamos empatados. Que antes del encuentro del viernes, Iñaki Gabilondo y la moderadora Ana Pastor plantearan la posibilidad de que este debate con mujeres pudiera ser mejor o siquiera diferente al realizado por hombres empeora las cosas, pues solo subraya una tesis intrínsecamente machista: que las mujeres y los hombres, por el hecho biológico de serlo, somos diferentes en asuntos sociales, políticos o culturales. Y eso que las cosas ya habían quedado rematadamente mal después del debate del lunes, cuando Jiménez Losantos insultó y humilló públicamente a la moderadora Ana Blanco por atreverse a señalar que, digan lo que digan sobre el hermoso nuevo traje de igualdad del emperador, sigue desnudo: “Me van a permitir que haga una referencia a la foto de este debate, con cinco candidatos y ninguna mujer presente... Supongo que hablarán de la paridad, pero en cualquier caso en este momento no es una foto de igualdad”. Ay, Margarita Salas, cuánto necesitamos más personas como tú y cuánto te echamos ya de menos.

La igualdad no es que detrás de un varón haya una mujer. Va mucho más allá de ver a Teresa Panza sustituyendo a Sancho como fiel escudero.

8/11/19

LA PRIMERA LEY DEL KARMA


A ver, ¿quiénes sois los que andáis viendo el programa de Alfonso Arús a primera hora de la mañana en La Sexta? Venga, cobardes, no os escondáis. Dad la cara. ¿Qué os pensabais, que podíais ver lo que os diera la gana sin ninguna consecuencia? Qué bonito. Ése es el principal problema que tenemos en nuestra sociedad. Que no nos damos cuenta de las consecuencias de nuestros actos. Que pensamos que podemos hacer lo que nos da la gana y luego ya vendrá papá a sacarnos las castañas del fuego. Pues no. Quiero nombres. Nombres y apellidos de cada espectador. Total, ¿qué mal podía hacer ver cuatro vídeos de porrazos sacados de youtube comentados por el calvo y su banda de cuarentones adolescentes mientras desayunamos?

Pues mucho mal. Muchísimo. La primera ley del karma asegura que aquello que le hagamos al universo, el universo nos lo devolverá multiplicado por cien. Aunque en este caso lo ha multiplicado por cien mil. “Aruser@s” está teniendo buenos resultados de audiencia a las nueve de la madrugada en La Sexta, y Atresmedia ha decidido que el frontman que tiene más pelo que gracia dé el salto al prime time de Antena 3 los mismísimos viernes. “Arusitys Prime”, al parecer. En un par de semanas. Jamás podrían imaginar el contenido del nuevo espacio: vídeos de impacto sacados de redes sociales, tertulias desenfadadas sobre el corazón y sucesos, votaciones de los espectadores, alguna entrevista a algún famosillo…

Arús en el morning time es un pequeño grano en la espalda. Arús en el prime time es un gigantesco quiste purulento en la punta de la nariz. Y los responsables de esta difusión seborreica son los espectadores del “Aruser@s” actual. Que asuman su culpa, que nos pidan disculpas al resto de los españoles; en una palabra, que dimitan. Y que se aprendan la primera ley del karma televisivo, que asegura que aquello que le hagamos al mando a distancia, el mando a distancia nos lo devolverá multiplicado por cien.

7/11/19

LOS 4 FACHÁSTICOS

Y en éstas que estoy viendo despreocupadamente “Los 4 fantásticos” en Movistar+ para echar un ratín ligerito, y, de pronto, zas, me doy cuenta del paralelismo entre el grupo de superhéroes de Marvel y el grupo que encabeza Vox, el partido de superfachas de la política nacional. ¡Toma! Los arquetipos no son únicamente individuales, sino que también existen grupos arquetípicos que se pueden encontrar en los rincones más inesperados del folklore y el subsuelo humano. Y uno de los arquetipos grupales más universales es el cuarteto formado por el jefe -valiente, viril, líder, heroico-, el bruto -grandón, torpe, rudo, fiel-, la chica -hermosa, medio enamorada del jefe, ingeniosa, nada conflictiva-, y el flaco -divertido, informal, pelín extravagante, chulito-. A poco que se fijen verán esta combinación por todas partes.

Con pequeñas variantes, está en “Los 4 Fantásticos”: el jefe, Mr. Fantástico; el bruto, la Cosa; la chica, la Mujer Invisibilizada -perdón, no he podido evitar esta maldad-; el flaco, la Antorcha Humana. Está en “House”: el jefe, House; el bruto, Foreman; la chica, Cameron; el flaco, Chase. Está en la tripulación del Halcón Milenario: el jefe, Han Solo; el bruto, Chewbacca; la chica, la Princesa Leia; el flaco, Luke Skywalker. Por estar, hasta está en el “Capitán Trueno”: el jefe, el Capitán Trueno; el bruto, Goliat; la chica, Sigrid; el flaco, Crispín. Flexibilizando un poco la metáfora, está en los cuatro elementos de Empédocles y en los cuatro jinetes del Apocalipsis.

Y está, claro, en el cuarteto que lidera Vox: el jefe, Míster Fantástico, House, Han Solo, el Capitán Trueno, es Abascal; el bruto, la Cosa, Foreman, Chewbacca, Goliat, es Ortega-Smith; la chica, la Mujer Invisible, Cameron, la Princesa Leia, Sigrid, es Monasterio; y el flaco, la Antorcha Humana, Chase, Luke Skywalker, Crispín, es Espinosa de los Monteros. Sólo nos queda esperar que, por una vez, aunque sea sólo por esta vez, el próximo domingo el doctor Muerte gane a los 4 Fantásticos, que nos jugamos mucho más que una película de Marvel.

6/11/19

RESPUESTAS


¿Los Premios Princesa de Girona fueron la previa de la previa del debate a cinco ofrecido por TVE? ¿Podemos votar a Ana Blanco en las elecciones del día 10 de noviembre? ¿Por qué no hay otro debate entre los asesores de los candidatos de los principales partidos políticos? ¿Hasta cuándo tendremos que escuchar la horripilante palabra “photocall” cuando los candidatos se hacen fotos delante de un fondo con logotipos? ¿Hasta cuándo las noticias falsas seguirán siendo “fake news”? ¿Por qué nadie le prestó un abrigo a María Casado, presidenta de la Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión, mientras esperaba a los candidatos en la entrada del Palacio de Cristal? Si, al parecer, lo importante en un debate político ya no es lo que se dice, sino cómo se dice y el “lenguaje no verbal” de los candidatos, ¿qué sentido tiene escuchar el debate en la radio? ¿No echaron de menos el VAR en el debate cuando los candidatos vomitaban medias verdades o formidables mentiras? ¿Por qué debajo de los adoquines de Barcelona no está la playa, sino el bolso sin fondo de Mary Poppins-Rivera? ¿Quién ha decidido que la referencia de Pablo Iglesias a las limpiadoras y los trasplantes de riñón en los hospitales públicos son más demagógicas que la constante apelación al “diálogo” en Cataluña o la elección entre pensiones o autonomías que propone Abascal? ¿No le han dicho sus asesores a Pedro Sánchez que es de mala educación no responder a las preguntas directas? Si el dichoso, grimoso, infantiloide y antierótico “minuto de oro” en el que los candidatos compiten para ver quién es más ridículo y quién sirve de argumento a mayor número de “memes” es tan importante y decisivo, ¿por qué el debate duró casi tres horas? ¿Por qué TVE permitió que Pedro J. Ramírez pontificara sobe sí mismo e hiciera apología de su medio, que es lo que mejor sabe hacer, en los descansos del debate, en esa loca carrera del periodista riojano para convertirse en el Jordi Hurtado de la tertulia política? ¿Llegará el día en que los debates entre candidatos no serán necesarios porque, como en el inquietante relato “Sufragio universal” de Isaac Asimov, todas las decisiones las tomará un superordenador que solo necesitará el voto de un ciudadano determinado como representativo para ponderar el “factor humano”?

¿Y por qué todas estas preguntas parecen respuestas?

5/11/19

¡MOCHILERO!


—Se reía de sí mismo y hacía siempre el chiste de que él, que había empezado en el PSA, el Partido Socialista Aragonés, tenía que estar pendiente del PSA, el indicador del cáncer de próstata.
“Imprescindibles” es un gran programa de La 2, pero a veces hace trampa.
—El médico le dice: ‘No se preocupe, un 96% de los casos se curan’. Y dice: ‘Ya me ha jodido, doctor, yo siempre estoy con las minorías’.
La trampa es realizar un hermoso capítulo dedicado a alguien sabio, certero y querido.
—Empezaron a hacerle homenajes. Y a darle medallas. ‘¿A ti que te parecen tantas medallas?’. Y dice: ‘Pues que saben que me voy a morir’.
Alguien que debería seguir con nosotros en esos años finales que creemos tener tras el último recodo de la vida.
—Fue un robo del destino. Se había ido el abuelo de todos.

Para dedicar un programa maravilloso a José Antonio Laborteta basta con los testimonios de quienes tuvieron la suerte de tratarle. Pero también le dieron la palabra a él.
—El hombre más importante de la política aragonesa fue Joaquín Costa. Y en su epitafio pone ‘No legisló’. O sea, no hizo leyes. Yo ya he hecho leyes, con lo cual, mi epitafio será: ‘¡A la mierda!’. Fue a última hora, como a las once de la noche. Hago una interpelación a Álvarez-Cascos. Quedan 4 diputados del PSOE con 6 o 7 del PP. Hacen mucho ruido para descentrarme, pero, claro, eso no lo oye la gente. Y de pronto dicen: ‘Calla, cantautor de las narices’. Ahí yo ya me sentí ofendido… y a la mierda.
El momento es historia de la tele, del Congreso, de España. No se puede decir más con menos.
—¿Pero no puede uno hablar aquí o qué? Coño, a ver si no puede hablar uno aquí. ¡A la mierda, joder! Ustedes están habituados a hablar siempre porque han controlado el poder toda la vida, y ahora les fastidia que vengamos aquí las gentes que hemos estado torturados por la dictadura. ¡Eso es lo que les jode a ustedes, coño! ¡Y es verdad, joder! ¡A la mierda!
Luis Pastor remató explicando que le insultaban y le llamaban “mochilero”.

Coincidiendo con la reemisión de “Un país en la mochila”, La 2 dedicó ahí atrás este “Imprescindibles” a quien no se puede hacer mayor honor que llamarle “mochilero”.

4/11/19

EL LABERINTO DE CRETA


¿Y si cuando Cayetana Álvarez de Toledo dice “no” a “solo sí es sí” está diciendo lo contrario, está diciendo que sí, que solo sí es sí? Tal vez su manera de mostrar su apoyo al “solo sí es sí” sea decir “no” porque cuando dice “no” está diciendo “sí”. A ver por qué no va a poder ir por la vida diciendo “no” para decir “sí”. A lo mejor lo hace y no pasa nada porque en su círculo ya la conocen. “¿Quiere paella, doña Cayetana?”. “No, gracias”. Y le ponen una paella riquísima.

Otra cosa es lo que pasa en los debates televisados en los que participa la portavoz del PP. Ahí se forma un lío morrocotudo, claro, porque no está en su círculo y no la entienden. Por eso se monta la que se monta cada vez que aborda el problema del consentimiento que debe dar cualquier persona para mantener relaciones sexuales. Ya pasó en un debate televisado de la anterior campaña electoral y volvió a pasar el otro día en el “Debate a siete” en el que participó en La 1. Ella venga a decir “no” a “solo sí es sí” y la peña no la entendía. ¿Cómo que no?, decían los demás participantes sin entender nada. Y se echaban las manos a la cabeza. Y le pedían que rectificara. Y le decían que para luchar contra las violaciones y los abusos sexuales a las mujeres hay que empezar por dejar claro que solo sí es sí. Y ella venga a decir que no para dejar claro que sí. Venga a decir que solo sí es sí diciendo que no, que para ella es sí, ¿no? Pues adelante, no pasa nada, solo hay que saber entenderla.

Lo que sí estaría muy feo es que la razón por la que Cayetana dice “no” para decir “sí” fuera su condición de mujer. Que las mujeres dicen “no” cuando quieren decir “sí” es una machirulada que debe tirarse al mismo vertedero donde arrojamos que las mujeres no saben aparcar, que no valen para las matemáticas, y que una mujer sin hijos es como un jardín sin flores. Por eso debemos concluir que Cayetana es cretense. Le pasa lo mismo que le pasaba al viejo Epiménides, aquel paradójico cretense que decía que todos los cretenses mienten siempre. Da igual si mentía o no. “¿Unas aceitunas, don Epiménides?”. “No, gracias”. Y qué ricas estaban.

3/11/19

A LO MEJOR LA HUMANIDAD EXISTE

Poco a poco, sin llamar la atención, se van introduciendo en nuestro planeta. Son especialistas en pasar desapercibidas y no tienen ninguna prisa por completar la invasión a corto plazo. Saben esperar. Mire a su alrededor: algunas de las personas que le rodean son sus seguidoras fieles. No les gusta hablar de ello, y nunca lo reconocerán a no ser que usted rompa el hielo primero y confiese que también pertenece al mismo grupo de fanáticos. Es muy probable que usted ni siquiera sepa que existen e ignore por completo que ya tienen completamente infiltrados cuatro de los cinco continentes. No, no son los illuminatis, los extraterrestres del planeta Ummo o los crudiveganos. Son algo mucho más peligroso: ¡las telenovelas turcas!

Los críticos analizamos minuciosamente “Watchmen” o “Fleabag” o “Black mirror”. No nos verán deconstruir “Fatmagül”, “Sühan” o “El secreto de Feriha”. Entre otras cosas, porque no las vemos ni cocidos con pacharán. Sus seguidores no escriben blogs, no hacen cosplays, ni colapsan twitter con las resoluciones de las tramas. Tienen otro perfil mucho más discreto. Pero en este momento, noviembre de 2019, y tras poco más de un año de su llegada a Nova (Atresmedia) y Divinity (Mediaset), ya son las series más vistas en nuestro país. Y son también un bombazo de audiencia en Japón. Y en Noruega. Y en otros ciento cincuenta y tres -la cifra es rigurosa- países urbi et orbi.

Napoleón lo sabía: “Si todo el mundo fuera un único país, Estambul sería su capital”. En este momento, si todas las audiencias del mundo fueran una única audiencia, la estambulí “Fatmagül” sería su serie favorita. Máquinas de difundir estereotipos de clases sociales, sexos, edades, puritita ideología en HD, costumbrismo conservador y temáticas domésticas. No la verán en Netflix. O sí. A lo mejor resulta que la humanidad -así, tomada como un conjunto, como una unidad formada por algo en común que une a todos los seres humanos- sí existe y está más cerca de lo que pensamos. Otra cosa es que nos guste.

2/11/19

PIDO DESDE AQUÍ EL VOTO CONTRA MÍ


Me comprometo públicamente a votar al primer partido cuyo candidato cambie de opinión durante un debate electoral y pida el voto para otro partido diferente al suyo. ¿Por qué no? Iniciamos la semana de los debates electorales televisados. A cinco, a siete, públicos, privados, números uno, números dos. Se supone que un debate es una honrada confrontación de ideas en donde las partes se escuchan y sopesan las propuestas de los demás. En ámbitos como la ciencia es posible que los ponentes cambien de opinión durante un debate a la vista de los argumentos presentados por los demás. ¿Por qué da la risa imaginarse algo así en un debate político? ¿Por qué es imposible que el lunes Pedro Sánchez, por poner un ejemplo, quede unos segundos callado tras la intervención de Pablo Casado, por poner otro ejemplo, y diga “la verdad es que sus argumentos son muy potentes, me ha convencido, pido desde aquí el voto para el PP”?

Gracias a una preciosa paradoja, la persona que gana algo en una discusión es aquélla que la pierde, ya que corrige un error, mientras que la persona que gana la discusión es la que no gana nada, ya que se queda como estaba. Si yo defiendo que la capital de Francia es Roma y, gracias a una discusión que pierdo, descubro que es París, habré ganado mucho más que el que ya sabía que era París. Pero en política “ganar” y “perder” tienen otros significados, más relacionados con “matar” o “morir”, “aplastar” o “ser aplastado”, “ser el que manda” o “ser el que es mandado”.

No entiendo por qué. Y algo tan loco como que un candidato sea convencido por otro durante un debate electoral sería para mí un ilusionante indicio de que la política es algo racional y no una mera mezcla de poder, espectáculo y manipulación. Repito, votaré al partido cuyo representante termine un debate defendiendo a otro partido. No es paradójico, al revés, es coherente: la única forma de convencerme de que les vote va a ser que intenten convencerme de que no les vote.

1/11/19

FRANCIS FRANCO, FRANCO, FRANCO


Otra vez la tele tomada al asalto por una campaña electoral. Otra vez la agenda televisiva marcada por la agenda política. Cancelaciones, renovaciones y estrenos de programas, concursos y series sepultados por declaraciones, debates y entrevistas con las mismas variaciones, combinaciones y permutaciones de las mismas caras intentando que les hagamos caso otra vez. A este lado de la pantalla, los ciudadanos estamos tan hartos que pensamos que da igual quién nos hable y da igual lo que nos diga porque solo sabemos que estamos hartos. Sin embargo, anoche me sorprendí siguiendo con interés en la tele el inicio de la campaña electoral. Se lo debo a Francis Franco, nieto de Francisco Franco.

Por si su repentina omnipresencia televisiva en el proceso de transmomización del tirano fuera poco, “laSexta Noche” invitó el sábado a Francis, ya saben su apellido, para que se explayara. Más de treinta minutos de entrevista a tumba abierta son muchos minutos, pero antes de que pasaran dos ya se produjo el milagro. Tras una sorprendente defensa del espíritu de Montesquieu en la que el angelito denunció que en España “La separación de poderes deja mucho que desear”, este ángel nieto nos contó, otra vez, aquella vieja historia tan simpática: “Hay una frase de mi abuelo, muy buena, que muchas veces, cuando venía algún ministro, alguna persona, y le decía ‘me han dicho que va a cambiar tal ministro’, le decía: ‘pues mira, haga usted como yo, no se meta en política’. Yo abomino de la política. No es una cosa nueva”.

Tuvo que ser ahí. Oír esta batallita otra vez, oírla de sus labios y oírla con ese colofón me recordó que no debemos olvidar el noble sentido que los griegos dieron a la palabra “política”. Los humanos no somos dioses pero tampoco animales. Nos necesitamos unos a otros y participamos en el noble interés por la política, por todo aquello que nos afecta a todos, nos compete a todos y, mal que pese a algunos, es de todos. Feliz campaña electoral, ciudadanos, y muchas gracias a Francis Franco, Franco, Franco.