22 diciembre 2009

SINCRONIZACIÓN


Sincronizado del todo no está, pero se deja ver

El último estreno de Cuatro está bien, pero tiene problemas de sincronización. Se llama “Vaya tropa”, se emite los domingos por la noche y utiliza el humor para poner “la actualidad patas arriba”. Ése es el problema: atrapar en un programa semanal una actualidad que cambia cada día y corre como una centella es imposible. Programas de humor como “El informal”, “La hora Hache”, “Buenafuente” o “El intermedio” nos han enseñado a reírnos por la noche de lo que ocurre por la mañana. Por eso, cuando vemos en un sketch al rey explicando a uno de sus nietos el caso Gürtel (una revisión de “El traje nuevo del emperador” en la que es la factura lo que resulta invisible), nos hace gracia, sí, pero nos parece que se refiere a algo que ocurrió en el paleozoico.

También estará bien Jota, ese personaje animado que comparte labores de presentación con Arturo Valls, pero también tiene problemas de sincronización. Jota será una virguería tecnológica en 3-D que se mueve aprovechando un programa puntero de captura de movimiento en tiempo real, pero no encaja el playback. No coincide cuando habla con el movimiento de la boca. Es muy superior a antiguallas como las hormigas Trancas y Barrancas, pero al menos a éstas se las reconoce, mientras que sabemos que Jota es una cabra porque lo dijeron doce veces.

Cuando supera los problemas de sincronización, “Vaya tropa” funciona bien. Como muestra está el hallazgo que supone la actualización de la música tradicional que hacen en el sketch de la Reggaetuna y los Hip-joteros. Pero la desincronización es mejor. Hace una semana el “Telediario 2” fue suspendido porque no coincidía la imagen con el sonido. Los tres millones de personas que lo vieron se partirán de risa cuando en “Vaya tropa” pongan patas arriba esa noticia de la actualidad de hace siete días dentro de un par de semanas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Era noche hache!!!! No la hora hache...hay que actualizarse en información televisiva...