24 marzo 2015

JOSÉ RIBAGORDA, A "SUPERVIVIENTES"



Los servicios informativos de Telecinco son una vergüenza. Los habituales de esa cadena que los ven para sentirse informados solo pueden sentirse defraudados. No es solo que lleven años interrumpiendo las importantes noticias de sucesos (en las que algo chocó contra algo y a alguien le pasó una cosa con alguien) para contar tonterías sobre la situación internacional, leyes y chismes así. Es que a pesar de la cantidad de decisiones trascendentales que los españoles debemos tomar, en “Informativos Telecinco” no dan la información que deben para que se pueda ejercer con garantía el sagrado derecho al voto que decide qué concursante será expulsado del reality show que Telecinco tiene en marcha en cada momento.

Lo ocurrido con las elecciones andaluzas debería servir de revulsivo para que sus responsables tomaran buena nota y resolvieran la situación. Porque en la noche electoral del pasado domingo ya rebasaron el límite de lo tolerable. Telecinco acertó al no interrumpir su programación habitual con un especial sobre el avance de intención de voto a pie de urna o un seguimiento del recuento de votos en Andalucía. Estando las cosas como están de emocionantes es “GH VIP”, no es el momento de andarse con distracciones y tonterías sobre el futuro de Andalucía ni de España ni de nada. Gracias a esto, Telecinco pudo volver a dedicar íntegramente la noche del domingo a “GH VIP”, que aquello está que arde. Pero en “Informativos Telecinco” no se enteran.

Cuando la legión de seguidores de “GH VIP” veía tranquilamente las noticias mientras esperaba la llegada de Jordi González al plató con los últimos datos jugosos de la casa, José Ribagorda se empeñó en llenarles la cabeza con datos estúpidos sobre evolución del voto, matemática parlamentaria y pactos postelectorales. A este tío había que llevarlo a “Supervivientes” para que lo nominaran en cuanto fallara en una prueba de inmunidad. A ver si así aprendía.