12 octubre 2008

MUJERES Y HOMBRES Y ARECIBO


La verdad está ahí fuera

La antena principal del radiotelescopio de Arecibo mide más de 300 metros de diámetro. Esta instalación, localizada en Puerto Rico, se dedica desde los años 70 a uno de los proyectos más fascinantes emprendido jamás por la especie humana: la búsqueda de inteligencia extraterrestre, SETI por sus siglas en inglés. De forma sistemática y paciente el radiotelescopio barre grado a grado la bóveda del universo recogiendo información con la esperanza de encontrar señales electromagnéticas que no puedan ser explicadas por causas naturales. Es tal el volumen de datos que se procesa desde este radiotelescopio que se ha puesto en marcha el proyecto SETI@Home, gracias al cual millones de personas de todas las partes del mundo ceden parte de la memoria de sus ordenadores personales para que se pueda usar con estos propósitos, dando lugar a una iniciativa planetaria de trascendencia cósmica que pasará a la historia de la humanidad.

Claro que, a lo mejor, el radiotelescopio de Arecibo está apuntando en la dirección equivocada. Si de buscar vida extraterrestre se trata, quizá la antena debería modificar su orientación, dejar en enfocar la constelación de Vega y apuntar a las sobremesas de Telecinco precisando las coordenadas exactas de "Mujeres y hombres y viceversa". Ahí sí que hay exobiología por un tubo, seres no basados en el carbono, formas de vida alienígenas que nos harían replantearnos nuestras teorías sobre el origen del universo. El programa que presenta Emma García sí que es un magnífico reportaje sobre especies animales exóticas y no los documentales que emite a esa misma hora La 2. Se trata, eso sí, de extraterrestres con los que sería difícil establecer contacto, dada su absoluta incapacidad para ocuparse de nada que trascienda el espacio comprendido entre su ombligo y el gimnasio. Por lo que quizá... no sé... bien pensado... a lo mejor en Arecibo deben seguir enfocando al espacio exterior. Al fin y al cabo, el proyecto no busca vida extraterrestre, sino inteligencia extraterrestre. Sí, la encontrarán más fácilmente en Vega.

2 comentarios:

Señor Insustancial dijo...

La pregunta es: ¿Son ellos o somos nosotros los extraterrestres? Es decir, siempre me parece que esta gente es mayoría. Yo siempre que veo este programa tengo la extraña sensación de haber sido trasplantado en este planeta y que, en realidad, provengo de Raticulín.

Un saludo.

Edu Galán dijo...

Ésa es la idea. ¿Quiénes semos los raros?