10 diciembre 2012

BAJARSE LA VIDA Y VERLA

Si lo hago con algunas series de televisión, ¿por qué no voy a poder hacerlo con la realidad? Yo quiero bajarme la vida y verla antes de que ocurra. Aunque sea subtitulada. Tiene que haber por algún lado en internet un vidayonqui.com, igual que hay un seriesyonquis.com o un peliculasyonquis.com. Estoy disfrutando de la nueva temporada de “Modern family” como el que más; veo los episodios cuando los programa FOX, doblados al español y en su horario de emisión en España. Pero mi amigo Andrés es tan fanático de esta serie que sabe dónde buscar por internet para ver cada capítulo subtitulado al día siguiente de su emisión en Estados Unidos. Y cuando tomamos cerveza juntos los fines de semana me mira de forma tentadora y suficiente, y me previene sobre lo hilarante que va a ser el próximo capítulo que veré. Yo le corto en seco y le ordeno que no me cuente nada de lo que él sabe. Mi amigo Juan ve “Homeland” en sus emisiones semanales por la FOX; todavía va por el séptimo capítulo de la segunda temporada. Pero Laura y yo ya hemos visto hasta el décimo capítulo. Y hoy veremos el undécimo, que se emitió ayer en EE.UU. Claro, Juan aún no sabe que Peter Quinn... y que el vicepresidente Walden... Bueno, me callo.

Pues lo mismo, pero con la vida en general. Quiero llegar al bar de Gerardo y que Edu al verme se eche las manos a la cabeza: “¡Qué locura, qué locura lo que va a pasar mañana con Rubalcaba!, ¡buenísimo!”. Y yo: “No me lo destripes, Edu, no quiero saber nada”. Y morirme de ganas de que me lo cuente, pero tener la fuerza de voluntad de esperar al día siguiente para enterarme en tiempo real, en el horario establecido y doblado al español. Bajarme la vida en formato avi y verla en mi iPad antes de que ocurra, cuando a mí me dé la gana, tumbado en la cama con las zapatillas medio calzadas. Y salir a la calle y charlar con amigos que no se la han bajado todavía. Y no poder decirles lo que sé.