13 septiembre 2008

SÍNDROME POSTBERTO


La última dosis

El síndrome postvacacional no sé, pero el síndrome postBerto puedo jurarles que es uno de los trastornos médico-existenciales más graves que puede llegar a sufrir a lo largo de su vida un fanático de la televisión. Su sintomatología es parecida a la del síndrome postvacacional, pero sumada a la del síndrome premenstrual, multiplicada por la del síndrome de las piernas inquietas, y elevada a la potencia del síndrome de abstinencia al tabaco. Si un veraneante aquejado del síndrome postvacacional puede sentirse desanimado cuando vuelve al trabajo, un friki de la Bertovisión que comprueba que el mejor programa de la historia de la televisión veraniega se ha terminado puede ser incapaz de reunir el átomo de fuerza necesario para apretar el botón del mando a distancia que le saque de La Sexta. Si una mujer que se encuentra durante esas dos o tres semanillas previas a la menstruación puede sentirse irritada ante pequeñas frustraciones, un aficionado a los talkshows es posible que se descubra el próximo lunes por la noche con un martillo en la mano y los restos del plasma que le costó 4600 euros salpicando cada esquina de la salita. Si un paciente aquejado del síndrome de las piernas inquietas puede pasar algunas noches en blanco ante las sacudidas de sus extremidades inferiores, un coleccionista de los mejores monólogos del mejor monologista que ha surgido desde el tito Andréu puede poner la tele el lunes y sufrir una pataleta tal que irrumpa en el piso de abajo tras pasarse varias horas dando patadas desconsoladas al suelo. Si un fumador que abandona el tabaco puede sentir ansiedad durante los primeros días, yo ya empiezo a notar los síntomas de un ataque de pánico al lado del cual "El grito" de Munch se convierte en "El nacimiento de Venus" de Botticelli.

Hace falta una solución y los ansiolíticos o los antidepresivos no van a funcionar. Hace falta que llegue Buenafuente el lunes y lo reviente todo con el mejor programa de humor que se haya visto jamás. Y seguramente lo hará a poco que haya aprendido de su alumno durante este verano.


Munch comprobando que se ha acabado "Buenafuente ha salido un momento"



Botticelli pintando feliz por la vuelta de "Buenafuente"

5 comentarios:

bfo dijo...

Pues bueno que se marcha Berto pues goodbye!!que quieres que le diga que llore de pena por el??pues no por la sencilla razón de que su humor lo tiene cayendo por la espalda que va llegar el momento de decir que lo tiene en la rabadilla.Tanto el como su tío o lo que sea no se merecen el éxito que están teniendo,no digo que sena de lo peor,pero darles un programa?eso ya no.Hay humoristas mucho mas grandes por ahí que no tienen su programa propio así que pediría encarecidamente que este programa desapareciera rápidamente o en tal caso que cambiaran al presentador, aunque si quitas al tío que lleva el nombre del programa quedaría mal..pero da igual lo siento

Esta opinión esta ejercida por un anti-buenafuente así que disculpen las molestias

Y si Pan creo que el castellano me gusta más

Saludos

Diógenes dijo...

Buenas, Antoñito. No sabía yo que tenías página web y todo. Está bien esto, hay que modernizase.
Los late night de este país son de lo más previsible y aburrido que hay. Después del descalabro del Mississipi, los intentos frustrados de Danpena3 lanzando programas tan casposos como Efecto F, presentado por Francis Lorenzo, un tío con menos gracia que un pan sin sal, El Maldita la Hora de Máximo Pradera y de a degeneración en que se acabó convirtiendo el Crónicas, llegó Buenafuente. Un tipo que lo único que ha hecho ha sido introducir monólogos y gags en el formato nocturno, además de asediarnos con el puto Chiki chiki, Por no olvidarnos de las odiosas gafas de pasta. Para ser gracioso, lo único que neCesitas son uns gafas de pasta y contar lo miserable que es tu vida.
La verdad es que da bastnte pena el panorama televisivo, Antoñito. Todo es buenrollismo o amarillismo del rancio. ¡Hasta se han cargao el CQC! ¡Hasta Wyoming ha perdido la gracia! Lo único que me prvoca risas es el anuncio del Jess Extender.
Bueno, no me lío más, Antoñito.
Un saludo afectuoso de un antiguo discípulo tuyo que estudia las entrañas de los medios.

Lorne Michaels dijo...

¡Joer con Diógenes y bfo! Ni que estuviesen contratados en "Saturday Night Live"...

Flipando...

Pan dijo...

Pues yo prefería Buenafuentes que crónicas y todos sus antepasados... ¡¡Pero CQC es sagrado!!

Bfo sólo te queda usar las tildes y ya sería perfecto.

Lilith dijo...

A ver, a ver... creo que se no escapa el verdadero aspecto clave de esta columna. ¿Dos o tres semanillas? Pero cuánta maldad, cuánta crítica, y cuánta lucidez. Ay...