03 marzo 2014

LEY ORGÁNICA DE REGULACIÓN DE SPOILERS

Se ha filtrado esta semana un primer borrador de la nueva LORS (Ley Orgánica de Regulación de Spoilers) que se prepara desde el Ministerio de Justicia. Así, Alberto Ruiz Gallardón sustituiría la ley de plazos puesta en marcha por el gobierno de Zapatero por una ley de supuestos. Los spoilers -publicaciones en donde se desvelan aspectos claves de las series de televisión- son elementos problemáticos que han provocado duros enfrentamientos entre sus defensores y sus detractores, entre posturas restrictivas -que abogan por prohibir sin excepción la divulgación de los finales de las series- y posiciones más avanzadas -según las cuales nada debe restringir la libertad de las personas para hacer públicos dichos contenidos-.

Penalizando la práctica de los spoilers, las leyes de supuestos permiten su difusión únicamente en determinadas excepciones; por ejemplo, cuando estamos ante series que se han convertido en fenómenos sociales -Nicholas Brody muere al final de la T3 de “Homeland”- o cuando el spoiler tiene un valor educativo que justificaría su revelación -Walter White termina pagando con su vida sus aventuras delictivas en el mundo de la droga de “Breaking bad”-. Por el contrario, entendiendo que el spoiler es un derecho básico del bloguero o el crítico de televisión, las leyes de plazos sólo limitan el momento a partir del cual pueden empezar a publicarse los spoilers; por ejemplo, se podrían contar los contenidos de la T4 de “Juego de tronos” a las dos semanas de su emisión en los Estados Unidos, al día siguiente de su emisión a través de cadenas de pago en nuestro país, o al día siguiente de su emisión a través de cadenas generalistas.

El Partido Socialista ya ha anunciado que recurrirá la LORS ante el Tribunal Constitucional. Por su parte, la Asociación Nacional de Frikis Seguidores de Series de Televisión prepara una gran manifestación en Madrid, si bien su convocatoria se retrasará un par de semanas hasta saber si Rust Cohle cometió o no el asesinato por el que se le investiga en “True Detective”.