03 marzo 2015

ARGUIÑANO, BLANCO Y DORADO O AZUL Y NEGRO


Hay personas para las que Karlos Arguiñano es un cocinero blanco y dorado. Lo ven clarísimo. Pero para otros no. Para otros Arguiñano es un animal televisivo azul y negro. Y lo ven igual de claro que los anteriores. Supongo que todos ustedes tendrán su propia opinión porque ya habrán visto unos cuantos programas suyos. Y dirán que vaya tontería de polémica, con lo claro que está que Arguiñano es blanco y dorado. O azul y negro.

¿No ves las recetas? Ahí están, bien claras: blanco y dorado. ¿No ves los chistes? Nunca faltan: azul y negro. ¿Y las sartenes, las cazuelas y el perejil? No hay duda: blanco y dorado. ¿Y los disfraces, las canciones y las morcillas (las constantes añadiduras de palabras que hace, no las de comer)? Claro que no hay duda: azul y negro. El otro día cocinó unas sopas de ajo con chorizo de rechupete. Blanco y dorado. Pero, al cortar el chorizo, se refirió a la “lista Falciani”: “Hay otro tipo de chorizos de todos conocidos. ¿Cuánto dinero se han llevado los españoles fuera de España? ¡Y lo de los paraísos fiscales! Los capos… ¡vaya bacalao de personajes que tenemos! Es increíble, da vergüenza. Parece que iban ser el ejemplo de todos los españoles y son, son… ¡vamos!… Me gustaría que los echaran de España, lejos. Pero primero que devuelvan la tela”. Azul y negro. Pero hizo un tomate en salsa rico, rico y con fundamento. Blanco y dorado. Pero al sacarlo de la sartén, dijo: “Algún futbolista del Betis ha debido de tener un comportamiento violento con su pareja… Y los aficionados aplaudiendo, vitoreando al maltratador. Me parece terrible la violencia que se crea a veces en los campos de fútbol. Yo ahora no sé si iría con los niños al fútbol. Hay mucha violencia, desproporcionada. Una cosa es que en el fútbol puedas gritar y desahogarte; pero otra es que vitoreemos al maltratador”. Azul y negro.

Ostras, ¿de verdad dijo eso?, debería haber añadido “presuntamente”. Sí: “Rico, rico y con fundamento… presuntamente”.