08 febrero 2009

TELEVASILE


Paolo Vasile merece tener un programa de televisión. No para mandar en él, porque ya manda en muchos siendo como es el gran jefe blanco de Telecinco. Merece un programa de televisión para salir en él. Para disponer de un púlpito desde el que impartir doctrina. Solo o en compañía. Mirando fijamente a cámara o en alegre conversación. Debatiendo con el público en plató o respondiendo a llamadas telefónicas. Eso da igual. Lo importante es que lo tenga.

Vasile podría optar por un formato más egocéntrico, al estilo del “Aló, Presidente” que usa Hugo Chávez en Venezuela, o por uno más coral, como el que ya probó en los primeros años noventa el por entonces presidente de Telecinco, Pedro Durán, en la tertulia satírica “Este país necesita un repaso” que moderaba José Luis Coll. Vistas las críticas que hizo a la última emisión de “Tengo una pregunta para usted”, que destilaban envidia por los cuatro costados, tal vez sea éste el formato que quisiera para él y su cadena a mayor gloria de ambos. Pero eso da igual. Lo importante es que lo tenga.

Lo que no es de recibo es que el responsable televisivo más conocido del país, el más combativo, el que más disfruta disparando a diestro y siniestro, el que más revuelo y repercusión social consigue con sus declaraciones, el que se ve metido en más polémicas enfrentándose a todo lo que se menea, sea YouTube, La Sexta o la televisión pública (a la que no pierde ocasión de dar un par de collejas cada vez que le ponen un micrófono a tiro), ande soltando sus cargas de profundidad sin que los españoles podamos disfrutar del espectáculo en directo. Un showman como Vasile necesita un programa a su medida. Todos se lo agradeceríamos, pero los críticos de televisión… qué felicidad, los críticos de televisión veríamos el cielo abierto.

4 comentarios:

Edmond dijo...

"La hora de Vasile":

Todos los días antes del prime time. Se sienta y despotrica de lo que le parece, y el programa se acaba. Si cuaja y tiene audiencia, que incorporen nuevas secciones como entrevistas o sección de llamadas telefónicas. La risión.

Anónimo dijo...

mejor aún,una seccion en las noticias,depaso que desprotica contra todo y todos.mantiene su figura mediatica

Grom el Único dijo...

Pues ya ve Vd.: a mí me pegaría más una sitcom a modo de glosario glorioso del personaje (como lo era "Menudo es mi padre", con el malogrado Fary), donde el irascible mas reflexivo Paolo viviera múltiples aventuras cotidianas, finalizando cada capítulo con un soliloquio ameno pero profundo.

Ya me lo imagino: "Pizzas como panes", ambientada en un restaurante italiano de barrio, y producida por Jose Luis "Mis ideas provienen del estómago" Moreno.

Señor Insustancial dijo...

Me apunto al rollo sitcom: El asunto es que él haga de padre, Norma Duval de mujer, los bomberos toreros de hijos (los actores infantiles españoles están tan resabiaos que nadie notara la diferencia) y de abuelo cachondo y mujeriego a Silvio Berlusconi. Vasile dirige una televisión ruinosa pero muy divertida y su familia lo vuelve loco...debería de haber cameos en plan Rockefeller Plaza, de hecho podría ser el Rockefeller Plaza español después del exitazo de SNL