11 octubre 2008

SIN DIOS DE LA MÚSICA


El Dios de la Música no existe. Lo descubrí el otro día, tras décadas siendo un ferviente creyente en esa deidad. No cabe ninguna duda: no existe ninguna entidad sobrenatural que vele por la música, que imparta justicia en ese terreno, que proteja las canciones de los ataques del Maligno.

¿Que cómo estoy tan seguro de que el Dios de la Música no existe? Pues muy sencillo: porque si el Dios de la Música existiera, el otro día en "El Hormiguero" cuando Pablo Motos anunció la próxima visita de los Jonas Brothers refiriéndose a ellos como "los nuevos Beatles" un rayo solemne, carnívoro y secular debería haber aparecido en medio del plató, debería haber golpeado ciegamente al presentador, haberlo elevado por los aires para lanzarlo posteriormente con suma violencia contra todas y cada una de las paredes del estudio, mientras una voz total, carbónica, de metal crispado, habría justificado el castigo con las palabras: "¿pero qué dices, tonto’l culo?". Si no sólo el Dios de la Música existiera, sino que además fuera un Dios en condiciones, rollo Antiguo Testamento, con un pronto que te cagas y un muy mal despertar, la condena por haber comparado a esos pijo-fachas casposos de los Hermanitos Jonas, -perversores de preadolescentes que nos han descubierto que el pop puede ser mucho peor de lo que "High School Musical" nos había hecho suponer-, con nuestros grandes amigos John, Paul, George y Ringo, debería haberse cebado igualmente sobre Marron, sobre Flipy, sobre Jandro, sumiéndolos a todos en un tornado de ira inflamable que debiera haber terminado con "El Hormiguero" entero convertido en un montoncito de cenizas del que no se hubieran librado ni Trancas y Barrancas.

Pero no pasó nada de eso. Pablo Motos anunció a los Jonas Brothers como los nuevos Beatles y el público aplaudió obedeciendo al regidor. Días después hizo como que entrevistaba a los Jonas Brothers y el público siguió aplaudiendo. Ese día cantaron el "vete a dormir", y "El Hormiguero" se perdió en la noche de un universo helado, cobrizo y sin Dios de la Música.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Existe, pero se toma su tiempo. Britney también decía que era virgen y esperaría (los anillos que llevan estos chikiprecios dicen "True Love Waits", y servidor se va a hacer con uno). El Dios de la música no fulmina, hace que un día tus discos no miren a nadie por encima del hombro, que te creas que de veras tienes talento y debes manejar tu carrera, que a ti te gusta eso del Rocanrol en serio y te bebes una cerveza por la mañana porque lo decía Morrison.
Y entonces llega. Llega la portada contigo bajando del coche sin ropa interior, desorientada en busca de basura con la que llenas tu casa y ocupas tus ratitos sin crack, el concierto en playback indisimulable o la foto con un billete enrollado en la mano.
Yo apuesto a que el primero en caer será el cantante, un día mirará su anillo y le parecerá leer "True God Waits", y así será.
J.
(A Pablo Motos le vamos a pasar esta, pero no es la primera)

Erosè dijo...

Qué más da que haya dios de la música o no si no hay dios que se comporte como tiene que hacerlo y, al finl, pasa lo que pasa, que sse producen errores, muchos y terribles errores. Ejemplos hay a patadas, uno de ellos son estos pininos.

Yo sí que valgo para la música. Muhahaha

True sex no waits

CARINA dijo...

hola..
un favor pasate por mi blog y lee el post de hoy ..si se te ocure algo para ayudar contalo , a ver si entre todos hacemos algo...
un beso y
gracias

Señor Insustancial dijo...

jonas Brothers es un producto Disney como hig School musical...¿Alguien esperaba que no dijeran esa gilipollez de los anillos de pureza?

El pequeño Hércules de la comedia comería las tripas del cadaver putrefacto de un grajo aplastado por un camión lleno de estiercol arrancándolas directamente del asfalto caliente por un par de puntos de audiencia más o sea que el hecho de que declare que son los nuevos Beatles me parece casi un pecadillo menor.

linitipo percolatti dijo...

Motos, por favor, vuelve a la radio de donde nunca debiste haber salido, que triste está siendo su caída.

Elenía dijo...

Lo único que sé es que promueven la abstinencia, son novios de la Miley Cyrus esa (yo tengo otro apodo para esa cría) y son demasiado jovencitos...

No me gusta su ideología ni cómo la promueven... aunque no me gusta ningún niño disney a excepción de Hilary Duff y su pop facilón y alegre.

Nosotros no tuvimos como roles a chicos adolescentes que promueven la abstinencia y salimos bien... y si no¡que nos comparen con la hermana de Britney!