15 septiembre 2008

TABLA DE CONTRARIOS

Mal, muy mal. Mira tú que confundir el Sol con la Luna. TVE está atentando contra uno de los pilares de la tele y la civilización entera. Vamos a ver, el Sol es el día y la Luna es la noche, ¿no? Eso está clarísimo desde los pitagóricos. La noche es el terreno de la imaginación, el momento de los análisis superficiales, los debates a gritos, la diversión con programas ligeros que no obliguen a pensar, las tinieblas, el movimiento, la multiplicidad. Mientras que el día es el terreno del entendimiento, las cosas serias y sesudas, tan aburridas ellas, tan estáticas, tan cuadradas. Así que si “La noche temática” (sábados por la noche en La 2) quiere emitir un programa dedicado a las medicinas alternativas y otro a los extraterrestres, como hizo las dos últimas semanas, que se limite a hacer un espacio nocturno que es lo que toca.

Lo que no puede ser es que por la noche emitan reportajes serios, repletos de datos contrastados y den la palabra a especialistas en vez de a charlatanes. Por favor, señores, que esto no es un programa diurno, que para eso ya emiten “La aventura del saber” a media mañana cuando no ve la tele nadie. Pues ni caso. Hablan de medicinas alternativas y explican cómo las investigaciones serias demuestran que la acupuntura es sólo placebo. Hablan de extraterrestres y aquello es un desfile de biólogos, físicos, paleontólogos y astrónomos de primera línea poniendo los puntos sobre las íes: “Cuando vemos esos alienígenas con dos ojos, nariz y boca comprendemos que no pueden ser alienígenas, tienen que haberse desarrollado en la Tierra y compartir con nosotros un antepasado común, igual que ocurre con los animales que estamos acostumbrados a ver a nuestro alrededor y tienen cara”.

¡Por favor! Ya sólo faltaba que “Cuarto milenio” abandonara su horario nocturno de máxima audiencia y se convirtiera en una sección de una magacín matinal para que la tabla de contrarios pitagórica, luz/oscuridad, masculino/femenino, bueno/malo, se fuera a freír churros para siempre.

6 comentarios:

Rhus dijo...

El País Semanal me da muchos disgustos y no sé por qué sigo comprándolo. Ayer un artículo aseguraba alguna bobada sobre niños con poderes paranormales y tiré la revista al suelo de inmediato. Gracias a vosotros, ahora ya entiendo por qué: era de día.

Están entre nosotros, nos invaden y toda resistencia es poca. Tarotistas, cuartomilenaristas y sinvergüenzas que se cuelan entre nuestras defensas diurnas.

Estupendo repeinao del blog. Qué guapo.

Amarok dijo...

¡No me lo puedo creer! Nos estás engañando, ¿verdad? ¿En serio dejaron a los científicos hablar, en vez de llenar el programa de charlatanes?

Me alegro de que por lo menos por una vez se haya hecho algo así. A ver si las cadenas dan más pasos en esta dirección y dejan de concederles programas a individuos como J.J. Bénitez e Iker Jiménez.

Kaia Gui-Xiu dijo...

La noche es mi momento prédilecto, cuando puedo relajarme y prestar atención a las cosas que me interesan, no es momento para pensar si no para dejarse llevar por el influjo de la luna, divertirse con los nuestros y hacer balance del día.

Que no me lo estropeen con programas de tres al cuarto, aunque sean pocos los que se puedan salvar hoy en día.

Me alegra poder tenerte en la red Antonio, así puedo leerte en cualquier momento con un solo clic sin volverme loca buscando en la colección de recortes que tengo de tu columna. =^.^=

Javier Chacón dijo...

No te extrañe lo de Iker por las mañanas, ya que lo de día=Sol/noche=Luna es profundamente incorrecto. Como el Sol sólo sale de día, y la noche es contraria al día pero no tenía un astro claro, se le metió ahí la Luna. Ergo, conclusión errónea Sol y Luna complementarios.

La Luna también está de día, pero se la ve menos. Y también hay noches sin Luna. Lo que sí que es imposible son las noches con Sol, eso sí que no me cuadra...

TVE se ha lucido... de noche.

Upsusu dijo...

Hace tiempo que no paso por aquí pero si que poco que leo el periódico... tendría que felicitaros por algunos artículos que me han llamado mucho la atención pero ahora mismo no me sobra el tiempo.

Vengo a informar a un tercio de Antonio Rico que un lapiz de memoria con unas cuantas canciones africanas le llegará en breves...


Un beso y bonito cambio de look

Señor Insustancial dijo...

Todavía me acuerdo que, durante la emisión de ese programazo llamado "Hotel Glam", se invitó a los desocupados habitantes de ese plató a participar en una sesión de espiritismo que acabó con Yola Berrocal (modelo e intelectual) diciendo histérica "¡Qúítamelo! ¡Quítamelo!"...

Durante una semana entera ese otro programón que era A tu lado y el que dirigía María Teresa Campos estuvieron hablando del asunto con un rigor y una seriedad impresionante...entrevistaron a gente que ahuyentaba las malas vibraciones, Rappel discutió sobre el mal de ojo con Octavio Acebes y eso en horario de máxima audiencia...¡País!