13 mayo 2016

SIN IDEOLOGÍA POLÍTICA



TEN, la nueva cadena de TDT que comenzó sus emisiones hace pocas semanas, no tiene ideología política. No lo digo yo. Lo dicen ellos. Y lo dicen tan abiertamente que han incluido esta tesis en su spot publicitario. Salen Martina Klein, Carlos Jean y otro tío y dicen: “TEN, una televisión distinta, sin guiones, sin actores, sin mapas, sin ideología política. Rebeldía, tentación, desafíos, tendencias… Autenticidad. Para personas de verdad como tú”. Sin embargo, pocas frases son tan políticas como este eslogan, y pocos éxitos de la derecha son mayores que hacernos creer que sólo hay política en el debate político explícito y no en el ejercicio implícito de ideologías políticas aplicadas a los temas más diversos. Si no se habla de política no se está haciendo política, ¿verdad? Tararí.

En ocasiones los árboles no te dejan ver el bosque. Mucha gente cree que las casas de los demás tienen un olor característico, pero no la propia. Hay muchas personas que están convencidas de que carecen de ideología política no porque no hayan tomado partido por una manera de entender las cosas, sino porque ni siquiera saben que habría otras formas de ver la vida y la sociedad. “No hay escape de la filosofía”, dijo Karl Jaspers, “la cuestión es si es buena o mala. El que rechaza la filosofía está haciendo filosofía al rechazarla”; cambien en el texto anterior “filosofía” por “política” y mándenselo a Martina Klein, a Carlos Jean y al otro tío, a ver si se dan cuenta de que el factual –“factual”: mezcla barata de documental y reality; programas sobre subastas en Canadá, anécdotas de aeropuertos o parejas interraciales; un truño como “9 meses con Samanta”, por ejemplo, es un factual- “Eso es amor” o el programa de aventuras “72 horas” es tan político como “La Sexta noche” o “El día del Señor”. “Yo soy apolítico. De derechas. Como mi padre”, decía Saza en “La escopeta nacional”. Hasta la llegada de Podemos, los apolíticos siempre eran de derechas. Tras la llegada de Podemos, también.

(Ah, el otro tío es Josef Ajram, un agente de bolsa especializado en el day trading, actividad que, claro, tampoco tiene ideología política…. Como TEN).

1 comentario:

Anónimo dijo...

Yo ahí discrepo bastante. Estoy de acuerdo en general con lo de 'todo es política', 'todo es filosofía', pero para nada comparto que eso sea un 'logro' de la derecha. Es un 'logro' de todos, también de la izquierda. No sólo son política los programas que citas, también todas las series de televisión, columnas como la vuestra o comentarios como el mío. Y sinceramente creo que, a día de hoy, lo que tradicionalmente se llama derecha y lo que tradicionalmente se llama izquierda han trabajado muy juntitos en este objetivo. Los señores Hudge y Gudge coinciden tanto, tantísimo que a veces uno piensa que están secretamente de acuerdo.

Saludos.