3/7/17

UN AÑO EN BARBECHO, POR FAVOR


Entre todas las peticiones que inundan change.org, ninguna apoyo con más entusiasmo que la que suplica a las productoras de series que se detengan durante una temporada ¡para que los espectadores podamos ponernos al día! En contra de lo que se suele considerar, no solamente existe buena televisión, sino que los cientos de cadenas existentes emiten más de venticuatro horas de buena televisión al día, por lo que, salvo que viajemos a velocidades cercanas a la de la luz y logremos así que el tiempo transcurra para nosotros más lento que para los demás, es inevitable que la función que relaciona el paso de los años con la cantidad de excelentes series de televisión no vistas sea monótona y excitantemente creciente.

Soy crítico televisivo por profesión y por afición. Y, sin embargo, confieso que aún no he tenido tiempo de ver “The handmaid’s tale” ni la T2 de “Master of none”. De seguir este ritmo veré la T1 de “Glow” en la década de los años 30 del siglo XXI y “BoJack Horseman” cuando el cambio climático me permita ver el mar desde mi ventana mesetaria. No soy el único. Los aficionados a las series nos reconocemos entre nosotros por esa permanente inquietud nerviosa, ese recibir cada novedad de Netflix, HBO o Movistar+ con una alegría estresada, ese colgar en las redes sociales fotos y comentarios de las series vistas con la misma doble e hipócrita intención con la que la gente con trastornos de alimentación cuelga fotos de comida.

Por eso, un año de barbecho en el terreno de las series de televisión nos permitiría cambiar de balda “Better call Saul”, conseguiría que los que estamos al día con “The Americans” dejemos de envidiar a los que están al día con “The leftovers” y los que están al día con "The leftovers" dejen de envidiar a los que estamos al día con "The Americans", lograría que nos fijásemos en los créditos finales de los capítulos de “Line of duty” en vez de mirar avariciosos el reloj y pensar “¿me da tiempo a ver otro?”. Adiós a los tocapelotas artículos de prensa con títulos como "Las 10 series increíbles actuales que no estás viendo". Y luego ya, en otoño de 2018, hacemos todos una salida neutralizada como si la vida volviera a empezar de nuevo. En cuanto “Fear the walking dead” y la segunda temporada de “Billions” me dejen un minuto libre, firmo la petición de change.org.

1 comentario:

© José Antonio Ferrández dijo...

Y eso, vosotros que os dedicáis a ello. Imaginad al pobrecito mirón que después de trabajar entre 8 y 10 horas día, comer, dormir y besar a los niños, intenta ponerse al día entre las 10 de la noche y la 1 de la mañana (como mucho). O hacer una maratón el domingo por la tarde-noche porque (como también es humano) el sábado sale con su pareja y amigos a tomar unos vinos y unos pinchos o a relajarse en un cine (también) o ver un partido de fútbol (porqué no) y ADEMÁS le gusta leerse un par de libros o tres al mes. Y seguir y comentar algunos blogs que nos ayudan a sobrevivir sin entontecernos (p.e.: 625 Ranas). E informarse medianamente de lo que ocurre en su comunidad de vecinos o en el mundo mundial. Y hacerse unos kilómetros andando los domingos por la mañana en plan autoengaño saludable-deportivo. Por todo eso el público de a pié nos vemos en la obligación de elevar el listón de los primeros diez minutos de cualquier propuesta televisiva para decidir seguir alguna novedad. Y a pesar de ello a duras penas podemos terminar una temporada sin cuestionarnos la elección.
Pd.- Yo ni siquiera había tenido oportunidad de ver la solicitud de firma de change.org (jejeje)