06 abril 2009

BUSCADORES DE AMANECERES


Podrían estar gritando en medio de una tertulia amañada o engordando la basura emocional a la que se dedica buena parte de sus compañeros de profesión, pero Marta Reyero y Miguel Ángel Oliver, -periodistas de fondo, como los corredores que saben que el verdadero prestigio se gana únicamente en las carreras largas-, han preferido tomar la palabra en este preciso 2009 y en esta precisa España para pedir fotos de amaneceres con las que articular la promoción de toda una serie de proyectos en África vinculados, por ejemplo, al turismo solidario y sostenible a través de microfinanzas. Pocos conceptos aúnan una representación visual tan potente con una riqueza simbólica tan densa. Pocos conceptos son tan necesarios en un continente para el que la noche lleva demasiado tiempo siendo demasiado larga.

En amanecerporafrica.org se puede encontrar toda la información sobre la iniciativa: la larga cadena de periodistas que respondieron a la llamada de los promotores, buscadores de amaneceres y salvapantallas, la forma en como enviar tu foto. También la manera de contribuir de modo más contundente: cuentas bancarias y SMSs con los que materializar lo que en común están narrando todas las imágenes. Ejemplos de proyectos que ya están siendo llevados a cabo en Gambia. Y en la página de inicio un estremecedor collage de cielos que despiertan tal y como una vez vistos jamás serán olvidados por los participantes en "Amanecer por África".

Necesitamos fotos de amaneceres. Miles de fotos de amaneceres formando un gigantesco mural lleno de testigos de que cada rincón del mundo, cada persona, se reinicia una y otra vez gracias a un único sol que compartimos. La luz lo cambia todo y Reyero y Oliver, -grandes periodistas en medio de una profesión de sombras y tinieblas-, están reuniendo miles de primeros rayos para demostrar de una maldita vez, -no, bendita-, que sí por mucho madrugar amanece más temprano.

1 comentario:

Theo dijo...

Muchas gracias por darme a conocer una iniciativa magnífica! Supongo que tanto tiempo apartado de los canales de televisión me hace perder también algunas cosas buenas. Son magníficos profesionales como periodistas y, por lo tanto, no esperaría otra cosa que compromiso de ellos. No esperaría otra cosa si este fuera otro país y la nuestra otra televisión; teniendo lo que tenemos, es una maravillosa y refrescante excepción. Supongo que por eso están en Cuatro y no en T5...

Saludos!