17 febrero 2009

CHARLES


¿Puede ser Homer fruto del diseño "inteligente"?

En la tele, “Charles” fue durante años el nombre con el que Caroline llamaba al patriarca de la familia Ingalls en “La casa de la pradera”. Pero estos días que celebramos el 200 aniversario del nacimiento de Darwin, “Charles” es el nombre de pila del autor de “El origen de las especies”. Un señor que influye tanto en el mundo en que vivimos que deberíamos tenerle más confianzas y llamarle “Charles” en vez de “Darwin”.

Como no podía ser menos, los telediarios se acordaron de él, “La noche temática” le dedicó una de sus intensas noches y canal Odisea está emitiendo los documentales “Diseño inteligente: Darwin Vs. Dios” (la primera parte se estrenó el jueves pasado, cuando Charles hubiera cumplido 200 añitos, la segunda parte se estrenará este jueves). Es inevitable que estos reportajes se ocupen de la polémica entre el evolucionismo basado en la selección natural que defendió Charles y todas las triquiñuelas que el creacionismo bíblico lleva usando desde hace 150 años, metiendo palos en la rueda de la ciencia para que ésta no avance: ridiculizar al autor, denunciar a sus defensores, llevar a juicio a los profesores de ciencias por explicar ciencia a los hijos de Ned Flanders, o elaborar (y difundir en clase a los alumnos) delirios pseudocientíficos como el “creacionismo científico” y el “diseño inteligente”.

Pues ya ven, de todo lo oído me quedo con lo que dijo el por fin ex presidente Bush: en clase de ciencias hay que enseñar ambas teorías para que la gente entienda de qué va la polémica. En efecto, aquí no la entendemos porque en clase de ciencias nadie pretende explicar el diseño inteligente. ¿Somos aquí más listos? No: es que en EEUU no hay clase de religión y los creyentes se tienen que buscar la vida para asomar la nariz por las aulas. Aquí no lo necesitan porque la religión lleva siglos en las aulas. Ahora sólo nos faltaba que, al final, Bush tuviera razón en algo.

8 comentarios:

Edmond dijo...

Vamos a ver si lo entiendo. Todos estos años llamando retrógrados a los yankis desde España para que luego me digan que allí no tienen clase de religión y aquí sí. Pero bueno, no todo es malo. Aquí no tuvimos ocho años de presidente a un tipo que hablaba con Dios. Solo tuvimos a un tipo que presumía de ser amigo del que hablaba con Dios. Voviendo a las clases de religión, nuevo reflejo del excesivo poder que la Iglesia detenta en un país como el nuestro, supuestamente laico. Menos mal que ningún estudiante se toma la clase de religión en serio.

Pan dijo...

Supuestamente aconfesional, Edmond, son cosas diferentes.

La reflexión última de esta entrada me recuerda mucho a cierta charla de cierta persona cierto día en cierta sala de prensa

Grom el Único dijo...

Rouco Varela y su caterva de señores gordos vestidos de púrpura es la prueba irrefutable de que algunas especies no evolucionan y punto.

Edmond dijo...

Pan: Cierto, he estado repasando el artículo en cuestión (16.3) y no habla de laicismo. "Ninguna confesión tendrá carácter estatal". Pero el laicismo defiende una sociedad aconfesional, lo que para mi viene a ser lo mismo. Si la Iglesia va a refugiarse en polisemias para seguir teniendo algo que ver con la educación de los críos, creo que por ese lado no sirve.

Theo dijo...

Yo tenía muy clara la diferencia entre 'Estado aconfesional' y 'Estado laico' hasta que llegó Panzinger XVI y nos endilgó los distingos metafísicos entre 'laicidad' y 'laicismo'. Ahí, tras dos semanas de sesudos análisis filológicos y teológicos, llegué a la conclusión a lo Kropotkin: "¡A tomar por saco! La única iglesia que ilumina es la que arde!"

Saludos!

Pan dijo...

Aconfesional es que no tiene religión oficial pero mantiene relaciones con la Iglesia Católica (en el caso de España) y otras que fueran necesarias. Laico es que no tienen ninguna relación con ninguna iglesia.

No es una diferencia lingüística. Es jurídica. Otra cosa es que sea una gilipollez y que no debiera existir ni un estado que no fuera laicon

Amarok dijo...

Es casi imposible que Bush tenga razón en algo y en este caso menos: en clase no se deben enseñar las dos "teorías", básicamente porque una de ellas (la de Charles Darwin, Carlitos para los amigos, xD) ES una teoría mientras que la otra no, el diseño inteligente sólo es una forma de camuflar las creencias religiosas bajo un marco pseudocientífico.

Lilith dijo...

Yo creo en el MEV todoespaguetoso y la santísima madre de quien lo inventara.

En serio, ¿sabéis que el MEV es el que se inventaron unos que querían burlarse de los creacionistas que pretendían inmiscuirse en la educación en las escuelas? Eso me parece haber leído.

Si todos tuviéramos la presencia de espíritu suficiente para burlarnos de los que dicen estupideces, el mundo sería más divertido y menos idiota. Pero como la tolerancia está de moda y desipere est juris gentium, pues hala, a dejar los crucifijos en las escuelas porque qué mejor ejemplo de virtud y tolerancia para un niño que un señor con las manos y los pies atravesadas por clavos languideciendo y sangrando por el costado. ¡Y con el pelo largo! Qué vergüenza...