22 abril 2009

XIII EL BREVE

Después de tropecientos capítulos, la serie “Amar en tiempos revueltos” (TVE-1) no ofrece síntomas de agotamiento. Funciona. Después de un capítulo, la serie “XIII” (Canal +) no ofrece síntomas de agotamiento. Funciona. La comparación entre las dos series no es tan descabellada si tenemos en cuenta que “XIII” es una miniserie de dos episodios, así que el primer (y penúltimo) episodio emitido el pasado lunes fue como ver el episodio número cien de “Amar en tiempos revueltos”. Estamos deseando que llegue el próximo lunes para ver los siguientes cien episodios de “XIII”.

La miniserie “XIII” está basada en el cómic belga del mismo nombre inspirado en la novela “El caso Bourne”, que dio origen a la famosa saga cinematográfica protagonizada por Matt Damon. La presidenta de los Estados Unidos es asesinada. Un tipo que no recuerda nada de su pasado, y que tiene tatuado el número XIII, es el principal sospechoso. Misterio. Acción. Buenos actores. Dos episodios. Y así está bien. El tamaño no importa. Pipino el Breve, padre de Carlomagno, apenas medía 1,40 metros de estatura, pero su espada de ceremonias tenía 1,83 metros de longitud. Una buena serie de televisión no tiene por qué alargarse hasta el infinito y más allá. Como Pipino el Breve, “XIII” es una serie pequeña de estatura pero con una imponente espada de ceremonias, estupenda para atrapar al espectador mientras llegan las semifinales de la Liga de Campeones.

“XIII el Breve” no es “XIII en tiempos revueltos”. Hay series que se disfrutan como si fuera un sorbete, y series que se convierten en parte de la rutina diaria, como ducharse, comprar el pan o abrir el buzón. El emperador Nerón, casi el inventor del sorbete, mandaba a sus mensajeros más veloces que le trajeran nieve de las montañas, que luego mezclaba con pulpa de frutas y miel. A veces, dependiendo de nuestro humor, los espectadores también mandamos a nuestro televisor que nos traiga series nevadas con las que poder hacer un rico sorbete en nuestro salón. Es así de sencillo. Dos sorbetes de “XIII” para acompañar la dulce rutina de “Amar en tiempos revueltos”. Dos episodios con pulpa de James Bond grunge y miel amnésica. Funciona.

1 comentario:

pecadorimpecable dijo...

No vi los primeros 100 episodios de esa serie. Pero tampoco sabía que Pipino era tan pequeño ni que Nerón inventó el sorbete. ¿Por qué Canal Plus emite tantas series como XIII? Un saludo y gracias por tus artículos.