22 mayo 2016

LA BATALLA DE "HORACE AND PETE"


La guerra entre Netflix y Movistar+ por convertirse en la plataforma de referencia para los amantes de las series en España acaba de llegar a una de sus batallas más emocionantes, completamente decisiva para muchos aficionados entre los que me incluyo: cuál de las dos marcas conseguirá hacerse con los derechos de distribución de “Horace and Pete” en nuestro país. Ahí se juegan todo su prestigio, por encima del tamaño de sus catálogos o la inmediatez con la que ofrecen los capítulos en relación a su fecha de emisión en Estados Unidos.

Louis C.K. ha cuajado en “Horace and Pete” la obra más inclasificable y rica en matices de la televisión actual. Como todo lo que hace, es imposible incluirla dentro de ningún género. Es radical pero no gratuitamente triste, obscena en su sinceridad, surrealista, inteligentísima. Supera a Woody Allen de la misma forma que Woody Allen superó a Charlie Chaplin. Sus diálogos revientan de lucidez espesa por todas partes. La interpretación de sus cinco personajes principales debería acaparar todos los próximos Emmys. Demasiado libre para explicársela al que no la haya visto. Totalmente moderna, totalmente clásica. Televisión vanguardista, teatro tradicional. Deja el regusto denso de las obras importantes, pero importantes de verdad, de los autores llamados a protagonizar la creación literaria y audiovisual en las próximas décadas.

Y, en su ir a su aire, C.K. ha rodado esta maravilla de forma completamente independiente, al margen de cadenas, plataformas y productoras, de forma que sólo es posible verla comprándola directamente en su página web. Esto dificulta muchísimo su difusión en sociedades no angloparlantes fuera de los EE.UU., y abre la puerta a que en países como España plataformas como Netflix o Movistar+ puedan llegar a negociar directamente con Louie para incluirla en sus catálogos. La reciente llegada de la nueva televisión hace que todavía la guerra entre marcas esté demasiado empatada. Aquella plataforma que consiga ofrecer a los españoles la brutal obra maestra que es “Horace and Pete” se habrá apuntado un tanto de prestigio y calidad difícilmente superable a corto y medio plazo.