27 noviembre 2014

COCA-COLA LA 1


Estimados jefazos jefacísimos de nuestra televisión pública: sé que andan apurados buscando aumentar las fuentes de financiación de sus cadenas. El truco del patrocinio de programas -es decir, endosar un anuncio de, pongamos, atún antes de, volvamos a poner, el capítulo final de “Isabel”- no cuela o cuela poco. La posibilidad de colocar marcas comerciales disimuladas en las ficciones de producción propia ya no es lo que era. No estéis tan deprimidos, yo tengo la solución. Miren lo que está haciendo la Comunidad de Madrid, abanderada de la vanguardia en la innovación empresarial. Pillaron Sol -la estación de metro central de toda la red madrileña- y pasaron a llamarla Vodafone Sol gracias a un convenio con la conocida marca de telefonía móvil (nota para los no madrileños: esto no es una coña; lo que cuento en estas líneas es surrealistamente real). Pillaron el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid y le cambiaron el nombre por el de Barclaycard Center -así, con la segunda palabra en inglés, que para algo es una dependencia pública de la capital de España- para publicitar tal tarjeta de crédito.

Pues vosotros igual, jefazos jefacísimos. La idea es no volver a sufrir la publicidad en la programación de las cadenas públicas, sino pasar a tener que soportarla ¡en el nombre de las cadenas públicas! Coca-Cola La 1; Tena Lady 2; La 1 Peugeot 208 Gti; Canal 24 horas Iberia; Sanex Teledeporte. Y se cambian todos los logotipos y las imágenes corporativas para poder acoger el nuevo nombre. No valdría cualquier patrocinio: deberían ser marcas potentes, que soltasen una cantidad de pasta notable y cuyo espíritu sintonizara con la cadena que patrocinasen: La 1 Corte Inglés; Clan TV Toys’r’Us, Canal 24 horas Evax Fina y Segura, La 1 Gürtel. O, ya puestos, la propia corporación RadioTelevisión Española podría llamarse RadioTelevisión Española Campsa o Endesa o la multinacional que sea a la que quieran entrar como miembros del Consejo de Administración ustedes, jefazos jefacísimos, cuando dejen el cargo que ahora detentan.