14 abril 2009

MORTALIDAD INFANTIL

Uno de los Ocho Objetivos del Milenio de la televisión mundial es acabar con las altísimas tasas de mortalidad infantil que padecen las Cadenas en Vías de Desarrollo. Es algo parecido a lo que ocurre entre los humanos: en los países ricos mueren antes de cumplir el primer año de vida el 9 por mil de los nacidos, y el 10 por mil mueren antes de cumplir los cinco años; en los países pobres estos dos índices alcanzan, respectivamente, el 108 y el 183 por mil. De la misma manera, grandes cadenas de países adelantados, -pongamos por ejemplo la HBO en los EE.UU. o la BBC en el Reino Unido-, registran tasas prácticamente insignificantes de fallecimientos entre sus programas bebés, pero a emisoras que han nacido ayer o que parece que han nacido ayer, -sean por ejemplo Telecinco en España o Antena 3 en España-, se les mueren el 50, el 60 o incluso el 80 por ciento de sus recién nacidos antes de que puedan llegar a cumplir sus cinco emisiones.

Viene esto a cuento porque durante estas semanas estamos asistiendo a una auténtica avalancha de nuevos nacimientos. Hace poco vieron la luz bobadas solemnes como "Guerra de sesos", "20p" o "Elígeme". En los próximos días llegan el "¿Ahora qué?" de Flo y Josema, "La tribu" de Sardá y sus Intocables, un engendro-reality sobre adelgazamiento llamado "Cuestión de peso" que ya desde sus primeras ecografías daba muestras de estar gestándose con graves deformaciones, la serie norteamericana "Gossip girl" que a priori puede colocarse en cualquier punto del continuo que une lo sublime con lo espantoso. And so on. La mitad de estos programas morirán en pocas semanas víctimas de enfermedades congénitas o desnutrición de audiencias, y la mortalidad infantil seguirá siendo altísima temporada tras temporada mientras el responsable del Departamento de Proyectos de cada cadena mire con un ojo a la repetición de clichés con algún detalle cambiado y con el otro al éxito inmediato nada más nacer.

6 comentarios:

Edmond dijo...

La culpa de que los programas jóvenes no sobrevivan es de los padres. Sus cadenas, impacientes por conseguir un éxito inmediato los sacrifican si se caen nada más empezar a caminar, sin tan siquiera dejarles ir a gatas. Sus productoras, que cada vez dan peor de comer a sus criaturas y las llenan de contenidos prescindibles.

Theo dijo...

Y parece que en La Sexta se han contagiado de la mortalidad infantil... PEro, con Edmond, creo que las tasas de mortalidad estan en los genes de los progenitores, de muy mala calidad y con pandemias latentes. La basura no es lugar donde alumbrar nada que se pretenda que sobreviva, por muy ojos azules que tenga.

saludos!

Elenía dijo...

Gossi Girl ya va por la segunda temporada en EE.UU y batiendo récords de audiencia. La verdad es que me gusta en parte, aunque su protagonista (Serena)una líder cursi y autocompasiva con problemas estúpidos de niña consentida que quiere renegar de su herencia y hacerse pseudo hippie.

En cambio es interesante que saquen a su mejor amiga Blair, que se está recuperando de un trastorno alimenticio, y al novio de ésta, que en vista de la incopetencia y corrupción de su padre tiene que hacerse cargo de una madre débil que ha vivido toda su vida bajo la protección de su marido. Eso sí, todo esto suavizado con los bolsos de 10.000 $ de Dior.

Lilith dijo...

Érase una vez tres programadores de TV.

El primero sólo veía rotundos éxitos de audiencia y con su corta visión tropezó en los guiones de tal manera que se hizo viejo queriendo ir lejos, a donde no llegó.

El segundo sólo veía sólidos guiones e inteligente fidelización de audiencia pero no pudo ver la financiación que vencía a su pie, y revolcado siempre se la pasó, y se hizo pobre queriendo ir lejos, a donde no llegó.

El tercero, para nunca hundirse o arruinarse, una pupila llevaba en la audiencia y otra en la permanencia en antena, pero cuando vino el tiempo de resumir ya su mirada estaba extraviada entre el share y el histórico, y se hizo guionista queriendo ser programador, a donde no llegó.

Grom el Único dijo...

Pues no es por nada, estimado Antonio, pero para mí todos esos programas han surgido de las mentes de sus creadores antes de cumplir el correspondiente periodo de gestación.

Que son abortos, vamos.

mrplzfrndz dijo...

esque la verdad es que esos programas son algo así como fetos de cuatro meses: no están preparados para salir a la luz...pero bueno, qué le vamos a hacer...

Eso sí, por dios, no metamos en el mismo grupo a Serena y a Sardá, que es como meter a house y al doctor mateo...