11/5/19

LA NUEVA SEÑORA AZUL



I. Qué pena ver al gran José María Guzmán juzgado por cuatro cantantillos de medio pelo en “La voz senior”. Qué rabia. Aparece en escena como un concursante más y comienza a cantar “Señora azul”, uno de los temas icónicos del pop español que grabó en los años 70. “Me suena muchísimo” dice Pablo López. ¡Le suena muchísimo “Señora azul”! David Bisbal acompaña la canción con movimientos ridículos. Después de las alabanzas de rigor, Paulina Rubio le preguntará por la canción. Nadie la conoce. Nadie sabe quién es ese escritor de canciones que tienen en frente. Ninguno de los cuatro jueces de “La voz” ha escuchado sus discos con Solera ni con Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán, -terrible nombre, es verdad, eran los años de Crosby, Stills, Nash and Young-. Pero le van a juzgar. El que grabó “Bulería, bulería” va a juzgar al que grabó “Sólo pienso en ti”. Qué grandísima pena.

II. A lo largo de todo el estreno de “La voz senior” tuvimos que soportar incontables veces la cursilada de que nunca es tarde para cumplir los sueños. ¿De verdad? ¿De verdad no debo renunciar a mi sueño de ver en la televisión privada española un talent show sobre canciones en donde los entrenadores y los jueces tengan una ligera idea sobre la historia del pop? ¿Debo seguir luchando por ese sueño? ¿Cómo? ¿De verdad el sueño de José María Guzmán era aparecer en un programa de éxito nacional cantando “Señora azul” y someterse a la humillación de estar esperando a ver si cuatro productos comerciales de plástico se dan la vuelta en su silla en señal de interés?

III. Rodrigo García, compañero de Guzmán, escribió "Señora azul" como un durísimo ataque contra la crítica periodística. Pero en general se refiere a todos los que juzgan las canciones sin tener criterios ni conocimientos sobre lo que hablan. “Oye, ¿y la ‘señora azul’ quién es?”, le preguntó Antonio Orozco. Pues vosotros, Antonio, vosotros, campeones, los cuatro coaches de “La Voz” sois la nueva señora azul. Qué pena.

4 comentarios:

Unknown dijo...

Siempre me he preguntado qué pintan este tipo de ignorantes que se creen cantantes de gran éxito -y lo peor es que lo son-, en programas en los que alguien te puede aparecer cantando, no sé..."Agua de beber", o a Elvis Costello...son ejemplos.
Señores, esto es un programa de música, no entiendo que no se pidan unos "mínimos" de conocimiento.
Plástico o metacrilato, necedad en estado puro,es decir, hacer alarde o no mostrarse mínimamente avergonzado o apurado por no conocer canciones que por suerte sí son clásicos.
Lo que nunca serán la porquería con chillidos con la que nos abruman.
Coaches? Qué coño es eso?
Si les cortaran las cuerdas vocales...ay cómo aprecio el silencio en esos casos.

El blogg de Aqulino dijo...

Yo siempre he creido que era ´´Señor Azul´´y no ´´señora´´.

Anónimo dijo...

Oye, que si te apetece criticar La Voz, adelante, pero en el vídeo se ve que tanto Pablo López como Antonio Orozco sí le conocen (el "me suena" es irónico y a Pablo López le falta arrodillarse ante Guzmán).

Unknown dijo...

Acabo de leer tu blog y esta entrada se me había escapado -soy lector asiduo de tus entradas-.
Estuve a un pelo de escribirte privadamente y que te hicieras eco por esto.

Es absolutamente lamentable la falta de cultura musical de estos cuatro jueces. Por ejemplo, si tienes delante a un fontanero puedes pasarte una tarde hablando de grifos, sanitarios y tuberías, como con cualquier otro profesional de ramo.

El señor Bisbal, ya curtido en escenarios con su orquesta "Expresiones", le tocó en su tierno primer OT cantar "Lucía", de Serrat. No sabía ni qué canción era, ni que era de Serrat, y hasta dudo que conociera quién era Serrat.

Este desplante de todos estos profesionales relevantes de la música no es único. Invito a ver cómo tratan a Gonzalo (representante de la OTI de 1983), protagonista de un capítulo de Verano Azul, productor y compositor durante décadas, o cómo tratan a Helena Bianco de "Los Mismos", santo y seña del pop español desde los años 60, que no sabían que era la cantante de "El puente" (Será maravilloso viajar hasta Mallorca...).

Con estos mimbres, poco podemos pedir a nuestros chicos, a las nuevas generaciones, y a la televisión en general. La falta de cultura, de memoria histórica o de escarbar en nuestra profesión y quiénes fueron nuestros próceres y quiénes han puesto las baldosas sobre el terreno que estamos pisando, nos lleva a realidades como la que has descrito.

Muchísimas gracias por haberte hecho eco y por haberlo recordado. Desgraciadamente no es un caso único, y hay mucho más vídeos de este estilo.
La forma de tratar a nuestros mayores más relevantes, no deja de ser un reflejo a cómo tratamos a los mayores anónimos, a nuestros abuelos, a quienes han dado su vida para que nosotros tengamos la vida que tenemos...En fin, !lamentable!