02 mayo 2011

EL MUNDO REAL

Déjenseme de milongas, que uno ya escucha a diario suficientes tonterías como para poder llamar a las majaderías por su nombre. En este país, en este puñetero y fascinante país como todos los demás, no hay televisión pública y televisión privada, ni televisión objetiva y televisión manipulada, ni televisión de calidad y televisión basura. En este país, -insisto: tan puñetero y fascinante como cualquier otro-, sólo hay dos tipos de televisión: aquellas cadenas cuyos informativos abrieron el 29 de abril con la noticia de la boda británica entre dos parásitos sociales que no merecen más que el desprecio de cualquier persona de bien, y aquellas cadenas cuyos informativos abrieron el 29 de abril con la noticia del nuevo crecimiento del paro en España y el registro de los peores datos al respecto de toda la historia de nuestro país. Aquí no hay ni Urdacis ni Pastores; aquí sólo hay periodistas que consideran que la boda de William y Kate es más importante que los cinco millones de parados españoles y periodistas que consideran que los cinco millones de parados españoles son más importantes que la boda de Wiliam y Kate.

Y Antena 3 y Cuatro y Telecinco y laSexta abrieron sus informativos del viernes 29 de abril con la noticia de la mamarrachada ocurrida en la abadía de Westminster. Ellos sabrán porqué. Nosotros también lo sabemos. Y la primera cadena de Televisión Española abrió sus informativos del viernes 29 de abril con la noticia del desesperante incremento del paro en España. También ellos y nosotros entendemos este criterio periodístico. A lo mejor sí existe televisión pública y privada, objetiva y manipulada, de calidad y basura. Ese día pudimos ver televisión pública, objetiva y de calidad. Fue en “La 2 - Noticias”; Mara Torres abrió con la pantalla partida en dos: a un lado imágenes de los sin vergüenzas británicos; al otro imágenes de las colas del paro y las revueltas en el mundo árabe. Y como titular, en la base de la pantalla, el resumen perfecto de toda esta cuestión: “El mundo real”.

1 comentario:

ANA dijo...

BRILLANTE (A.K.A.: zas! en toda la boca!)