29 mayo 2016

EL ESPÍRITU SANTO EN CALMA CHICHA


Los obispos tendrán el don de la santidad, la piedad y si me apuran la sabiduría, que para eso sopla el Espíritu Santo. Pero, que no me fastidien, no tienen el don de la oportunidad ni de coña. Si lo tuvieran siquiera un poquito, hubieran encargado y difundido un estudio sobre 13TV en cualquier momento del año menos en esta época en que los españoles hacemos la declaración de la renta: es ahora cuando decidimos marcar o no esa equis católica que permite estirar y estirar las costuras de los evangelios hasta lograr que el recaudador de impuestos del césar le dé a Dios el 0,7% de lo que es del césar.

Puede extrañar que la media de audiencia de 13TV sea muy inferior al número de católicos que proclama la Iglesia, pero el desajuste que hace peligroso el estudio encargado por la Conferencia Episcopal es que la cadena no reúna ni al tres por ciento de los espectadores, más de diez veces menos que los contribuyentes que al marcar la equis católica subvencionan con su dinero una cadena que no ven ni ellos mismos. Que los propios obispos aireen que el estudio señala lo poco que 13TV se dedica a evangelizar y lo mucho que se dedica a hacer política partidista es tan inoportuno como llevar al portal de Belén unos preservativos de regalo para san José. Se corre el riesgo que haya contribuyentes que se enteren de lo que hay y que lo que hay no les guste: podían creer que donaban a Cáritas para que ayudara a las víctimas de esta bonanza económica que tanto se parece a una tormenta, y descubren que en realidad están destinando más dinero a que 13TV alivie pérdidas millonarias que a que Cáritas alivie a los necesitados con un poco de comida.

Así que sí: es inoportuno que justo ahora los obispos divulguen lo que hace su mano derecha en 13TV con las limosnas que recibe su mano izquierda. Otra cosa es que tuvieran que encargar un estudio para enterarse de que su cadena no se dedica al proselitismo religioso sino al político. Eso solo se explica porque ellos tampoco ven 13TV y el Espíritu Santo está en calma chicha.