03 enero 2009

LA VIDA REAL

Perdonen que les moleste, pero ¿han visto ustedes la realidad por algún sitio? Juraría que la había dejado en el televisor, pero me pasé toda la noche del jueves buscándola y no la encontré por ningún lado. Soy un desastre, siempre ando perdiéndolo todo. Las llaves, los bolígrafos. Pero nunca había perdido el mundo entero, la realidad más elemental, la vida real de la gente.

Miré en La 1, pero ahí estaban echando "Piratas del Caribe" con muertos vivientes y esqueletos espadachines a la luz de la luna. Al principio no me asusté: ya encontraría la realidad en alguna otra cadena. Estaba seguro de haberla visto alguna vez en la televisión. Pero La 2 emitía "Sobrenatural", y ahí tampoco estaba el mundo real. Antena 3 ofrecía en "Las crónicas de Narnia" otra sobredosis de animales locuaces, universos paralelos y profecías heterocumplidas. Abrí "Cuarto milenio" en Cuatro, pero sólo había polvo y telarañas en donde podría haber estado la realidad. Empecé a asustarme. Había quedado para salir luego y tenía que encontrar la vida real por algún lado. ¿Cómo iba a andar por la calle de madrugada sin algo de realidad? ¿Y si me pasa cualquier cosa? Telecinco programaba "Astérix y Obélix contra César": personas caricaturizando dibujos en donde se caricaturizaban personas; pócimas mágicas entre césares comediantes y bárbaros cultivados. Mi última esperanza era La Sexta, pero tampoco: Jim Carrey en "Mentiroso compulsivo", víctima de los deseos cumpleañeros de su hijo milagrosamente cumplidos.

Miré muchas veces por si estaba buscando mal, pero nada. Seis cadenas, seis historias que nada tienen que ver con la vida real. Empiezo a pensar que no la hemos perdido, sino que nos han robado la realidad de la televisión, y eso sí que sería un robo que dejaría al Madoff ése a la altura de Makinavaja. Al final ni pude salir ni nada. ¿Dónde habré metido el mundo real? ¿Pueden ayudarme? ¿Alguien lo ha visto por algún sitio estas navidades en televisión?

5 comentarios:

Edmond dijo...

Lo más real, Iker Jiménez y su "Noche de las majaderías" digooo "profecías". Hay que reconocer que la tele tiene días raros, pero la realidad, a veces ni en el telediario.

Alex dijo...

Has mirado en el lugar equivocado. Yo estuve rodeado de realidad toda la tarde. Está en la calle.

Si por algo se caracteriza la tele es porque es pura ficción. Lo que no es "fantástico" es un teatrillo.

Incluso empiezo a dudar que los telediarios enseñen la realidad. Ahora se usan para autopromocionarse, pero incluso antes... Mostraban una realidad sesgada, en la que se muestra solo lo malo. No se vosotros, pero yo no vivo en la realidad de los telediarios.

La realidad de cada persona es diferente, por lo que nunca la encontrareis plasmada en ninguna parte.

Lilith dijo...

Pero, ¿a quién se le ocurre buscar la realidad en la tele? Eso es tan insensato como buscar la ilusión en el mundo, o la belleza en las cosas, o la mirada en los ojos. Si el dedo señala la luna, mira la luna, hombre.

Alex dijo...

Tu misma lo has dicho Lilith. Todo.

Si el dedo apunta a la luna...
Mi dedo también apunta a la luna y te has quedado mirando al dedo.

¿Quién busca la realidad en la tele?
Nadie. Así que no puedes criticar a la tele por "ser fantástica" cuando lo que se quiere de la tele es que te ayude a escapar de la realidad durante el tiempo que dure una película, serie, programa... Ya sea entrando en la realidad fantástica de los piratas que luchan con muertos vivientes, o en la realidad de los más desgraciados del país o del mundo.

Lilith dijo...

Alex, fío, es que no te contestaba a ti, contestaba a Antonio. Tu comentario me parece correcto, con matizaciones.

Matización 1: ninguna realidad está sesgada porque no existe una realidad universalmente válida y absoluta para compararla y determinar que una está sesgada y otra no.

Matización 2: Todos buscamos la realidad en la tele, mal que nos pese.

Matización 3: Mi comentario era jocoso e irónico. Cuando dije que a quién se le ocurre buscar la realidad en la tele, en realidad (licencia) estaba criticando el hecho de que sea imposible encontrar la realidad en la tele cuando lo obvio sería que estuviera ahí. Incluso aquellas historias que nos narran lo imposible deberían estar construidas sobre un contexto sólido y bien definido donde lo imposible aquí fuera posible allí, es decir, coherentes con su propia realidad fingida.

Pero tu comentario me ha gustado mucho por el lirismo mundano del principio: "Has mirado en el lugar equivocado. Yo estuve rodeado de realidad toda la tarde. Está en la calle."

Sin embargo, el problema de la realidad es que, como casi todo en el siglo XX, ha sido sobrevalorada. Cuando la realidad no parece importante, ni trágica, ni cruel, ni sonora, ni trascendente... resulta que tampoco parece real. Lástima.