14 febrero 2011

JORDI, NO SEAS TONTO

Cuelga tú, Jordi González, no seas tonto. No podemos seguir así todo el rato. Tú diciendo lo que te sale da las narices y yo entrando al trapo como un niño. Anda, cuelga, cualquiera que nos esté oyendo pensará que somos dos adolescentes enamorados y de eso nada. Los dos sabemos que no nos queremos, así que cuelga, no me va a parecer mal que lo hagas. Ah, ¿no cuelgas? Pero, vamos a ver, si esto de contestar “tu puta madre” cuando alguien habla de telebasura ya lo había discutido hace unos años con Javier Sardá, el autor de la ocurrencia, cuando hacía crítica de televisión-espectáculo en “Crónicas marcianas”. Así que no me sienta mal que repitas la boutade, sino el empecinamiento.

Jordi, por eso es mejor que cuelgues y no sigas. Porque si añades que tu metedura de pata con el insulto se difundió y multiplicó por todas partes, y tus posteriores disculpas no, yo te contesto que justo eso es lo que hace la telebasura, hurgar en el reverso tenebroso del ser humano. Y tú volverías a repetir eso de la madre y vuelta a lo mismo. Así que cuelga. Y si dices que eres escéptico con la vidente de “Más allá de la vida” pero nunca le viste ningún truco, te contesto que colaborar a sabiendas con una manipulación de ese calibre por ganar dinero fácil es propio de la telebasura. Y vuelta otra vez. Y si dices que “de telebasura solo hablan quienes no trabajan en la tele pero les encantaría hacerlo”, te saco a relucir tus críticas a Patricia Conde (“aún no ha aprendido a leer el cue”) y a “Sé lo que hicisteis” (“es un programa completamente obsoleto”) que demostrarían que eres un crítico de televisión frustrado o que quieres ser Patricia Conde y trabajar en “SLQH”, que si un clavo saca otro clavo, un argumento ad hominem saca otro argumento ad hominem.

En conclusión, tengamos la fiesta en paz y terminemos esto. Venga, Jordi, cuelga ya. Vale, los dos a la vez. Una, dos y tres, ya.