13 febrero 2009

PLAS, PLAS, PLAS

No me sale de las narices hablar de “La vuelta al mundo” y la triste forma de promoción que está utilizando. Mejor hablar de cualquier otra cosa.

Siete de la tarde en Telecinco. En “Mujeres y hombres y viceversa” sale un adulto de 30 años reducido a la condición de saco de hormonas empeñado en conseguir que la conducta del cortejo humano dé vergüenza ajena al más curtido de los etólogos. Dice una tontería a un saco de hormonas femeninas de 25 años, mientras ambos adoptan esa postura que les pareció tan resultona cuando ensayaban en casa ante el espejo. Plas, plas, plas. Tres palmadas estallan en el plató. Pronto son seguidas por un aplauso cerrado que se evapora en un instante para que no impida oír la siguiente tontería. Las risas enlatadas son molestas: alguien se rió un día sabe Dios por qué motivo y desde entonces su risa sirve para coreografiar gracietas que nunca oyó. Pero los aplausos pastoreados son peores: esas tres palmadas iniciales no son aplausos, son pistoletazos de salida que indican al rebaño que en ese instante debe aplaudir como loco durante cuatro segundos, ni uno más. Hasta nueva orden.

Un rato antes, en la sobremesa de Telecinco se comete un crimen horrendo. El cadáver de otro programa yace agonizante en medio de la parrilla ensangrentada. Esta vez es “Camera café”. Desde hace un año, todos los espacios construidos sobre el cementerio maldito de “Aquí hay tomate” o trasladados a este sórdido lugar de la sobremesa son masacrados sin misericordia.

Antes aun, los telediarios habían recogido la noticia de la entrega de los premios TP de oro. Cada cadena sólo dio noticia de los programas premiados de la propia casa. No se espera ninguna crítica del presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, Fernando González Urbaneja, por lo que esto supone de desprestigio de la profesión periodística. ¿Les apetece aplaudir? Plas, plas, plas.

8 comentarios:

SERGIO AZNAR dijo...

Sensacional como siempre.

Urbaneja demostró, en una clara muestra de dignidad de la profesión periodística, que la objetividad es lo primero.

¡Ah no!, que dijo John Carling que la objetividad en periodismo es imposible. Eso es lo que quería decir. Urbaneja ejemplo de lo que no es la objetividad.

Cuando alguna tarde veo algo la TV, pienso en esos infantes que crecen encerrados en casa, enganchados a la PSP o derivados y viendo programas como estos que citas, y sinceramente, pienso que alguien les ha robado algo al no poder pasar la tarde en la calle, manchándose y jugando con amigos y por no tener una programación pensada para ellos.

Theo dijo...

Sigo sin ver televisión... no quiero ver noticias que ya sé qué dirán, cómo y en qué orden; no me apetece ver series o películas interrumpidas constantemente por más y más anuncios. Paso de los programas 'de producción propia' como de la peste, porque le harakiri voluntario de una sarta de indocumentados no debería ser público. La verdad, cada día leo más, jejeje

Saludos!

PS: De Urbaneja, prefiero no opinar. Ya sabemos a qué amo ladra.

Edmond dijo...

¿Con las palmadas te refieres a los regidores insufribles que dirigen al público? El que menos soporto es al de "La ruleta d ela Fortuna", que no solo da tres palamdas sino que a veces empieza con estúpidas cancioncitas que convierten al público en un coro lamentable. Respecto a lo de Urbaneja, nunca se dijo que el autobombo desprestigie la profesión periodística. Se caerían de culo todas las teles, radios y periódicos.

mileuristaporuntiempo dijo...

No te metas con los pobres aplausos de los regidores...que de algo tienen que ganarse el pan..Aunque sea haciendo de mono de feria: aplaudiendo, saltando, agitando los brazos, bailando...y todo lo que sea necesario para mover aun público que a menudo, no se mueve....

Una pena lo que esta pasando ultimamente con Camera Cafe...y un horror que siga Escenas de Matrimonio....¿a donde vamos a llegar?

Amarok dijo...

El fantasma de "Aquí hay tomate" ha creado una especie de poltergeist en su franja horaria. Ahora en vez de no ir a la luz, hay que decirles a los programas "no vayas a la sobremesa".

Alex dijo...

¿Como se va a mover el público si no es atizados por el regidor, ante un programa muerto? Es menos dificil encontrar motivos para reirte en el funeral de un familiar, que para aplaudir en un programa aburrido.

Y lo siento mucho por "camera café"... En su día me gustaba por su simplicidad. Pero está visto que como no pueden inventarse algo nuevo, tienen que inmolar lo poco bueno que tienen para ver si remontan. A este paso terminarán poniendo CSI al mediodía, además de el día que toque por la noche.

Que resuciten a "Los Serrano"! Total, con el fin que le dieron pueden empezarla de cero sin que nada te haga chirriar los dientes...

Meise dijo...

Menos mal que ya no hace falta ver tele, y tenemos Internet ¡¡Que dios bendiga Internet!! por cierto muy bueno el segundo párrafo.

Perhaps... dijo...

Me da pena "Camera Cafe"...te hace reir bastante, o al menos sonreir...A ver cuánto tardan en quitarlo de la parrilla...

En cuanto a "Mujeres y hombres..."...no hay nada que decir de semejante....bodrio.