10 marzo 2015

¿QUÉ LE DIRÍAS A DIOS?


Domingo, día del Señor. En la tele pública de un país de larga tradición católica, un veterano presentador pregunta a un famoso actor qué le diría a Dios. Respuesta: “Le diría: ¿cáncer de hueso en niños?, ¿de qué vas?, ¿cómo te atreves?, ¿cómo te atreves a crear un mundo donde hay tal grado de miseria que no es por nuestra culpa? No está bien, es absolutamente malvado. ¿Por qué debería guardar respeto a un Dios estúpido, caprichoso y mezquino que crea un mundo tan lleno de injusticia y dolor?”.

Ocurrió el mes pasado, en Irlanda. “¿Crees que así ibas a entrar al Cielo?”, preguntó entonces el presentador, Gay Byrne. Stephen Fry respondió así: “No, pero tampoco querría. No querría acceder de acuerdo a sus términos, que son injustos. Ahora bien, si muriese y allí estuviesen Plutón, Hades… Si fuesen los 12 dioses griegos, entonces tendría más de inclinación a aceptarlos porque no pretendían no ser humanos en sus apetitos, sus caprichos, su insensatez. No se presentaban a sí mismos como ejemplos de sabiduría, atención, benevolencia. Porque el Dios que creó este universo, si es que fue creado por Dios, es claramente un maníaco, un completo maníaco, totalmente egoísta. ¿Tenemos que pasar nuestra vida de rodillas agradeciéndoselo? ¿Qué clase de Dios sería capaz de eso? Sí, el mundo es espléndido, pero también habitan en él insectos cuyo entero ciclo vital es perforar los ojos de niños y volverlos ciegos. Devoran sus ojos desde dentro hacia afuera. ¿Por qué? ¿Por qué nos hiciste pasar por eso? Podías fácilmente haber obrado una creación en la que esto no existiese. Simplemente es inaceptable. ¿Sabes? El ateísmo no trata solo acerca de no creer que haya un Dios, pero asumiendo que haya uno, ¿qué clase de Dios es? Está claro: es uno absolutamente monstruoso que no merece el más mínimo respeto. Desde el momento en que lo hagamos desaparecer, la vida se volverá más sencilla, más pura, más limpia y más merecedora de vivirla, en mi opinión.

Aquí ni se hacen ni se emiten espacios así, pero TVE ha encargado un programa de entrevistas a Bertín Osborne que ya veréis, ya.

1 comentario:

Amarok dijo...

¡Genial respuesta de Stephen Fry!

Modificando un poco el dicho popular: con dioses como esos, no se necesitan demonios.