8/3/17

YEAH, YEAH, YEAH


Gracias a la descacharrante película “In & Out” aprendimos, mientras el profesor Brackett escuchaba el casete de autoayuda para comportarse como un auténtico macho, que los hombres de verdad no bailan, ni siquiera cuando suena “I Will Survive” de Gloria Gaynor. Arnold Schwarzenegger no baila. Y punto. En el capítulo de “Destinos de película” (TVE) dedicado a Venecia, nos enteramos de que los gondoleros no cantan, y que la culpa de que los  turistas que visitan Venecia crean que los gondoleros cantan mientras serpentean por los canales es de Alberto Sordi y la película “Venecia, la Luna y tú”. De acuerdo, los machotes no bailan y los gondoleros no cantan. ¿Y los aficionados al fútbol? ¿Puede un futbolero bailar y cantar en el estadio, o debe limitarse a gritar, aplaudir, silbar y abuchear? ¿Los futboleros de verdad pueden bailar y cantar como el profesor Brackett y Alberto Sordi, o deben olvidarse de Gloria Gaynor y de los canales venecianos? La repuesta a estas cuestiones está en “Eight Day´s a Week” (Movistar+), el precioso documental dirigido por Ron Howard que recoge la trayectoria de los Beatles desde los tugurios de Hamburgo y el mítico “The Cavern” hasta los conciertos multitudinarios en los que la música quedaba sepultada bajo los gritos de los fans.

18 de abril de 1964. Estadio de Anfield. Los aficionados del Liverpool, en su mayoría varones de clase trabajadora, bailan y cantan “She Loves You”, la canción de los Beatles que significó el comienzo de una aventura musical tan rompedora e inesperada como el Imperio que construyó Alejandro Magno. El profesor Brackett tenía razón. Bailar es divertido. Los gondoleros de la película “Venecia, la Luna y tú” tienen razón. Cantar mientras las góndolas navegan por los canales de Venecia es divertido. Los aficionados del Liverpool tienen razón. Es divertido bailar y cantar “She Loves You” en Anfield o en cualquier estadio. Los machotes de las tertulias televisivas de ultraderecha no bailan. Los estrictos gondoleros que imponen los recortes y defienden eso que llaman “austeridad” aunque los canales se sequen no cantan. ¿Los culés quieren que hoy el Barça elimine al PSG? Más Gloria Gaynor, más canales musicales y más “yeah, yeah, yeah”. Messi tiene que bailar, Iniesta tiene que cantar y el Camp Nou necesita más a los Beatles que a Alejandro Magno.