7/4/18

"LA VOZ KIDS 99"


Lo importante de “La Voz Kids 4” (noche de los lunes en Telecinco hasta las tantas) es que los niños aprendan que por encima de todo hay que cantar bien. Salen en la tele porque cantan bien, y si ensayaran el día entero y cantaran mejor, más saldrían en la tele y más elogios recibirían alabando lo bien que cantan.

Lo importante de “La Voz Kids 4” es que los niños aprendan que por encima de todo hay que ser famoso. Salen en la tele porque cantan bien, pero podían salir en la tele por otras cosas, como cocinar bien, bailar bien o hacer lo que se ponga de moda bien. Da igual por qué salgan, lo que tienen que hacer es conseguir ser famosos saliendo mucho en la tele con famosos que salen mucho en la tele y por eso son famosos.

Lo importante de “La Voz Kids 4” es que los niños aprendan que por encima de todo hay que relativizar el valor del colegio y los estudios. A ver, es evidente que los niños tienen que ir al colegio para que no se enfaden los Servicios Sociales. Tienen que procurar ir a clase y hasta tienen que estudiar, pero sin pasarse que su futuro no depende de esa monserga de los estudios. Si los niños tienen una ilusión muy grande en la vida o se mueren de ganas por ir a la tele, que lo hagan y no pasa nada, que por faltar al cole para ir a “La Voz Kids 4” no se va a acabar el mundo. Y por trasnochar hasta las tantas en día lectivo para ver “La Voz Kids 4”, tampoco.

Lo importante de “La Voz Kids 4” es que los niños aprendan que por encima de todo hay que garantizar un modelo de negocio basado en la utilización de niños para divertir y entretener a los adultos. No solo está en juego la diversión de millones de adultos que quieren entretenerse viendo a niños cantar, cocinar o lo que se ponga de moda, con tal de que sean niños; es que además están en juego muchos puestos de trabajo y grandes inversiones de empresas muy poderosas que arriesgan su dinero en un mercado libre. Lo importante es que los niños de hoy serán los padres de mañana que proveerán de niños la industria del futuro.