12/7/18

CULTURA ANTE MERÍDIEM


Planteo un debate a la ciudadanía: ¿es mejor que exista “Crea lectura” o que no exista? Como seguramente ustedes no saben de qué estoy hablando, déjenme que se lo explique brevemente: laSexta, en su radical apoyo a la cultura, la lectura y la verdura, tiene en su programación un espacio dedicado a los libros. Es el único caso de un programa estrictamente dedicado a la literatura que encontramos en la televisión privada española. Ustedes seguramente nunca lo vieron, ni siquiera supieron de su existencia, debido al pequeño detalle de que se emite los sábados a las nueve y media. ¿Nueve y media de la noche? No, no, no me expliqué bien: nueve y media de la mañana. Del fin de semana. Ah, y tiene periodicidad quincenal. Se encuentra entre teletiendas y maratones de reposiciones de “Zapeando”. El programa es un conjunto de publirreportajes de lanzamientos de grandes editoriales, y permite a la cadena, y a Atresmedia en conjunto, vender una imagen intelectual de “apoyo a la cultura”, sea lo que sea que signifique “intelectual” y “cultura”. Lleva tres meses emitiéndose. Nadie sabe que existe.

Así que, con sinceridad, no sé si es mejor que exista o no. Por un lado, sí, claro. Soy de izquierdas, ¿cómo voy a estar en contra de un programa sobre libros? Yo, como Máxim Huerta, soy muy partidario de la cultura y considero que los libros son intrínsecamente buenos -¿“Mein kampf”? bueno, quizá haya alguna ocasional excepción-. Pero, por otro, no, por supuesto. Si Atresmedia tiene sentimiento de culpa y anda debatiéndose entre las contradicciones de su falsa conciencia, que se lo cuenten a su psicoanalista, o, si de verdad apoyan la literatura, que conviertan “La sexta noche” en “La sexta mañana” y pasen “Crea lectura” a las nueve y media, pero las de verdad, que en televisión son las nueve y media de la noche. Me debato entre mi simpatía por la literatura y mi antipatía por la caradura de sus falsos defensores, y pido ayuda a mis lectores para que decidan por mí si me levanto de la cama uno de cada dos sábados a tan intempestiva hora o me quedo maldiciendo el mito de la cultura y releyendo a Gustavo Bueno.

No hay comentarios: