29 diciembre 2009

DEJADLES SOLOS

Telecinco estrenó recientemente "Dejadnos solos", un nuevo reality infantil en donde ocho niños y ocho niñas conviven en dos casas separadas sin la presencia de adultos. "Dejadnos solos" tiene un único fallo: que no les están dejando solos. Mejor dicho, "Dejadnos solos" tiene tres únicos fallos: que a los niños no les han dejado solos en el pasado, que a los niños no les están dejando solos en el presente, y que a los niños no les van a dejar solos en el futuro.

¿Les han dejado solos a los niños en el pasado? María, 11 años, habla para el programa y asegura ser "supercoqueta", "incapaz de salir a la calle sin mis maquillajes y mis complementos", declarando después que de mayor quisiera ser "bailarina o actriz". No parece el testimonio de una niña a la que la hayan dejado sola anteriormente, sino el de una preadolescente a la que llevan muchos años aplastándole la cara contra un televisor que emite basura sexista. ¿Les están dejando solos a los niños en el presente? La cámara se mueve todo el rato su alrededor, acercándose y alejándose como nunca hemos visto en "Gran Hermano", de una forma que sólo es explicable por la presencia física de un técnico que lleva el objetivo al hombro y está actuando en la situación como cualquiera de los demás niños. No pueden ser sinceros los mimos que le entran a Álex, 10 años, porque echa de menos a su familia cuando hay un cámara filmando su cara de tristeza a menos de dos metros de distancia. ¿Les van a dejar solos a los niños en el futuro? Ariadna, 11 años, dice que no quiere crecer nunca, pero todos sabemos que este mundo de los realities termina convirtiéndose siempre en un almacén de juguetes rotos, y que hay que ser muy ingenuo para creer que un onceañero pueda ser carne de este negocio sin llenarse la cabeza de pensamientos extravagantes y tener que pagar facturas durante bastante tiempo después.

Sería estupendo que dejáramos solos a los niños de "Dejadnos solos". Se acabaría el programa y ellos y nosotros podríamos dejar de darnos el coñazo mutuamente.

4 comentarios:

david dijo...

Recuerdo cuando yo era un adolescente curioso de 15 años y provinciano, pensando que la verdad estaba en la gran ciudad, que obtendría la libertad que siempre anhelaba..y así era. Solo, en Madrid callejeaba el centro lleno de macarras, putas y vagabundos casi siempre con algún miembro amputado. No parecía el final de los 90. Un puñetazo de realidad en toda la cara. En ese momento deseé no estar solo para crecer del todo y tener la fortaleza suficiente para acercarme a ellos con mi personalidad formada. Los niños ahora están solos, compitiendo (en espacio radioeléctico) con putas, macarras y drogadictos..y alcaldes corruptos, pensando que la realidad es una, y no la suya. No les dejemos solos, aún para observar la realidad, todas las realidades.
Un post punzante, como debe ser.

FLoR dijo...

Ningún niño de esa edad puede pensar de esta manera. El programa no tiene ni pies ni cabeza. ¡Ya no saben qué hacer para entretener! Con esto han llegado demasiado lejos.

Elenía dijo...

¿Seguro que esto es legal? ¿A alguien le interesa ver a futuros concursantes de GH+camaereros+dueños de restaurantes crecer? ¿De verdad con 12 años no puedes salir de tu casa sin el maquillaje y tus "complementos"?

Todo esto y mucho más, en la siguiente década de la decadencia televisiva.

Tercera Opinión dijo...

Para que la telebasura prolifere, a su alrededor deben haber programas-basura, presentadores-basura, concursos-basura, concursantes-basura y lo más importante de todo: espectadores-basura.

Te invito a leer mi artículo:
TELECINCO Y LOS PADRESBASURA.

http://www.terceraopinion.net/2010/01/04/telecinco-y-los-padres-basura/