27/6/08

LOS EJÉRCITOS Y LOS SOLDADOS

Mucho discuten los teóricos de las retransmisiones televisivas futbolísticas la oposición entre los planos cortos -en donde se ven únicamente a las individualidades de los jugadores controlar el balón, hacer un pase en profundidad o escupir- y los planos generales -que permiten apreciar la colocación de todos los jugadores en el campo, la estrategia de los equipos y el contexto global en el que tiene lugar cada jugada-. Quizá no se dan cuenta, pero optar por usar mayoritariamente uno u otro tipo de plano en la realización de una retransmisión tiene implicaciones de largo alcance en lo que al concepto de "partido de fútbol" y "enfrentamiento" en general se refiere.

Algunas batallas las ganan los ejércitos, otras las ganan los soldados. Algunos partidos de fútbol los ganan los equipos, el conjunto, otros los ganan los jugadores, las individualidades. El equipo alemán derrotó a Portugal y ese partido pidió planos generales, abiertos, para poder ver al conjunto germano en su totalidad de un golpe de vista. Pero Croacia fue derrotada por los jugadores turcos, más concretamente por Nihat, y eso pidió planos cortos, cortísimos, picados sobre jugadores concretos que revelen cada detalle del juego. Deportivamente ayer podían ocurrir dos cosas: que ganara España o que ganara Rusia, pero televisivamente las dos cosas que podían ocurrir es que ganaran los ejércitos o que ganaran los soldados. En la hierba peleaban futbolistas, en sus televisores la batalla se establecía entre realizadores de retransmisiones futbolísticas.

(NOTA FINAL: Efectivamente, están ustedes en lo cierto: esta columna se escribe antes del partido de hoy -digo, de ayer, digo, de hoy, del España-Rusia, vamos- y como no tengo ni idea de lo ocurrido en el estadio Ernst Happel no me ha quedado más remedio que escribir una columna plomazo que no interesará medio bledo al espectador, tanto si está resacoso porque se acostó a las cinco de la mañana razonablemente cocido como si la frustración le hace querer cambiar de tema y dejar de hablar de fútbol. Ójala la falta de interés sea debida al primer motivo).

8 comentarios:

ab imo pectore dijo...

Compos sui. Asinus habeas,assem valeas. Fatio ni fatias. Homo sapiens.

Anónimo dijo...

Los comentaristas siempre pretenden ser los autenticos protagonistas. Y eso es lo que mas me jode.

Por cierto, todavia recuerdo la epoca en que podias ver un partido de futbol sin que te abrasaran a publicidad sobre la cadena y sus proximas emisiones.

Erosè dijo...

Yo me quedé sin resaca porque la selección española ganó. Mangantes, que son todos unos mangantes. Y la selección rusa igual. ¡Y todas las selecciones! Voy a montar mi propia selección. Con casinos, y furcias. Es más, paso del fútbol.

brulp dijo...

mmmhhhh,ggggggrrrr,
ñiguiñiguiñigui,aaaahhhhh,zzzzzzzzz

bfo dijo...

Las guerras siempre se han ganado por los ejercitos,un soldado nunca gana una guerra,una gota de agua sin sus compañeras solo es un incordio,un ejercito de ellas puede causar la muerte,asi que dejaros de primeros planos a jugadores.Y como segundo punto a mi el futbol no le encuentro una forma de pasarlo bien,no se prefiero la play station o el ordenador cada uno a lo suyo,y pa tar de resaca no fae falta el futbol jaja pillesla cuando quieres
Saludos Tomas no firmo ultimamente porque sin querer me cayo el ordenador en suelo y jodi no se que,chao

Anónimo dijo...

Ya, pero, ¿qué vale más, un ejército de 50 soldados que no sepan apenas luchar, o un pelotón de 10 soldados experimentados?

Sherlock dijo...

Se te está viendo el plumero de nuevo... la necedad no se va así como así.

Lilith dijo...

Pero Antonio... ¿¿qué importa quién haya metido el gol?? Lo importante es el equipo... ¡había que trabajar en equipo! ¿¿Y a quién se le ocurrió la idea?? A MÍ...