16 diciembre 2009

POST WYOMING ERGO PROPTER WYOMING

Canta el gallo y a continuación sale el sol. Todos los días. Nadie se atrevería a ponerlo en duda: es el gallo la causa de que salga el sol. Compruébenlo cuando quieran. María Albelo y Luis Gómez llevaban más de tres años intentando tener un hijo. Un día María se animó a seguir el consejo de una amiga e incluyó en su dieta unos suplementos de vitamina B. Un mes después ya estaba embarazada. Por tanto, queda probado que la vitamina B favorece los embarazos. ¿O no? Los días de la semana en los que la gente se levanta más tarde son aquéllos en donde se registran más accidentes de coche por la noche. La relación es casi perfecta. Así pues, podemos concluir que dormir la mañana provoca fallos en la conducción muchas horas después.

Estamos ante una falacia conocida como "post hoc ergo propter hoc", una forma errónea de razonar según la cual se concluye que el suceso A causó el suceso B por el mero hecho de que el suceso A ha ocurrido antes que el suceso B. "Después de eso, luego a causa de eso" podría ser una traducción del latinajo, aunque una adaptación algo más libre y algo más actualizada a la España actual tomaría la forma de "Después de Wyoming, luego a causa de Wyoming". Todo aquello que ocurra después de que Wyoming haya hecho algo que tenga que ver con ello ocurre debido a lo que hizo Wyoming que tuvo que ver con ello. Hermann Tertsch fue agredido por algún salvaje días después de que Wyoming hiciera en el programa de humor "El intermedio" un montaje creando frases surrealistas sobre asesinatos y rehenes a partir de una real suya que hablaba de asesinatos y rehenes. No importa que el propio periodista haya desvinculado ambos hechos o asegurado que él ha sido hostigado por energúmenos indignados con sus editoriales antes y después de "El intermedio"; los lógicos más preclaros del erial ya han concluido la relación causal entre A y B a partir de la mera secuencia temporal A-B. Así se razona. Cuando conviene, claro. Cualquier día silencian a todos los gallos como forma de evitar que salga el sol.

3 comentarios:

Amarok dijo...

¡Cómo le gusta a los de La Sexta meterse en problemas! Aunque la verdad es que los de otras cadenas están todo el día buscando que se burlen de ellos con esas declaraciones que hacen.

Esperemos que Wyoming siga haciendo su programa durante mucho tiempo... y que Esperanza Aguirre abandone la política (y el país, y el mundo... vamos, que desaparezca) lo antes posible.

david dijo...

Tuvo que salir Wyoming a dar explicaciones.. pero ¿explicaciones de qué? ¿de presentar un programa crítico?

Conexión en directo de Tertsch en el hospital pagada con mis impuestos madrileños. El victimismo es un recurso habitual cuando no se tienen argumentos para rebatir.
Sale Terscht a quejarse de la España cainita, como si fuera nuevo, y como si él fuera España...y vuelta la mula al trigo..

Elenía dijo...

Hay un grupo en Facebook que se llama "Yo pienso que Wyoming regala caramelos envenenados a los niños".

Pobre Wyoming...