27 mayo 2011

EL PASTOR DE ANDORRA



Usted, querido lector, no sabe quién es José Iranzo. Ésta es una afirmación que tiene el 99'99% de probabilidad de ser cierta. El 80% si es usted aragonés, el 60% si es usted turolense y el 0% si está usted interesado en el folklore de la jota de Teruel. Yo tampoco sabía quién era José Iranzo, pero el azar me hizo coincidir con el inicio del documental que La 2 emitió el pasado miércoles en la sobremesa acerca de este pastor de ovejas de Andorra, un pequeño pueblo del Bajo Aragón. Me había sentado delante del televisor dispuesto a no oponer resistencia a que el arroz y el vino de la comida me sumieran en una tranquila siesta. Una hora después estaba más despierto que en ningún otro momento del día, boquiabierto y emocionado como hacía meses que no me sentía ante la increíble historia a la que había asitido, y profundamente fascinado ante la irrepetible personalidad del cantador de jotas.

Sólo un detalle amenazaba la plenitud del programa: ¿y si era un fake, un documental falso de éstos que tanto juego dan a los "intelectuales"? ¿Y si estaba picando como un pardillo al creerme que ha podido existir alguien tan inteligentemente sencillo como José Iranzo y llevar una vida que mezcla y supera en interés a “Zelig”, “Forrest Gump”, “Ciudadano Kane” y el “Bound for glory” de Woody Guthrie? ¿Pero aceptarían Manuel Fraga, José Antonio Labordeta y Joaquín Carbonell intervenir en un documental falso acerca de un inexistente personaje nacido del mejor fabulador de historias fantásticas del momento?

Y por eso me decidí a escribir esta columna. El documental “José Iranzo, el pastor de Andorra” es fácilmente encontrable en la sección “RTVE a la carta” de la página rtve.es; también se puede encontrar ya enterito en youtube. A lo mejor estas líneas sirven para que algún lector se anime y lo vea. Garantizo que nadie puede quedar defraudado. Sería maravilloso entonces que nos escribiera y nos diera su opinión acerca de la realidad o no de la existencia de José Iranzo. “Tendí la manta en el monte y me se llenó de flores. Bendita sea la madre que nos parió a los pastores”.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

no sé cómo he llegado a tus 625 ranas... sí se que josé me ha llegado al alma, qué personaje
y ese médico, familiar directo de torrente... en fins
gracias por llenar también mi siesta

Antonio Rico dijo...

¡Sí! El médico es completamente brutal. Grandismo secundario. Se merece un spin-off.