14 septiembre 2008

SABEAMIXTA



El acelerador de partículas ése que han montado cerca de Ginebra es una tapadera. Aunque se encuentra enterrado a 100 metros de profundidad no es más que una pantalla para distraer la atención respecto del verdadero gran experimento científico que se está llevando a cabo 100 kilómetros más abajo, en las mismas entrañas del planeta, en donde se ha construido un Acelerador de Spots Publicitarios (ASP). Si el tubito del LHC tiene un diámetro de 27 km, el del ASP alcanza 270 km por donde circularán haces de anuncios televisivos a velocidades cercanas al 99% de la velocidad de Youtube, que chocarán entre sí, se descompondrán, y permitirán responder a un sinfín de cuestiones que tiene planteada la física televisiva actual.

El verdadero misterio al que se enfrenta la humanidad no tiene que ver con los componentes últimos de la materia o las condiciones que rodearon el origen del universo. El verdadero misterio al que nos enfrentamos es el posible significado de la campaña publicitaria de la cerveza Mixta, -"sabeamixta"-. Y son éstos justamente los spots elegidos para poner en marcha el Acelerador. Pronto se lanzarán en sentidos opuestos los anuncios del "barrendero peluquero" y los de "tú lo que estás viendo es un cerdo volando" para que colisionen produciendo cantidades elevadísimas de energía y el registro de las partículas últimas que componen esta campaña publicitaria. Los científicos más optimistas creen que se podrán recrear las condiciones en las que estaban las mentes de los publicistas en el momento inicial del diseño de estos anuncios.

No faltan, por supuesto, los investigadores que creen que un estudio de este tipo provocará un cataclismo planetario al generar agujeros negros que devoren instantáneamente toda la programación televisiva. No obstante, la mayoría de la comunidad científica se inclina a creer que tales singularidades serían insignificantes, no mayores que los microagujeros negros que se generan en el cerebro de los espectadores cada vez que oyen "sabeamixta".

4 comentarios:

Javier Chacón dijo...

Si es un acelerador de anuncios, ¿por qué los anuncios en él van más lento? A un 99% de la velocidad de Youtube es menos, no más. Aunque poco menos eso sí.

Por cierto, el acelerador de anuncios no es necesario, porque cuentan que hay un anuncio de mixta que cuando lo ves todas las preguntas del mundo se te resuelven en un instante. Aunque está claro que estos no son ese anuncio, pero sólo hay que buscar mejor.

Amarok dijo...

¡Un artículo genial!

Descubrir los componentes últimos de la materia probablemente sea más fácil que entender lo que se les pasa por la mente a los publicistas cuando tienen que crear un anuncio.

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho tu artículo.
Tan sólo una cosa: "ése" y "éstos" creo que no van tildados en castellano.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Quería señalar una errata en el artículo: en el primer párrafo, donde pone "haces de anuncios", léase "heces de anuncios". De nada