19 abril 2009

PIM PAM PUM


Evaristo en "La Tribu".

Noche del viernes, estreno de “La tribu”, artillería lista para disparar. Javier Sardá vuelve a Telecinco, gatillos martillados. Llega acompañado por Mercedes Milá y Boris Izaguirre, munición en abundancia. El primer invitado es Evaristo Mejide, zafarrancho de combate. Pero luego, ya en el cuerpo a cuerpo, no hubo valor para disparar.

Todos sabemos que el Sardá y la Milá son dos animales televisivos capaces de lo mejor y lo peor. Y si por separado llenan el plató y juntos hacen saltar chispas. Ella ya había compartido programa con otro gigante, Jesús Hermida (“Sin límites”, Antena 3) hace diez años. Entró en el plató como Pedro por su casa destrozando la decoración inicial del plató (que imitaba rascacielos, al estilo de los late nights de Pepe Navarro y Buenafuente) porque no le gustaba. Todo un guiño. Él, acostumbrado a ser el rey del circo marciano sin necesidad de entrar en la jaula de los leones, evitó quedar arrinconado por la Milá saltando al centro de la pista y metiendo la cabeza en las fauces de Risto. Ante tanta sobreactuación, Boris Izaguirre quedó reducido a nada, sin encontrar su perfil de enfant terrible afectado y gritón. El cuarto pilar del programa, Carlos Latre, volvió a demostrar que es un genio, pero sigue necesitando invertir más en guiones y menos en maquillaje.

Las dos horas y media de televisión de “La tribu” no fueron para tirar cohetes, pero mostraron un formato lo suficientemente abierto como para poder esperar de él, en el futuro, momentos de buena televisión. Si la noche del viernes hubiera que disparar contra alguien, sería mejor hacerlo contra Jaime Cantizano y su “Dónde estás, corazón”. Pero poco le importará a él que desde este rincón le disparemos cuatro tiritos en el zapato que no le harán ni cosquillas. Si es que con esta munición…

2 comentarios:

mileuristaporuntiempo dijo...

Yo, que adoro todo lo que hace Sardá (y Jon Sistiaga) esperaba la noche del viernes frente a mi televisor....a los 40 minutos de programa ya estaba dormida...Me recordaba a crónicas y sino logra la audiencia deseada cada vez se parecerá más...No entendi las sobreactuaciones, la Milá me superaba, Boris era lo de siempre y Latre ..Latre es Latre pero no acaba de encajar en ese circo...

Rkan dijo...

Desconocía totalmente (gracias a dios) que esta "gente" estaba a punto de estrenar un programa. Leo entonces tu artículo y pienso: bueno, demos le una oportunidad. Vale, vamos a ver el vídeo que incrustaste. Tras 20 segundos tengo que quitarlo.... realmente es desagradable de ver.