21 diciembre 2009

THIS IS IT


Enigma resuelto. Elvis está vivo. Está en un cuarto forrado de leopardo dorado con una bata de seda mirando diez canales a la vez. En uno de ellos, ve cómo Michael Jackson acude en limusina al plató de “Sálvame Deluxe” a mostrar el resultado de la última cirugía antiestética. Ahora dice llamarse “Belén Esteban”, pero ya no engaña a nadie. El realizador del programa emitió sin querer unas imágenes de los pasillos de Telecinco en los que se veía cómo la Esteban avanzaba caminando hacia atrás, con ese estilo inconfundible del moonwalk que sólo imprime el auténtico Jacko.

Los rumores habían comenzado hace unos meses, cuando se decía que la revista “¡Hola!” había pagado un dineral por unas fotos en las que se veía a Belén Esteban descolgando peligrosamente a su hija Andreíta por la ventana para mostrarla a sus seguidores. La revista había decidido no publicar las imágenes por el mismo motivo por el que no publica las fotos comprometedoras que posee de diferentes miembros de la Familia Real, pero esta vez el tiro le salió por la culata. Como fue “Lecturas” quien primero publicó las imágenes de la última cirugía de la reina del pop, se dice que “Hola” sacará a la luz esas fotos en desagravio. En Telecinco lo saben todos, pero es gente muy indiscreta y no callan nada: sólo lo permitirán si luego recorre todos sus programas contándolo todo con cicatrices, pelos y señales.

La única escapatoria que le queda ahora a Belén Jackson es la huida hacia delante. Reducirse el mentón. Implantarse más pelo. Quitarse alguna costilla. Cambiar de nariz. Incrustarse córneas de colores. Hacerse un estiramiento de circunvoluciones cerebrales. Realizar un tratamiento de botox por inmersión para solidificar esas rebeldes esquinas de la frente que aún consiguen arrugarse y parecer humanas. Dejar de ser Peter Pan para convertirse en Robopop. Vivir en un quirófano y salir sólo para vender la exclusiva que le permita pagar la siguiente intervención. Será mejor así.

2 comentarios:

david dijo...

No seas cruel, por su hija ella maaaata.. y se opeeera. Todo sea por la criatura.

ANA dijo...

Esto es lo que escribía Jean Baudrillard en su libro Cultura y simulacro, y no me refiero al simulacro de cultura que pretende (o pretendía) ser la tv, sino a lo que el filósofo francés exponía sobre la realidad. La Esteban es el mejor ejemplo, ella no existe, a base de tanta cirugía la Esteban real se ha convertido en una representación de sí misma, según Baudrillard: Belén es abstracción "es la generación por los modelos de algo
real sin origen ni realidad: lo hiperreal"