15/3/17

TRUMP, ALF Y EL SECADOR DE PELO


La información del tiempo se ha independizado de la información general que ofrecen los telediarios de un modo que quizás podría inspirar a los independentistas catalanes. Así, España no sería una unidad de destino en lo universal ni una nación de naciones, sino un telediario con secciones independientes: nacional, internacional, sucesos, deporte o información del tiempo. Cataluña es a España lo que la información del tiempo es al telediario. Bueno, sólo era una idea. No creo que Puigdemont y sus cuates de la CUP se conformen con ser la información del tiempo de los telediarios, pero sí estoy convencido de que Donald Trump necesita una sección propia al mismo nivel que la información deportiva o meteorológica.

Las decisiones del Increíble Hombre Naranja son, en su ignorante audacia, cada vez más peligrosas. El presidente de los Estados Unidos necesita muchas cosas, entre ellas un Alf, el extraterrestre del planeta Melmac que protagonizaba la divertida serie de televisión, que le recuerde, como hizo Alf con el padre de los Tanner, que tiene caspa más antigua que su país. La caspa de Alf, de la vieja Europa y de la sólida tradición estadounidense representada por la Estatua de la Libertad y por los chicos de la prensa es mucho más antigua que las recetas que quiere imponer Donald Trump y, por lo tanto, esa caspa merece un respeto. Trump no es lo bastante listo como para entender que necesita asesores como Alf, por eso llena los telediarios de barbaridades que tienen como hilo conductor el odio, la ignorancia y la seguridad en que los problemas complicados se resuelven con soluciones simples a base de muros, prohibiciones, ensimismamiento e insultos a la prensa. La información del tiempo se ha convertido en la Cataluña de los telediarios, y la información sobre Trump necesita también un espacio propio y diferenciado que nos permita distinguir las noticias internacionales, económicas o los sucesos de las decisiones de Trump que no por ser estúpidas tendrán menos influencia en la política internacional, en la economía y hasta en los sucesos. Por cierto, Alf huyó de su planeta cuando estaba a punto de estallar porque todos los habitantes de Melmac enchufaron los secadores de pelo al mismo tiempo. No sé lo que pasará en el planeta Tierra el día en que Trump y Puigdemont enciendan a la vez sus secadores de pelo.

1 comentario:

María García Gutiérrez dijo...

El Tiempo se separó del Telediario por una razón muy curiosa: En TVE estaba prohibida la publicidad en los informativos(como el patrocinio de ropa); al separarlo, abrieron la puerta a Repsol, El Corte inglés y demás.