21 mayo 2009

MURALLA 1973

El detective Sam Tyler es atropellado en 2008 y despierta en 1973 mientras suena “Life on Mars”, la canción de David Bowie. Así empieza “Life on Mars” (Canal +), adaptación norteamericana de la famosa serie británica con el mismo título, que también inspira la serie “La chica de ayer” (Antena 3). El detective Tyler tiene que acostumbrarse a un mundo en el que no existen los teléfonos móviles, a unos métodos que están muy lejos de los de Grissom en “CSI”, y a unas horribles camisas con enormes cuellos. ¿Cómo es el Nueva York de los 70 desde Marte? ¿Cómo es el Nueva York de la guerra del Vietnam y del escándalo Watergate desde “Life on Mars”?

Sam Tyler tiene que encontrar a un asesino en serie que retiene veinticuatro horas a sus víctimas antes de matarlas. Y no sabemos muy bien si el detective es un viajero en el tiempo, o si está en coma, o si todo es producto de su imaginación. Y en la serie sale nada más y nada menos que Harvey Keitel interpretando a Gene Hunt, el típico poli duro. Pero ni la trama detectivesca, ni las dudas metafísicas, ni la presencia del gran Keitel consiguen apartarnos de los años 70. El problema de “Life on Mars” es que está tan bien hecha que lo que es nos distrae de lo que dice. La ambientación es perfecta, la música de la época que acompaña las andanzas de Tyler es deslumbrante, y todo huele tanto a los 70 que, la verdad, nos importa un bledo el asesino, los viajes en el tiempo y el poli duro. La NASA ya desmintió que la Gran Muralla china es la única obra construida por el hombre visible al contemplar la Tierra desde el espacio, pero la NASA no tendría problemas en aceptar que la Gran Muralla televisiva es casi lo único perfectamente visible desde nuestros salones. La vida cotidiana en tiempos de Franco es lo que se ve en “Cuéntame cómo pasó”, la época de Enrique VIII es lo que se ve en “Los Tudor” y los años 70 son lo que vemos en “Life on Mars”. Vaya responsabilidad.

Desde Marte (es decir, desde nuestros días), y con música de David Bowie, viajamos a los años 70, pero nos interesan más los enormes cuellos de las camisas de Tyler que el asesino o saber si todo no es más que un sueño. De la Gran Muralla china nos importa, sobre todo, que se vea desde el espacio. No para qué se construyó.

5 comentarios:

Elenía dijo...

Ay los 70 ¡qué tiempos aquellos! A mí sinceramente me suenan a viejo, a anticuado. Pero ya lo dice mi madre, que cuando le digo "es que es tan de los ochenta/noventa" parece que hablo de Jurásico.

Theo dijo...

Nací seis meses antes de que Arias Navarro llorara por televisión la noticia que, según mis padres, fue lo único bueno que tuvieron los setenta, así que no recuerdo nada de esa época... pero si me dices que la ambientación es tan preciosista, estoy deseando ya que la hagan aquí, pero la original, no el remake de A3, que por mucho Alterio que sea no deja de olerme a garbanzos recalentados.

saludos!

Mal Perro dijo...

¿Soy el único al que le parece que lo mejor del remake de Antena 3 (¿o 3.0.?) es la interpretación de Antonio Garrido? Y yo pensando que se iba a quemar en Identity y pasaría a ser el nuevo Ramón García...

(¿soy el único al que le gustaba Identity?)

key dijo...

eso ma pasa con mad men, es tan fuerte la ambientación y el maquillaje... sobre todo el maquillaje que me olvido de las tramas.

carlitos dijo...

En el 2030 haran una serie TV sobre un tipo que viaja al año 2001 para evitar la destruccion de las Torres Gemelas; pese al impacto cultural

------------------------

Que obsesion tenemos en esta GENERACION por los 70s, en realidad eran una mala epoca para vivir (drogas, crisis economicas, represion politica), creo que todavia no nos acostumbramos a tanta libertad