7/3/17

LA ÚLTIMA FRASE SOBRE EL HOMBRE DE NEGRO

¿Cómo que el Hombre de Negro abandona “El hormiguero” porque no lo puede compatibilizar con sus nuevos proyectos? Estamos hablando de alguien que celebra los trofeos del Barça en La Cibeles, que piratea música en casa de Ramoncín, al que le sirven Big Macs en Burger King, que puede poner más de 140 caracteres en twitter, que se come el hueso y tira la aceituna, que toma aspirinas efervescentes sin agua, que usa destornilladores de estrella en tornillos planos, que se comió una tarta sin darse cuenta de que tenía dentro una stripper, al que el Bic naranja le escribe normal, que toma Red Bull para relajarse, que fuma en casa de Mercedes Milá, que come pinchos de tortilla sin quitar el palillo, que fue a “Hombres y mujeres y viceversa” y se ligó a Emma García. Podría creerme que Manolo Sarriá, o Marron, o el Monaguillo dejasen “El hormiguero” porque quieren emprender nuevos proyectos que les impiden aparecer a diario en el programa de Pablo Motos. Pero el Hombre de Negro… ¿de qué sirve salir sobrio de la fiesta de Blas, comprar sólo 2 cuando hay ofertas de 3 por 2, hacer llorar a Pérez Reverte, correr los encierros de San Fermín en dirección contraria, bucear con bombonas de gas butano, tener la voz más grave al aspirar helio, poder dividir por cero, rascarse el codo derecho con la mano derecha, tener prepucio y pucio y postpucio, pintar con las ceras blancas en folios blancos y que se vea, cruzar las calles a lo largo, poder borrar archivos en el ordenador sin que éste se atreva a preguntar “¿estás seguro?”, si después no se es capaz de grabar discos, ser el único miembro de una startup de juegos de ordenador, hacer giras por todo el país y llevar a la vez la sección más divertida del principal magacine diario de la televisión generalista española?

Aunque el Hombre de Negro aún no ha hablado, su representante ha confirmado que no lo volveremos a ver junto a Pablo Motos. ¿Representante? ¿El Hombre de Negro es representable? Por favor, Trancas y Barrancas, tenéis que decir esta semana la última frase sobre el Hombre de Negro, la que cierre el mito para siempre. Yo propongo ésta: el Hombre de Negro es capaz de continuar en “El hormiguero” incluso cuando ya ha abandonado el programa.