18 abril 2009

BRISAS Y VENDAVALES


Este vídeo está puesto sólo para decorar. Yo que tú no lo vería, forastero

Entre los proyectos que está preparando Telecinco para reflotar una programación que hace aguas por los cuatro costados está la recuperación de “Veredicto”. Si han sentido un escalofrío recorriendo su espalda es que recuerdan que esa fue la puerta por la que entró Ana Rosa Quintana en nuestros televisores y se quedó para siempre. Da miedo pensar las vueltas de tuerca que estará dándole Televasile al viejo proyecto para que destile el morbo 2.0 que necesita la casa para seguir descendiendo a los infiernos, pero podemos curiosear viendo lo que son capaces de hacer con esta idea en otros sitios.

Una cadena holandesa emite “Abogado del diablo”, un bonito programa en el que juzgan a “sospechosos de crímenes horribles” acusados de tres cargos ante un jurado popular. Los resultados son curiosos. Osama Bin Laden, por ejemplo, fue declarado inocente porque el jurado no consideró suficientemente probada la acusación de que fundó y lidera Al Qaeda, ni que instigara los atentados del 11 de septiembre en EEUU (esto sería, como dijo su abogado defensor, más una ficción creada por políticos occidentales que un hecho probado). Fuerte, ¿verdad? Pues unos días después, el programa juzgó a otro “sospechoso de crímenes horribles”: ¡Benedicto XVI! Fue declarado culpable por las declaraciones que hizo contra el uso del preservativo en África, donde viven el 67% de los infectados con el virus del VIH y ya se han registrado 17 millones de muertos por sida. Según el jurado popular el Papa es culpable de las muertes causadas por el sida en África, pero también de discriminación a las mujeres y a los homosexuales. Sólo salió airoso de la acusación de antisemitismo por las dudas y tardanza en distanciarse del obispo negacionista del Holocausto Richard Williamson.

¿Será capaz Telecinco de hacer un “Veredicto” así? Y, sobre todo, ¿soplaría en Fuencarral el Espíritu Santo con el hermoso y recio vendaval con que lo hace en la Capilla Sixtina cuando hay fumata blanca o sería algo más parecido a esa leve pero molesta brisa que sopla en Holanda?

1 comentario:

Edmond dijo...

Sabedores de lo que interesa, o al menos creyéndose que saben lo que interesa a la gente, juzgarán los crímenes de moda, aquellos que copan la mayor parte de la programación. ¿A alguien en este país le interesa Osama o Ratzinger Z? No. Pero oye, si hay que mandar un SMS o llamar a un 806 para declarar a Miguel Carcaño culpable, se forran.