19/3/08

NO A LA DESAMORTIZACIÓN

La desamortización religiosa de Mendizábal (1836) que ordenaba la venta de los bienes de la Iglesia consiguió restablecer el prestigio de la monarquía y contribuyó a ganar la Primera Guerra Carlista, pero no solucionó los problemas de la Hacienda Pública, no supuso un reparto más equitativo de la tierra y provocó la pérdida de un importante patrimonio artístico, puesto que el abandono de los conventos trajo consigo la ruina de edificios y la dispersión de obras de arte. Con esto quiero decir que la desamortización televisiva de películas histórico-religiosas en Semana Santa tiene efectos muy discutibles.

El pasado domingo, TVE-1 emitió “Espartaco”, pero no la película protagonizada por Kirk Douglas, sino el telefilme interpretado por Goran Visnjic, el doctor Kovak de la serie “Urgencias”. Antena 3 también ocupó la tarde del domingo con el telefilme “Moisés”. Y Cuatro estrena este jueves la serie “Roma”. No está mal, pero el “Espartaco” de TVE, el “Moisés” de Antena 3 y la “Roma” de Cuatro son actualizaciones de las viejas películas “de romanos” que siempre regresaban a la programación televisiva en Semana Santa. ¿Dónde están “Ben-Hur”, “Quo vadis” o “Los Diez Mandamientos”? La desamortización de estas películas en Semana Santa puede que haya restablecido el prestigio de la televisión (aunque habrá que ver si Canal + emite una película pornográfica en Viernes Santo) y contribuido a ganar la guerra por una audiencia desparramada en casas rurales y escapadas gastronómico-religiosas, pero también tiene inconvenientes. La desamortización de “Quo vadis” o “Ben-Hur” no soluciona los problemas de la televisión, no supone un reparto más equitativo de la tierra audiovisual (supongo que “Supervivientes” o “Sin tetas no hay paraíso” seguirán donde están) y, sobre todo, provoca la pérdida de un importante patrimonio cinéfilo.

El abandono de las viejas películas típicas de Semana Santa trae consigo la ruina de Nerón tocando la lira mientras arde Roma y de la boga combate en la galera de Ben-Hur. No a la desamortización de películas “de romanos”. No a la dispersión de “Quo vadis” en DVD. En Semana Santa, todos al convento a remar con Judá Ben-Hur.

1 comentario:

gero dijo...

Wee

Vale que las nuevas pelis de romanos sean mucho peores que las míticas, pero, por otra parte, ya iba siendo hora de que las televisiones programasen otra cosa que no lo de siempre. Los críticos y columnistas de televisión se suelen quejar, normalmente, de que las televisiones repiten demasié. Pues yo me alegro de que no emitan lo mismo de siempre. No sólo por el hecho de repetir, sino porque, tantos años con lo mismo, la gente se las sabrá ya de memoria.
Pero ojo, que quede claro que opino que las nuevas, los telefilmes que hacen de sustututas, son muy malas.

taLueguin...