01 junio 2010

LAS FUERZAS ARMADAS EN EUROVISIÓN

Segundo año en que uno de los programas más caros (si no el más caro) de RTVE presume de ahorrar dinero y sigo sin entender nada. No me atrevo a decir que la emisión de este año estuviera mal porque seguramente habrá gustado a los aficionados que lo siguen habitualmente, pero el “Acto homenaje del Día de las Fuerzas Armadas” debe ser replanteado, reformulado, refundado, realgo.

Hace unos años que se innovó en tan acartonado acontecimiento pero resultó insuficiente. Eso de que el pueblo español, agitando banderas de España, pite y abuchee a los representantes políticos elegidos democráticamente en las urnas por el pueblo español cuando acuden a representar a España a un acto institucional de homenaje a la bandera española… sí, tenía su gracia las primeras veces, pero ya empieza a estar muy visto. Hay que hacer algo más para disimular mejor la progresiva reducción de gastos de un acto que amenaza con quedar deslucido. Una anécdota simpática que dé bien en los telediarios es una buena opción. Los reyes hicieron su trabajo subiendo a la tarima y los locutores pudieron ponerse líricos señalando que, a pesar del traspié, la Reina no perdió la compostura ni la sonrisa y que la instantánea reacción felina del Rey salvó la situación demostrando su prodigiosa recuperación. La repera, pero nada si se compara con el revuelo que montó un tío con barretina en Eurovisión.

Así que para el año que viene hay dos posibilidades. Una: contratar a Jimmy Jump para que se cuele en el desfile y protagonice el que será el vídeo más visto en internet ese día. Dos: no mandar a nuestro representante a Eurovisión con una bailarina, unos arlequines y un soldadito de plomo en la coreografía, sino protegido por un batallón de soldaditos de plomo en formación de ataque, lo que puede sustituir el desfile del Día de las Fuerzas Armadas reduciendo gastos de forma realmente expeditiva. Voto por ésta, sobre todo si se acompaña de pitos y abucheos a nuestro representante.