03 febrero 2009

PLAN DE EMERGENCIA TELEVISIVA


A ver si hay suerte y a ver si marcha "A ver si llego".

Hay que elaborar un Plan de Emergencia Televisiva. Pero ya. Lo confiamos todo a la improvisación y así nos luce el pelo. Habría que empezar por establecer un Sistema de Alerta Temprana, un sistema de aviso para que la población se preparara ante la llegada de un frente de estrenos peligrosos. La semana pasada, por ejemplo, nos descargaron encima tres episodios seguidos de “A ver si llego” justo cuando el horario de máxima audiencia estaba repleto de ciudadanos confiados que veíamos la tele despreocupadamente, sin sospechar lo que nos esperaba. Qué desastre. Si pagamos nuestros impuestos es para que cosas así no ocurran. Pues, por si fuera poco, dos días después, cuando aún no nos habíamos recuperado, llegó el frente de “La caja” y volvió a dejarlo todo anegado. Y, para variar, la culpa no es de nadie. Es que, ya se sabe, en este país no dimite ni Dios.

El domingo volvieron a caer dos capítulos de “A ver si llego” por metro cuadrado y las alcantarillas no daban abasto. La ausencia de un guión que mantuviera la serie a flote hizo que lo primero que tragaran las cloacas fuera a un montón de actores que habían sido seleccionados con la misma falta de criterio con que elegimos una docena de pasteles para invitar a unos desconocidos: por si acaso que haya de todo un poco. Los diálogos, recortes sobrantes de “Escenas de matrimonio” y “La que se avecina”, fueron detrás. Los constantes, reiterados, previsibles y tediosos chistes sobre la crisis desfilaban formando un remolino sin fin. Pero los uniformes impolutos del vestuario formaron un tapón con unos decorados hechos con rotulador como los del “1, 2, 3” de Kiko Ledgard, y aquello empezó a rebosar. Una vergüenza, pero ya verán cómo antes de que los camiones de la basura retiren los escombros, llega “La caja” y se produce una desgracia.

4 comentarios:

Azul (MrBlue) dijo...

Este espacio televisivo es lo peor de lo peor que se ha visto en mucho tiempo (y eso ya es decir)...

Edmond dijo...

El mundo de José Luis Moreno, lleno de colorido y costumbrismo que ni de lejos se parece a la realidad. Alguien debería darse cuenta que "Aquí no hay quien viva" fue producto de la suerte; el resto de producciones de Moreno son pura basura. Pero siguen dándole trabajo.

Theo dijo...

El el blog de Edmond comentaba que creo que Cuatro y La Sexta han supuesto un cambio en los hábitos de consumo televisivo y que T5 y A3 aún no han sabido cómo responder. Canales los primeros con una programación -en general- decente (no diremos de calidad, porque eso en España es desconocido), sin concesiones ni al corazón, ni al cotilleo, ni al sensacionalismo barato (excepto en deportes, pero eso es otra historia). No tienen audiencias maravillosas, pero tienen ese 45-6% cada una que antes se repartían las dos fieras. Y les ha pillado con el pie cambiado. En lugar de pretender recuperar ese 10% que se les ha ido, prefieren fidelizar al embrutecido que ya tenían, con series, programas y noticias cada vez más casposas y nauseabundas. Ahora que hemos acabado de despellejar famosos, vamos a despellejar desconocidos... Menos mal que nos queda la Fox!

Saludos!

Anónimo dijo...

Antonio! Me "descojono" con les columnes de la nueva españa... ye lo unico q leo..