11 enero 2009

DIOS NO EXISTE

Un par de autobuses circulando por Barcelona y ya está armada. Varios líderes religiosos y sus acólitos se echan las manos a la cabeza porque llevan un mensaje que dice “Probablemente Dios no existe, así que deja de preocuparte y disfruta de la vida”. Es que, claro, estamos acostumbrados a que los espacios públicos estén ocupados por cientos de mensajes y símbolos religiosos, pero esto no lo habíamos visto nunca fuera del Índice de los libros prohibidos.

Así que es necesaria una labor pedagógica para que nos acostumbremos a encontrarnos con mensajes así y considerarlos algo normal. Es lo que tiene la libertad de expresión. Puede que usted no conozca a ningún judío ni sepa nada de su religión, pero los domingos por la mañana puede ver en La 2 “Shalom” y hacerse una idea de lo que piensa. Y luego puede hacer lo mismo con “Islam hoy” y conocer a los musulmanes. Y después ver “Buenos días” para conocer a los protestantes. Pero en la tele no hay ningún espacio en el que, por ejemplo, se enseñe a distinguir lo que dice un agnóstico de lo que dice un ateo.

La tele de todos debería permitir a los ciudadanos que conociéramos no sólo que Dios nos ama y debemos amar a Dios, sino que Aristóteles explicó que ni nos ama ni nosotros podemos amarle a él, tal es la distancia que hay entre ambos. O que Epicuro explicó que podemos ser felices y disfrutar porque los dioses no intervienen en nuestra vida. La tele de todos debería dar voz a todos para que no se diera tal desproporción de medios que un par de autobuses parecen caballeros andantes luchando contra gigantes. Y debería haber un programa en el que pudieran explicarse los que piensan que probablemente Dios no existe. O los que afirman, porque lo consideran una idea contradictoria o porque tienen esa íntima convicción o porque los hace felices, que Dios no existe.

10 comentarios:

BEMOLERO dijo...

Pues sí, pero no hay ninguna institución sobre ateísmo que apoye esa idea (creo, vamos). De todas formas, si nos ponemos así también debería haber un programa sobre budismo, sijismo, jainismo, zoroastrismo, taoísmo, caodaísmo e incluso sobre la Iglesia Maradoniana.

Edmond dijo...

Yo más bien creo que la televisión está llena de ateismo, solo que encubierto. En la mayor parte de las series de televisión se hace una negación de Dios o se critica al menos a las religiones pero sin llegar a decirlo abiertamente. Lo que ha fastidiado a las religiones (sobre todo a la Iglesia Católica, que sigue utilizando a los bautizados para decir que son muchos) del caso de los autobuses es que se diga explícitamente que probablemente Dios no existe y que mucha gente pueda estar de acuerdo, lo que demostraría que no son tantos como presumen ser. No tardará Rouco en meternos miedo, o intentarlo.

Anónimo dijo...

HOLA A TODOS, SOY DIOS, ¿QUE CÚAL?, EL VUESTRO, EL QUE HABÉIS TRAVESTIDO Y DIVIDIDO EN MILLONES DE FORMAS IMAGINABLES, DESDE QUE OS SUPISTÉIS MORTALES. OS CONFIESO QUE ME HABÉIS DIVERTIDO, MÁS QUE IRRITADO, DURANTE ESTE RATITO, QUE VOSOTROS LLAMÁIS MILENIOS, ME DESCOJONÉ CON VUESTRAS OFRENDAS, SÚPLICAS Y RITUALES POMPOSOS. CON VUESTROS MANDAMIENTOS QUE ME ATRIBUÍAIS. OS CREÉ UNA TARDE DE BAJONAZO, PARA ENTRETENERME Y PUNTO. AHORA ME DAIS PENA, SOBRE TODO PORQUE EN VUESTRAS PLEGARIAS SOIS UNOS BABOSOS Y EGOÍSTAS PELOTILLEROS. EL PRÓJIMO OS LA SUDA. CUANDO LEÁIS ESTAS LÍNEAS ( QUE SÍ LAS ESCRIBÍ YO, Y NO EL DIPSÓMANO MOISES, COMO LAS OTRAS) ME HABRÉ MUERTO. SÍ DESAPARECIDO. ¿QUE CREÍAIS QUE ERA ETERNO? DEPENDE. TAMBIÉN CREÍAIS QUE ERA TODOPODEROSO. PUES ¡HALA! ME AUTOELIMINO. AHÍ OS QUEDÁIS, PATÉTICOS, VANIDOSOS Y RIDÍCULOS MORTALES. AHORA, A REZARLE...A TU PRÓJIMO.

Anónimo dijo...

Hosti, tú, este tío debe de ser Dios de verdad porque escribe con mayúsculas.

Amarok dijo...

Para mí que a ese mensaje le sobra el "probablemente", xD.

PD: En Canarias circulan autobuses con carteles aún más curiosos: "esta guagua en movimiento es 0,0000000000005 gramos más pesada".

Lilith dijo...

Ya he leído algunas otras cosas por ahí a este respecto. Malos tiempos para los dioses si ya son objeto de debate público en autobuses y blogs.

Tienes toda la razón, nos hemos pasado la infancia y adolescencia y juventud y vejez escuchando mensajes procristianos, y ahora resulta que decir que seguramente Dios no existe es hacer apología del ateísmo. Qué poca vergüenza.

Esto es como esos fumadores que nos dicen a los no fumadores que somos intolerantes por no dejarles fumar en las colas de las taquillas, cuando toda la puta vida hemos tenido que aguantar humo alrededor en autobuses, taxis, tiendas, salas de espera... nunca estuvo mal visto que nos contagiaran su cáncer nauseabundo, pero ahora está mal que nos moleste el humo.

Lilith dijo...

¿Será que Dios es humo y el único modo de defenderlo es atacando a quienes se oponen a él?

antilae dijo...

Siento ser mucho mas pesimista y esta noticia tiene un pequeño tufillo a intencion de despistar sobre algun problema mas serio. Sobre el tema en cuestion nunca he creido en los agnosticos siempre he pensado que son los tibios de esta historia y yo prefiero a los que se mojan, ya sea por ser los mas creyentes o los mas ateos, resulta mucho mas divertido discutir con ellos. En cuanto a la publicidad en los autobuses, cuanto les ha costado esos carteles?? no lo creo necesario.

mrplzfrndz dijo...

pero... ¿por qué la iglesia se echa las manos a la cabeza? ¿Acaso no permitimos los ateos los mensajes procristianos?¿No es exactamente el mismo rol a jugar?

Alex dijo...

Antilae, preguntas que cuanto les ha costado la publicidad. Te contesto haciendo un poco de retrospectiva.

Por lo que me han contado, esto comenzó a raíz del mensaje de un cura que hablaba sobre el infierno. A uno se le ocurrió, "vamos a alegrarle a la gente el día, quitandole de encima las pesadillas sobre el infierno, porque Dios, su infierno y todo lo que cuentan los curas es mentira". Así que vió la publicidad de los buses y se dijo, "voy a pedir un par de donaciones para alquilar el cartel publicitario de un bus un par de días. Y las donaciones fueron tales que la frase ha podido adornar muchos buses mucho más tiempo de lo que tenía previsto el autor.

Lo gracioso, es cuando alguien indignado por el mensaje que dice que Dios no existe decidió, hacer lo mismo para poner un mensaje opuesto. Las recaudaciones dieron para un único cartel.

Moraleja: la gente se quejará mucho de los mensajes proateismo, pero nadie da un duro por la religión, si no es al cura para salvar su alma.