29 octubre 2008

ANATOMÍA Y FISIOLOGÍA


Me gustó más el libro. Quiero decir, que me gustan más las tiras cómicas de la dibujante argentina Maitena que la serie de televisión inspirada en esas tiras protagonizada por María Adánez. O sea, que me divierto más con las “Mujeres alteradas” de Maitena que con los “Estados alterados” de La Sexta. En fin, que sí, que me quedo con el libro. Pero sería un error confundir una filiación con una explicación: “Estados alterados” es una serie de televisión que se lo debe todo a Maitena y al auge de las comedias de episodios cortos como “Camera café” o “Escenas de matrimonio” y, sin embargo, esa filiación no explica su fisiología.

La anatomía y la fisiología televisivas son cosas absolutamente diferentes. “Física o química” (Antena 3), por ejemplo, tiene una anatomía interesante, pero su fisiología es lamentable. La anatomía de “Buenafuente”, en cambio, es muy inferior a su fisiología. En el caso de “Estados alterados”, la anatomía tomada de Maitena y de “Escenas de matrimonio” no sirve para entender la complicada fisiología de una serie que funciona con capítulos de cinco minutos y se emite a partir de las cinco de la tarde. Dicho de otra forma, analizar la filiación anatómica de “Escenas de matrimonio” y concluir que las tiras de Maitena son más graciosas que las aventuras que viven los personajes de “Estados alterados” es como decir que la anatomía del Barça de Guardiola es inferior a la del Barça de Johan Cruyff. Vale. ¿Y qué? La fisiología del actual Barça funciona de maravilla, y acordarse ahora del “Drean team” es confundir una filiación con una explicación. El Barça de Xavi e Iniesta es perfecto para este momento futbolístico, y me parece que los episodios de cinco minutos de “Estados alterados” son perfectos para esa hora tonta del día en la que es fácil caer en la mala anatomía y peor fisiología del resumen de “Gran hermano”.

Buena fisiología televisiva para una buena post-digestión. Eso es todo. Y no hay por qué pedirle mucho más a una serie de televisión que no pretende descubrir el Mediterráneo ni llevar al ser humano a Marte, sino contar cuatro historias diferentes en la estrecha anatomía de veinte minutos vespertinos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No lo entendí muy bien.

Anónimo dijo...

he leido muchos articulos tuyos pero como este pocos. Buenisimo, y eso que no he visto la serie.

Lilith dijo...

Imagino que no seréis el mismo anónimo, pero si lo fueras sería un gran ejemplo de estados alterados.

El mejor chiste de Maitena que yo recuerdo (lo llamo chiste por decir algo, pero es una imagen vital como una casa) es el siguiente (lo transmito sin transcribirlo del todo, con la torpeza que me caracteriza en la rigurosidad documental):

- "Pero mujer, ¿por qué estás así?, si lo tenés todo: un trabajo importante, un marido que os adora, unos hijos increíbles, una casa maravillosa, incluso una mucama eficiente y barata... ¿qué más querés?"

- (con cara de atormentada) "Menos."