14/3/08

39 CÉNTIMOS

Podemos tirar cohetes, ¡somos ricos! Tras muchos años en números rojos, nuestra empresa empieza a dar ganancias. No se hagan los despistados, hablamos de RTVE, esa casa de la que somos accionistas todos los españoles. Llevaba años que sólo daba pérdidas y disgustos, pero ahora nos estamos forrando. Habrán visto cómo los telediarios de nuestra agrupación resaltaron la noticia, con el presidente contando lo bien que nos van las cosas. Estoy por dejar de escribir y ponerme a celebrarlo, pero me contengo.

Dice el presi Luis Fernández que desde que el antiguo Ente se refundó como “Corporación RTVE” nos va de perlas: cerró las cuentas de 2007 con un resultado positivo de 18,4 millones de euros, la tele y la radio nos costaron 18,4 millones de euros menos, la empresa nos ahorró 18,4 millones de euros. Debe de ser la de Dios porque el presi no hacía más que repetirlo. Vale, pues a repartir: todo eso entre los 45 millones que somos, sale a ¡41 céntimos escasos por cabeza!

Pues fíjate que no sé qué hacer con semejante pastón. Podría invertir en la mitad de medio ladrillo, pero la construcción ya no es lo que era. Podría comprar una mota de oro, que siempre es un valor seguro, pero, ¿y si estornudo? Ya sé, se lo devuelvo a nuestro presi para que compre la parte alícuota que me corresponde como accionista del programa “Gente”. Esa porquería que ocupa todas las tardes antes del telediario. Esa vergüenza superlativa que en la cara de una cadena pública fuera pecado. Esa mezcla hedionda de sucesos y cotilleos (les cuento un cotilleo: ellos lo llaman “crónica social” y dicen que “no se trata de un simple cotilleo”. Excusa no pedida, acusación manifiesta). A ver si con mi capital y el que remitan otros ciudadanos logramos que retiren semejante bodrio de la programación. Y si el próximo ejercicio, al faltar este programa, ganamos 39 céntimos en vez de 41, nos aguantamos.

4 comentarios:

Fustigador dijo...

Encumbráis cualquier mierda de teleserie enlatada sin principio ni final, de esas que las cadenas americanas fabrican como pienso de engorde hasta que vemos envejecer a sus actores, ...y luego le atizáis con saña a "Gente", como si los sucesos del día fuesen menos importantes o interesantes que las paridas que los guionistas discurren para que esa careta llamada House las eche por la ranura.
Y si la televisión pública en 2007 consiguió ser igual de mediocre que en 2006 pero gastando 18,4 millones de euros menos, ¡no puedo evitar verlo bien!

gero dijo...

No es que cuenten los sucesos del día, sino la forma de contarlos, fustigador. A mi tampoco me parece bien que Gente siga en pantalla.
A mi no me perece mal que hayan tenido 18,4 euros de beneficio, pero tampoco "a toda costa".
Un saludo

taLueguin...

ficción dijo...

Hay una gran diferencia entre los guiones que se fabrican para el ocio del televidente (por ejemplo "House") y el espectáculo que se genera aprovechándose del sufrimiento y la mediocridad de ciertas personas (por ejemplo "Gente").

Saludos.

Fustigador dijo...

Ficción: hablas como si lo primero fuera obra de Dios y lo segundo del Diablo. Yo no estoy opinando desde la moral sino desde el instinto: espontáneamente me interesan y me entretienen más las cosas que están ocurriendo de verdad -aunque sean feas o trágicas- que toda esa supuesta agudeza de unos diálogos en el fondo bastante estereotipados.
"Gente" no es ni más ni menos hortera que el país en el que vivimos, y a mí desde luego me comunica más cosas que "House", -(que efectivamente es un producto para matar el ocio, tipo videojuego)-
...y ya que medio Telediario está consagrado al fútbol y todo el resto de la parrilla televisiva al "corazón" y a las teleseries, ...yo no veo que tanto ofenda la existencia de un programa que cuente los sucesos del día.