19 febrero 2011

LA PARADOJA DE RICO

Estuvo bien la trifulca entre Fernando González Urbaneja, gran jefe de la Asociación de la Prensa de Madrid, y Paolo Vasile, gran jefazo de Telecinco, por saber quién es más y tú más pues anda que tú. Animada y eso. Pero mi polémica favorita de la semana es la que hubo entre RTVE y Telecinco por los derechos de emisión de los partidos en abierto de la Liga de Campeones para las temporadas 2012 a 2015. Como Telecinco cree que todo lo que da audiencia debe ser para ella y andaba por ahí malmetiendo, RTVE contestó con un comunicado. El primer punto dice: “RTVE está legitimada para optar a mantener unos derechos deportivos que actualmente ostenta”. ¿“Ostenta”? ¿No debería decir “detenta”? ¿O hubiera sido mejor conformarse con “posee”? ¿O apostar por colocar un “ostentóreamente” como hubiera hecho Jesús Gil y Gil?



Para conocer el significado de las palabras está el diccionario. Uno va, lo consulta y aprende. Gracias a él cualquiera puede comprobar si el comunicado de RTVE está bien o mal redactado. Aquí no lo vamos a decir. Aquí nos conformarnos con enunciar la “Paradoja de Rico”: Nunca busca nadie en el diccionario la palabra “Diccionario” porque si no la conoce no sabe dónde buscar y si la conoce no la busca. Solo la paradoja de Rico explica que el nuevo personaje que vive en Lunalunera con los Lunnis para explicar a los niños el significado de las nuevas palabras se llame Lunnipedia en vez de Luccionario.

Por ahora Lunnipedia ha explicado palabras preciosas como “invisible”, “poeta”, “abrazo”, “papagayo” o “cero”. Se trata de un robot muy simpático pero mucho nos tememos que el día que tenga que explicar las palabras “diccionario” y “enciclopedia”, le saltarán los fusibles, sufrirá un cortocircuito y se autodestruirá. Es la venganza de la Bruja Avería desde el más allá de “La bola de cristal”.